Consejos para ahorrar en los cambios de moneda

tipo de cambio ahorro

Viajar a otro país fuera de la Unión Europea quiere decir que no sólo tendremos que preocuparnos de meter o no un abrigo de más en nuestra maleta por si hace frío, y de qué visitar si vamos de turistas, si no que además tendremos que saber cuál es la moneda que usan para efectuar los pagos, diferente al euro.

Esto implica que tendremos que cambiar nuestros euros por la moneda local del país, que no tienen el mismo valor, por lo que el valor de los productos tampoco es el mismo. Y te estarás preguntando, ¿y cómo sé yo qué cantidad de una moneda tengo que cambiar por la otra para no pagar de más? Tranquilo, te ayudamos a averiguarlo.

El valor de las monedas entre países no es el mismo

Como ya te hemos dicho, el valor de dos monedas diferentes no es el mismo, y además fluctúa con el tiempo. Por tanto, cuando intercambias una moneda por otra, no lo haces directamente una por otra, si no que intercambias una cierta cantidad de una de ellas por otra cantidad de la otra, que es lo que se llama tipo de cambio.

Por ejemplo, si tienes pensado viajar a Estados Unidos desde España, tendrás que cambiar tus euros por dólares. Si el tipo de cambio EUR/USD (Euro/Dólar) vigente en ese momento es de 1,40, significa que 1.000 euros equivalen a 1.400 dólares, y esta sería la cantidad que deberían cambiarte. De la misma manera, alguien que venga de Estados Unidos a España, y por tanto demande euros para efectuar sus pagos, obtendrá 1.000 euros si cambia 1.400 dólares.

Este valor fluctúa en el tiempo, por lo que intercambies en un momento dado bien puede ser diferente a lo que intercambies dos o tres minutos después. Es posible que hagas el cambio en un momento determinado, y en la siguiente hora te des cuenta de que podrías haberlo cogido más barato o más caro que antes.

De todos modos, ni el mejor de los expertos es capaz de predecir cuál va a ser la evolución de las monedas en el tiempo, y mucho menos tú, que ni siquiera puedes estar atento a la cotización actual. Pero sí hay ciertas pautas a tener en cuenta para no perder dinero al efectuar el cambio y realizar mis pagos en el extranjero.

¿Cómo hago mis pagos en el extranjero?

Pues bien, llegados a este punto, con las maletas ya casi preparadas, tienes que decidir dónde acudir para poder tener el dinero en la moneda local del país al que vas a viajar. Antes de cambiar las monedas, lo mejor sería conocer cuál es la cotización actual de nuestra moneda con la moneda del otro país para evitar posibles abusos por parte de las entidades. Hay diversas aplicaciones para conocer cuál es la cotización actual de una moneda respecto de otra, como la de Yahoo. Después de conocer esto, sería conveniente seguir una serie de consejos para que el cambio salga rentable:

  • Evita realizar el cambio directamente en los aeropuertos, a no ser que sea estrictamente necesario. Aun siendo una opción muy rápida de intercambio de divisas, y además muy segura, ya que en la mayoría de aeropuertos grandes disponen de este tipo de casas de cambio, y que además son perfectamente legales, es posiblemente la más cara, por tener que pagar las tasas y comisiones del aeropuerto.
  • De la misma manera, acudir a las casas de cambio que existen en los centros turísticos de las grandes ciudades llevan aparejada una comisión, aunque menor que en los aeropuertos, que suele ser de entre el 2 y el 7% del importe solicitado. Hay que decir que tanto en estas casas de cambio, como las que existen en los aeropuertos, la comisión va implícita; es decir, no cobran la comisión aparte, si no que el tipo de cambio suele ser inferior al tipo de cambio oficial, y por tanto la cantidad recibida de divisa extranjera en el momento del intercambio es menor del que debería haberse hecho efectivo.
  • Sacar dinero a débito o crédito en los cajeros del país de destino tampoco suele ser una buena idea. Las comisiones por retirar dinero de un banco extranjero son bastante elevadas, hasta un 4% de la cantidad de dinero que se retire.
  • Cualquier entidad bancaria puede cambiar tus euros por la divisa extranjera. Acudir a nuestro banco de toda la vida, en el que somos clientes desde hace tiempo puede ser la mejor opción. Hay que decir que la mayoría de ellos cobran comisiones por cambio de divisa, pero siempre podremos negociar mejor si somos clientes que si no lo somos.

Hay que decir que, si bien la opción bancaria es la más barata, es la única de las expuestas que no es inmediata. Es decir, si queremos conseguir una cierta cantidad de dinero en moneda extranjera, deberemos avisar con la suficiente antelación para que la sucursal pueda conseguirlo a tiempo, y el plazo será mayor cuanto más exótico sea el destino. No es lo mismo ir a Estados Unidos que a Marruecos, por poner un ejemplo, ya que las entidades disponen de mayor cantidad de dólares que dirhams, moneda local marroquí.

Pero si lo que queremos es no perder nada de dinero en el cambio, lo mejor es que realicemos todos nuestros pagos con tarjeta de crédito o débito en el país de destino, siempre que sea posible. Utilizarla nos garantiza en la mayoría de las ocasiones que se nos cargue la cantidad exacta correspondiente al tipo de cambio oficial vigente en ese momento, sin pérdidas por comisiones. Aquellos comercios que cobran comisiones suelen ser mucho menores que las expuestas anteriormente, entre un 1% y un 2%.

Por tanto, nuestra recomendación es retirar la cantidad imprescindible de dinero en efectivo desde tu banco en España, y realizar el resto de pagos con tarjeta. Esto hará tu viaje más barato. Después, únicamente te tendrás que preocupar de disfrutar de tu destino.

Imagen | Images_of_money

Etiquetas: ,