Cómo preparar un viaje especial para Navidad

Ahorrar al viajar en Navidad

Con los primeros fríos nos volcamos sobre el calendario buscando esos días festivos de los próximos meses para organizar una agenda viajera de invierno. En los últimos años se nota un creciente interés por pasar las Fiestas lejos de casa y cada vez son más los que optan por nuevos paisajes para terminar el año e iniciar el nuevo.

Sin lugar a dudas, las últimas semanas de diciembre y el comienzo del año siguiente son uno de los momentos de mayor concentración de viajes a lo largo del año. Este hecho nos obliga a preparar con tiempo nuestra salida para que todo salga tal como lo hemos soñado.

Previsión o aventura

Básicamente la organización de un viaje en temporada alta nos enfrenta a una disyuntiva:

a) Reservar con tiempo para aprovechar la disponibilidad de plazas y buenas tarifas
b) Jugar todas nuestras cartas a las ofertas de última hora

Hay muchas razones para desear que un viaje de Navidad salga perfecto: la ilusión de los peques de la familia, la oportunidad de ver lugares especialmente engalanados para la ocasión, el reencuentro con familiares, vacaciones laborales pautadas, entre otras.

No quisiéramos que por falta de previsión, nuestra Navidad especial se frustrara. Para evitarlo, organiza cada detalle con anticipación. Cuanto más cerca se encuentra la fecha del inicio del viaje, mayor es la demanda de reservas por parte de los viajeros y menor el número de plazas en vuelos y hoteles. Sin embargo, reservar con suficiente antelación te asegurará esa disponibilidad y podrás realizar el viaje que tanto deseas a un precio mucho más asequible. Además, podrás beneficiarte de grandes rebajas a la hora de comprar los billetes de avión.

La clave para continuar viajando en tiempos de crisis no es otra que apostar por la filosofía low cost y la reserva anticipada: así podremos obtener descuentos sumamente interesantes. Las empresas aéreas permiten la reserva de sus vuelos con 11 meses de anticipación, aunque por lo general las mejores ofertas sólo se comienzan a publicar un par de meses antes de las fechas de salida. Si quieres asegurarte una fecha determinada y quedarte tranquilo, deberás olvidarte de las superofertas.

Por el contrario, si te gusta mantener tus planes abiertos hasta que aparezca ese chollo debes mantener una actividad permanente de búsqueda y confirmación de ofertas. Tómatelo como una rutina viajera y mantente informado de las ofertas que vayan surgiendo. Tal vez sea el momento de releer lo que hemos publicado dentro de En Naranja sobre el tema: Comprar viajes en internet: dónde y cómo conseguir el mejor precio.

Mercado Navideño de Koblenz, Alemania

¿Dónde vamos? Viajes invernales

Este es un tema que debe definirse desde el primer momento. Los viajes que se realizan en vacaciones invernales suelen estar marcados por el hecho de que los peques de la casa disfrutan de un par de semanas sin clases. Si tenemos asignadas nuestras vacaciones del trabajo para esta época, ya podremos comenzar a organizarlas con meses de anticipación. Otra circunstancia puede ser la intención de disfrutar unas Fiestas en familia… o precisamente lo contrario: vivir una Navidad diferente, lejos de obligaciones y en un ambiente completamente diferente al habitual.

Por otro lado, las condiciones climáticas de estos meses de invierno en Europa son las ideales para la práctica de los deportes de nieve o para disfrutar del cambio vivido por el paisaje y las ciudades europeas. Los viajeros deportistas estarán ya preparando su agenda de escapadas para saciar sus ansias de vértigo en las estaciones de esquí. Los amantes del arte, estarán explorando la nueva programación de exposiciones en los grandes museos y galerías.

Definir el estilo de viaje es primordial para poder establecer los servicios necesarios, cantidad de plazas, tipo de alojamiento, compra de forfaits, transporte alternativo, etc. No será lo mismo organizar una Navidad blanca con los niños que una semana de esquí con amigos; un recorrido por los famosos mercadillos navideños de Centroeuropa o un viaje buscando temperaturas más cálidas. Por otro lado, las posibilidades se amplían cada año con la inclusión de destinos invernales que dejan de ser exóticos para ser ahora accesibles.

Viajes de invierno

Viajar seguros

Si bien cuando salimos de viaje intentamos tener todo bajo control y organizamos los servicios de manera que podamos vivir una experiencia positiva… a veces las cosas no salen como las hemos planeado, lamentablemente.

Viajar en invierno tiene en el clima al primer obstáculo a salvar. No es extraño que en pleno invierno, coincidiendo con las fechas de las vacaciones de invierno, las condiciones meteorlógicas puedan jugarnos una mala pasada. Tormentas de nueve que atascan autovías, salidas de trenes o aviones que se van retrasando (cuando no, cancelando) y los viajeros que se ven imposibilitados de usar los servicios por los cuales han reservado y pagado con tiempo.

Una de las mejores recomendaciones que podemos dejaros si vais a viajar en invierno es contratar un buen seguro de viajes. Un consejo que podemos ampliar a casi cualquier tipo de viaje, ya sea para practicar deportes de invierno, pasear por las calles heladas de París o aventurarse en nuevos paisajes lejos de casa.

En la actualidad existen pólizas de viaje especializadas para muchos tipos de viajes y que, si son útiles a lo largo de cualquier época del año, mucho más cuando las condiciones externas pueden provocarnos algún contratiempo. Un simple esguince al resbalar en una acera congelada puede transformar unas vacaciones ideales en un mal trago. Consultando las opciones ofrecidas por las empresas del sector de seguros de viaje podemos encontrar seguros de anulación de viaje o seguros específicos para la práctica de deportes de invierno.

En definitiva, la conclusión es que cuando tenemos nuestras expectativas puestas en unas vacaciones invernales, acotadas en el tiempo por el receso escolar y con las circunstancias impuestas por el clima de la época, debemos actuar con previsión para conseguir una experiencia plenamente satisfactoria.

Maria Victoria Rodríguez

Maria Victoria Rodríguez lleva toda la vida relacionada con el tema de los viajes. Una gran familia desperdigada por varios países. Más adelante los estudios universitarios en Economía y Turismo en su Argentina natal. Después, la profesión de agente de viajes y tour conductor que le enseñó a escuchar las inquietudes de los viajeros y a recorrer miles de kilómetros sola o con ellos tratando de cumplir el sueño compartido de “ver mundo”. Luego, una mudanza de continente para vivir en España. Ahora, un contacto permanente con la realidad de los viajes, desde Diario del Viajero. Puedes seguirla en su blog personal, el próximo viaje, en Twitter (Victoriamdq) y en Facebook.

Foto | Alex Proimos, onnola, Andy Eick
En Naranja | Comprar viajes en internet: dónde y cómo conseguir el mejor precio

Etiquetas: , ,


  • mariocobretti

    Me pones los dientes largos María, esto siempre lo quise hacer pero la familia manda y toca irse a casa de vuelta por Navidad. O cambian el anuncio del tipo ese que vuelve todos los años, o me temo que yo no me libro ;) En cualquier caso, tomo nota para cuando toque escapada navideña.

    • 7288

      Gracias MarioCobretti! Y espera que la semana que viene te daré una larga lista de destinos posibles para estas vacaciones invernales. Saludos.