¿Cómo puedo dar un estirón a mi dinero? varios consejos para evitar gastos innecesarios

Se acerca el verano y con él comienza la operación bikini. Muchos de nosotros ya hemos empezado a hacer deporte y dietas de adelgazamiento para poder lucir un cuerpo serrano dentro de pocos meses. Sin embargo, son muchas las personas que nunca empiezan los entrenamientos para poder sentirse bien con su cuerpo o abandonan en mitad del proceso sin ni siquiera llegar a percibir los primeros beneficios del deporte y la comida saludable.

Normalmente, a pesar de la opinión de muchos expertos, no existen fórmulas mágicas para adelgazar de modo saludable, del mismo modo que tampoco existen fórmulas mágicas para ahorrar, sino acciones cotidianas que todos podemos llevar a cabo pero que, sin constancia, no servirán para nada. De hecho, uno de los aspectos más importantes del ahorro, así como de cualquier dieta, es la constancia y la necesidad de fijarse en todos los detalles, por muy insignificantes que pudiesen parecer a priori. A diferencia de las dietas, en cualquier momento podemos empezar la operación bikini del ahorro.

No en vano, en la actualidad somos cada vez más rigurosos con nuestro dinero. Ninguno de nosotros daríamos duros a cuatro pesetas y la cultura de evitar derroches innecesarios está cada vez más presente en nuestra sociedad. Sin embargo, todavía existen numerosas personas que sufren para llegar a fin de mes pero que, sin saberlo, podrían evitar tales dificultades.

¿Cómo podemos ahorrar hasta 5.000 euros al año?

Según Rocío Carneros y Jorge Planelló, autores del libro Cómo ahorrar 5.000 euros al año, es posible, aunque no existen fórmulas mágicas para ello. En el libro, los autores recopilan trucos y gestos que ayudan a estirar el dinero a la hora de pagar la factura de la luz, del teléfono móvil, el transporte, el carro de la compra y las actividades de ocio.

Pero, ¿cómo se calculan estos 5.000 euros? La recomendación habitual de ahorro es que todas las personas destinen un 10% de su renta disponible al ahorro. Teniendo en cuenta que el salario medio en España se sitúa en 22.000 euros, cada persona podría ahorrar cerca de 2.200 euros. Obviamente, esta cifra puede oscilar en función de los ingresos, la edad y las circunstancias económicas personales.

En la actualidad, la tasa de ahorro de los hogares españoles se sitúa en 8,2%, tan solo 18 puntos porcentuales por debajo de lo recomendable, por lo que aún faltarían casi 400 euros para poder sentirnos sin agobios. En estas circunstancias, un último empujón a nuestros ahorros es esencial mejorar nuestra renta disponible y hacer que lleguemos más desahogados a fin de mes. Unos gestos simples los propuestos por Jorge y Rocío pero que, sin embargo, ayudarán a estirar nuestro dinero.

¿Cómo podemos estirar nuestro dinero en los gastos de nuestra casa?

gastos_hogar

El dinero es el medio de intercambio por excelencia. Con él podemos adquirir todo tipo de bienes, mercancías o contratar servicios. Sin embargo, es un bien escaso y como tal, tenemos que gestionarlo de manera adecuada para evitar despilfarros innecesarios. De hecho, son muchas las acciones cotidianas que llevamos a cabo en nuestro hogar que podrían suponer un ahorro adicional:

  • Limpia regularmente las bombillas. No dejes que se acumule polvo, ya que reducirá su potencia lumínica y haría gastar un 20% más de electricidad.
  • En Verano, es conveniente mantener el agua fresca en la nevera en lugar de dejar correr el chorro un buen rato.
  • Cuidado con el consumo fantasma: mantener en stand-by (estado en el que se quedan estos aparatos cuando el piloto rojo está encendido) televisores, consolas, reproductores de DVD, y otros muchos dispositivos electrónicos genera, a lo largo del año, un gasto energético bastante notable de aproximadamente el 11% de toda la electricidad consumida a lo largo del año.
  • Cocinar con olla a presión puede ahorrar hasta un 50% de energía.
  • ¿Por qué no preparar la comida en casa para llevarla al trabajo? Seis de cada diez españoles comen fuera porque no tienen tiempo de volver a casa. Comer fuera puede suponer un gasto extra de 700 euros anuales. Sin embargo, cada vez es más común que los empleados lleven el tupper al trabajo con la comida ya preparada.

¿Qué otros gastos podemos reducir?

coche

Pero no solo podemos evitar ciertos gastos cotidianos cuando nos encontremos en casa. Rocío y Jorge nos proponen más ejercicios para evitar gastos innecesarios, como el ahorro en el coche o a la hora de realizar nuestra compra:

  • Desmonta la baca del coche ya que incrementa el consumo de gasolina en un 2%. Cada 100 kilos de carga adicionales, el coche consumirá un 5% más.
  • Reduce la velocidad y conduce de una forma adecuada. Aumentar la velocidad de 100 a 120 kilómetros por hora eleva un 44% el consumo de combustible.
  • Arrancar el coche sin acelerar, utilizar marchas largas y circular de forma uniforme, sin frenazos bruscos ni acelerones, puede ahorrarnos hasta 500 euros al año.
  • Evita los productos de marca en la cesta de la compra. Las marcas blancas nos ayudarán a reducir nuestro presupuesto para la compra hasta en un 40%.

En conclusión, hablamos de gastos genéricos y muy pequeños en comparación con el resto de consumos pero que, a largo plazo, ayudarán a liberar nuestra cuenta corriente.

En Naranja | Marcas blancas y primeras marcas, ¿cuánto ahorro?
Imagen | ArtMast, visualpanic

Conversación