Cómo ahorrar al comprar artículos de puericultura para transportar al bebé

Cómo ahorrar en el transporte de bebés

El día en que una pareja tiene su primer hijo los gastos se empiezan a multiplicar porque con el niño llegan, entre otras cosas, diversos artículos de puericultura destinados a transportarle de un sitio a otro. Los niños no caminan hasta que tienen un año (más o menos) y no caminan con soltura hasta que tienen 3 ó 4 años, por lo que hasta ese momento son muy útiles cochecitos, los portabebés e indispensables las sillitas de coche, para que vayan seguros cuando los llevamos en nuestro vehículo.

No son artículos económicos precisamente y tienen además el problema de que enseguida se quedan pequeños, porque los niños crecen muy deprisa. Ante este panorama puede ser interesante saber dónde conseguir sillitas de coche, cochecitos y portabebés a un precio económico, conocer hasta qué punto son necesarios todos los artilugios que nos ofrecen y ver qué otras alternativas hay para ahorrar un poco con todo ello.

Los cochecitos de bebé

El cochecito de bebé es el elemento de transporte más conocido porque es el que nuestras madres utilizaron con nosotros y el que todos los padres de hoy en día compran. Existen muchos modelos y versiones, siendo los más recomendables los que constan de un chasis al que luego se le acopla el capazo, el “maxi-cosi” o huevo (es una silla de bebé rígida que sirve tanto para llevar al bebé por la calle como para situarla en el vehículo durante los primeros meses) y la silla, para cuando el bebé ya tiene algunos meses y puede ir sentado.

Ahora bien, que sea el más conocido no quiere decir que el cochecito sea imprescindible y muestra de ello es que los primeros cochecitos que pudieron ser utilizados por familias de la clase media aparecieron en el año 1920. Dicho de otro modo, lo de toda la vida no son los cochecitos.

Nuestros padres los usaron porque no había otra cosa, en un tiempo en el que a los médicos les parecía lógico y hasta recomendable que los bebés lloraran. Hoy en día se recomienda que atendamos a los bebés, que no les dejemos llorar, porque se considera que la necesidad de afecto también debe ser satisfecha. Esto quiere decir que si un bebé llora en el cochecito (algo muy habitual), debemos atender a su necesidad de afecto y cariño cogiéndole.

Como muchos padres y muchas madres han acabado por la calle llevando a su bebé en brazos y al cochecito en la otra mano, son muchas las parejas que están empezando a utilizar los sistemas de transporte de bebés que realmente son de toda la vida, las telas y trapos que permiten llevar a los niños colgando de nuestro cuerpo y que han derivado en los portabebés actuales.

Si de ahorro hablamos, no hay mayor ahorro que el que supone no comprar algo que puede ser prescindible, como un cochecito de bebé con todos sus accesorios. Si esto puede sonar demasiado exagerado y se quiere comprar cochecito sí o sí, lo recomendable sería comprar un cochecito sin capazo porque sólo se usa las primeras semanas y suelen ir mejor en un portabebés, porque para el coche es más seguro el “maxi-cosi” y porque enseguida, cuando ya tienen unos 5 meses, se puede utilizar la silla.

Consejos para ahorrar en la compra de los cochecitos

Tras el primer consejo para ahorrar en la compra de los cochecitos de bebé, que es el de no comprarlo, y tras el segundo, que es el de si lo compras, no cojas el capazo, las siguientes opciones serían las siguientes:

  • Conseguir que alguien te lo compre como regalo (la madre, la suegra, la hermana, o toda la familia junta) o conseguir un cochecito usado que ande guardado en cualquier trastero (los cochecitos se quedan pequeños enseguida y suelen guardarse prácticamente nuevos), para ello deberíamos contactar con nuestras amistades para ver si tienen el cochecito y nos lo pueden prestar.
  • Tratar de encontrar uno de segunda mano a buen precio. Además de los anuncios clasificados de nuestra ciudad es recomendable movernos por los sitios de venta de segunda mano habitual en internet: ebay y segundamano.
  • Buscar en otras páginas de compra venta dirigidas exclusivamente a vender artículos de bebé. Cuatro posibles ejemplos son Parabebes.com, Segundamanobebe.com, Bebeanuncios.com y Megabebe.com.
  • Comprarlo nuevo, pero por internet. Si finalmente unos padres se deciden por comprarlo nuevo, pueden encontrarlos a buen precio en las tiendas online Pixmania, que tiene un volumen de venta muy elevado y ello le hace poder vender a precios más bajos y Amazon.co.uk, con precios aún más bajos, pero teniendo en cuenta que es la página de Reino Unido (en la española no tienen, por el momento, artículos de puericultura).
  • Alquilar el cochecito los días que vayamos a necesitarlo realmente. No es la opción más económica si le vamos a dar mucho uso, pero por si acaso puede ser interesante saber que existen páginas de internet como Alquiler carrito Bebé, donde una pareja puede alquilar el cochecito de bebé durante el tiempo que estime oportuno por un precio de entre 2 y 6 euros al día según el modelo.

Cómo ahorrar en la compra de un portabebé

Otro sistema de transporte de bebés, otra manera de llevarlo para no abusar de los brazos (que no es que sea malo para los bebés, ni mucho menos, sino que es simplemente agotador a nivel físico para quien lo lleva) son los portabebés. Tienen la ventaja llevar al bebé cerquita de papá y mamá, cosa que les hace estar más tranquilos, y que adoptan posiciones (con las piernas abiertas) que ayudan al correcto desarrollo de sus caderas.

Son mucho más económicos que un cochecito, pueden llevarse en cualquier sitio y tienen la ventaja de puedes caminar tranquilamente en sitios donde hay mucha gente, donde un cochecito suele molestar. La pega es que no le puedes colgar las bolsas de la compra ni puedes guardar demasiadas cosas en ellos (tienen bolsillos, pero nada que ver con una cestita, claro).

Hay muchos modelos, desde foulards hasta portabebés con tiras para los hombros y para la cintura pasando por las mochilas. Unos son más prácticos que otros y otros son más versátiles que los unos, por lo que es difícil decir cuáles son mejores que los otros. Lo ideal es probarlos, conocerlos y ver cuál se ajusta más a nuestras preferencias. Lo bueno es que, aunque no son baratos, al no ser el desembolso el mismo que el de un cochecito unos padres pueden comprar más de un modelo, según el clima (algunos portabebés dan mucho calor al porteador), la edad y tamaño del bebé, etc.

Los consejos para ahorrar dinero en la compra de un portabebé son los siguientes:

  • Tratar de conocerlos antes de comprar, por ejemplo en alguna tienda cercana. Una vez probados, comprarlo ahí o buscar en internet el modelo en cuestión, para comparar precios, en páginas como Crianza Natural, Mimos y Teta o Trapitos y nudos.
  • Pedir un portabebés prestado, si sabemos de alguien que los ha utilizado, o comprarlo de segundamano. Para ello se puede buscar en los mismos buscadores que comentamos con los cochecitos (ebay, segundamano y los dedicados a bebés) y, por ejemplo, en el mercadillo de Crianza Natural, un portal web con un foro muy activo donde muchas madres utilizan portabebés.
  • No comprarlo. Es el superconsejo para ahorrar en la compra de un portabebés, porque se puede hacer en casa si uno quiere. En RedCanguro nos explican cómo podemos hacer un Mei Tai, que es uno de los portabebés más ligeros y más fresquitos que hay.

Cómo ahorrar en la compra de la silla para el coche

Las sillas para el coche son el sistema de fijación adaptado para los bebés y niños que posibilitan que vayan seguros dentro de un coche. Contrariamente a lo que sucede con los elementos comentados anteriormente, son imprescindibles, es decir, no se puede decir: “el mejor modo de ahorrar es no comprarlas”, porque si los niños van a hacer uso del coche deben ir bien protegidos y sujetos.

La recomendación en este caso es muy similar a la que os hemos ofrecido con los cochecitos de bebé: tirar de sillas de segunda mano de parientes o amigos que ya no las utilicen o comprarlas también de segunda mano en las páginas de anuncios comentadas.

Si queréis comprarlas nuevas los precios más económicos los encontraréis también en Pixmania y en Amazon.co.uk. Por poner un ejemplo, una silla elevador Romer con Isofix que en una tienda física de España tiene un precio de 242 euros puede conseguirse en Pixmania por algo menos de 190 euros. Luego, entre Pixmania y Amazon podemos encontrar también diferencias de precio más o menos importantes, siendo Amazon, por lo general, más económico aún (debemos contar, en ambos casos, con los gastos de envío, aunque aún con ellos seguimos ahorrando bastante dinero).

Foto | Gagilas

ArmandoArmando Bastida Torres es enfermero de pediatría en un Centro de Atención Primaria, es editor del blog Bebés y más desde hace más de 3 años y tiene un blog personal, El Mundo de Armandilio, donde entre otras cosas habla de temas relacionados con la paternidad y los bebés. Es padre de tres hijos de 6 y 3 años y de un mes el más pequeño.

En Naranja | ¿A qué gastos se enfrenta tu familia con un bebé?

Conversación

  • brunobizone

    Tienes mucha razón. Ahora más que nunca hay que ahorrar a la hora de comprar las cosas para el peque. Yo sobretodo miro en todas las tiendas online para comparar y si es más barato y merece la pena pues compro. En la mayoría de casos compro online por lo que me ahorro.