Cómo Steam y la distribución digital de juegos están tirando los precios… y haciéndonos comprar más

Desde hace un tiempo a esta parte, los videojuegos se han convertido en la principal industria multimedia a nivel mundial por nivel de facturación, muy por encima de lo que generan el cine y  la música juntos. Una industria que mejora la calidad de sus productos año a año, adaptándose a los gustos y preferencias de los usuarios y aumentando su rentabilidad.

Una industria tan dependiente de la tecnología no ha podido ser ajena a la revolución tecnológica y, por este motivo, ha tenido que renovarse y adaptarse a los nuevos tiempos, no solo en lo que se refiere al diseño y desarrollo de los videojuegos, sino también en la forma en la que se hace llegar el producto al usuario final. En este sentido, plataformas como Steam han revolucionado por completo la distribución de los videojuegos, tirando los precios y haciendo que juguemos más.

Steam y otras plataformas virtuales: cuando calidad y precio van de la mano

Steam es una plataforma de distribución digital de videojuegos, comunicaciones y servicios multijugador desarrollados por Valve Corporation. Este servicio permite a todos sus usuarios registrados la descarga de cualquier videojuego de entre todos los que conforman su catálogo: más de 1.500 títulos de todos las épocas y géneros posibles, que tan pronto recoge videojuegos de estrategia de mediados de los años 90 como aventuras gráficas desarrolladas en 2012.

Su valor añadido es evidente: la posibilidad de poder jugar a cualquier videojuego desde casa sin necesidad de acudir a la tienda física, a una velocidad de descarga más que razonable y lo que es más importante, a un precio muy por debajo del que ofrece cualquier establecimiento especializado en videojuegos.

No en vano, las plataformas digitales de distribución de videojuegos pueden hacernos ahorrar hasta diez euros en la compra de un videojuego de ordenador en comparación con lo que nos costaría el mismo título en una tienda física.

Ofertas y promociones que mejoran la distribución

Otra de las particularidades de plataformas como Steam que ha lanzado a muchos jugones a interesarse, utilizarla y acabar enganchándose a un catálogo de juegos cada vez mayor, es la posibilidad de acceder a las ofertas y promociones que periódicamente lanza esta plataforma, como sabe de sobra cualquier persona que haya utilizado este programa con una cierta regularidad.

Al principio eran solo los fines de semana. Un juego o una franquicia entera bajaba de precio durante 72 horas, todo el mundo se volvía loco comprándolo y al terminar la rebaja, tanto usuarios como desarrolladores quedaban contentos con la adquisición o la venta, respectivamente. Poco a poco se fue extendiendo este nuevo modelo de negocio, haciéndose cada vez más popular entre los verdaderos jugones, aquellos que se pueden pasar horas delante del ordenador probando videojuegos a los que nunca habían jugado.

En la actualidad, estamos en un punto en el que, además de estas promociones, cada día hay una nueva oferta que dura 24 horas exactas. Y eso por no hablar de las promociones especiales de verano, Navidad o primavera, en las que, como si de una tienda de ropa se tratase, se cuelgan etiquetas con rebajas del 50 al 80 por ciento, incluyendo aquellos grandes lanzamientos que todavía están a precio completo en tiendas físicas.

Otras distribuidoras digitales de videojuegos: en la competencia está el descuento

Hasta ahora solo hemos hablado de Steam, pero no es ni de lejos la única plataforma de distribución digital de videojuegos que podemos encontrar. Aparte de las plataformas propias de cada consola, como PlayStation Network para la PlayStation o XBOX Live para XBOX, en las que las ofertas y descuentos están también a la orden del día, existen otras plataformas de videojuegos que destacamos:

  • GamersGate: esta plataforma, con sede en Estocolmo, ofrece más de 3.000 títulos de todos los géneros habidos y por haber. A diferencia de Steam, GamersGate no utiliza un programa propio para gestionar los juegos comprados, que pueden ser descargados directamente desde su página web con ayuda de un programa que permite reanudar y pausar la descarga.
  • Green Man Gaming: otra plataforma cuya particularidad radica en la posibilidad de revender juegos adquiridos previamente a través de la propia plataforma.
  • Gog.com: anteriormente Good Old Games, es posiblemente la plataforma de distribución digital más peculiar que existe ya que, desde su propio lanzamiento, se ha especializado en la venta de videojuegos antiguos que están, en su gran mayoría, descatalogados, un verdadero tesoro para los nostálgicos.

Estas plataformas tiran los precios… y nos hacen jugar más y más

La razón por la que servicios de este tipo pueden ofrecer productos a precios más rebajados es evidente: la rebaja de costes. No es necesario ningún lugar físico en el que desarrollar su actividad, no precisa de muchos empleados, etc. Es decir, podemos comprar un videojuego con un descuento del 30%, 40% o del 50% del precio de venta que aparece en la tienda.

Pero, además, estas empresas han sabido establecer una política de ofertas y promociones que a los jugones les apasiona, pudiendo adquirir en el mismo pack varios títulos diferentes, muchos de los cuales son, incluso gratuitos. La economía nos dice que cuando un producto es gratis, su demanda es infinita. En Steam, hay muchos títulos gratuitos que muchas personas acabando descargando, aún sabiendo que, en condiciones normales, no sería un juego que hubiesen comprado.

Estas empresas plataformas lo hacen de forma deliberada. Cuanto más juguemos, más necesidad tendremos de seguir jugando, y utilizaremos este servicio con una mayor intensidad, gastando más, lo que puede llegar a ser contraproducente.

En todo caso, no cabe duda que la distribución digital de videojuegos ha cambiado el paradigma en el que se comercializaban los productos de la mayor industria del entretenimiento a nivel mundial, la del videojuego. Atrás ha quedado la época en la que comparábamos sus precios entre diferentes establecimientos y páginas web. Ahora es todo mucho más sencillo.

No en vano, son muchas las cadenas que no han sabido adaptarse a estos cambios, viéndose obligadas a echar el cierre. Para nosotros como consumidores de videojuegos pero, en especial, para los más jugones, estas plataformas han sido el elemento que necesitaban para seguir enganchados a los videojuegos.

Imagen | wlodi

En Naranja | En los videojuegos, también es posible comprar más barato

Conversación