Cómo comprar material escolar barato en cinco pasos

La vuelta al cole marca el fin de las vacaciones para los niños y el comienzo de la “cuesta de septiembre” para los padres. El coste medio de la vuelta al cole asciende a 846 euros por hijo, según un informe realizado por la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI), mientras que la OCU eleva a 1.824 euros la media de gasto anual por alumno. 

El gasto que supone para las familias el inicio del curso escolar puede hacer temblar la economía familiar, sobre todo después de los extras de las vacaciones. La mayor parte de este gasto corresponde a la compra de libros de texto seguida por la compra de material escolar.  Si no hemos sido previsores adelantando la compra de los libros de texto antes del verano, todavía estamos a tiempo de ahorrar en la compra del material escolar siguiendo estos consejos.

1. Comprar los libros de segunda mano

En las familias es habitual pasarse los libros de unos hermanos a otros cada año, pero también existe la posibilidad de comprar libros de segunda mano, que tienen la ventaja de tener un precio más barato. Además de las tradicionales librerías de segunda mano, en internet se pueden comprar libros usados en webs como milanuncios o relibrea. En estas páginas no solo se pueden adquirir los libros de segunda mano, sino que también se pueden poner a la venta los libros propios, con lo que se consigue compensar el gasto de la compra de los libros del nuevo curso escolar.

2. Recurrir al sistema de préstamo de libros

En algunos colegios se han creado sistemas de préstamo de libros durante el curso escolar, a los que pueden optar los alumnos que cumplan ciertos requisitos. Los alumnos deberán devolver el libro al finalizar el curso en buenas condiciones para que pueda ser reutilizado por otros alumnos en los años siguientes. En otros casos son las Asociaciones de Madres y Padres (AMPAS) las encargadas de gestionar el sistema de préstamo de libros. 

También existen en internet plataformas de intercambio de libros para que cualquiera pueda ofrecer sus libros y buscar los que necesite durante el curso académico. Entre estas plataformas destacan Donaz y Truequebook, donde además de libros se pueden intercambiar uniformes o material deportivo y escolar. En ambas webs hay que registrarse previamente para acceder al servicio de intercambio.

3. Solicitar una beca para material escolar

Tanto el Ministerio de Educación como las comunidades autónomas (a través de las Consejerías de Educación) y los ayuntamientos, tienen programas de ayudas y becas para sufragar los gastos de los libros de texto y material escolar en todas las etapas educativas, desde primaria hasta la Universidad. Los requisitos para acceder a las becas y la cuantía de las ayudas varían en cada organismo, por lo que hay que estar atento a las convocatorias para no perder la oportunidad de solicitarlas.

4. Aprovechar las campañas de descuento de grandes superficies

El precio de los libros de enseñanza obligatoria es libre desde 2007, pero un estudio realizado por la OCU destaca  que los precios más baratos se encuentran en los hipermercados frente a las librerías tradicionales. Además, las grandes superficies ponen en marcha campañas de vales descuento que tienen como objetivo fomentar la compra de material escolar a lo largo del año. En lugar de comprar todo el material del curso en septiembre, que supone un gran desembolso, se fomenta el reparto del gasto durante el curso a través de los vales descuento.

5. Utilizar un comparador de precios 

Utilizar un comparador de precios es una buena recomendación si queremos saber dónde están los libros más baratos. Igual que buscamos los vuelos de avión o las habitaciones de hotel más baratas cuando planificamos las vacaciones, también podemos buscar qué librería tiene los libros más baratos. A través del comparador OKlibros, solo con introducir el ISBN del libro se puede saber el precio que tiene en diferentes tiendas y comprar el más barato.

Y, una recomendación más, para conseguir el mayor ahorro hay que buscar en varias tiendas, físicas y online, para comparar precios y optar por las marcas blancas en la compra de material escolar.

En Naranja |La vuelta al cole, más barata gracias a internet 

Conversación