Consejos para ahorrar en una reforma, con Decoratrix.com

Decoratrix.com

La reforma de una vivienda supone un fuerte desembolso económico, en ocasiones más elevado de lo previsto. Por eso, antes de meternos en obras conviene tener en cuenta una serie de medidas y consejos para ahorrar y evitar sorpresas desagradables. Lo más importante es tenerlo todo muy claro e invertir en partidas tan decisivas como la de las instalaciones, pues nos ayudarán a ahorrar mucho dinero en el futuro.

Plantéate muy bien las necesidades que impulsan la reforma y valora la posibilidad de realizar al mismo tiempo pequeñas mejoras o intervenciones que quizás tengas que hacer más adelante. A veces, una pequeña reforma es más costosa, proporcionalmente, que una mayor. Sin duda, merece la pena gastar un poco más y realizar todas las obras a la vez.

Un gasto que no se suele contemplar en el presupuesto de una reforma y que, sin duda, supone un ahorro en el monto final es la incorporación en el proyecto de un arquitecto o interiorista. Estos profesionales, además de guiarte en la elección de materiales y distribuciones para conseguir un resultado óptimo, se encargarán de dirigir la obra, controlar los plazos de ejecución y garantizar la ausencia de tiempos muertos entre la actuación de los diferentes gremios (albañiles, electricistas, fontaneros…). Pueden dirigir sus propios equipos o asumir la dirección de una empresa de reformas integral. Además, en el caso de que haya cambios estructurales, la firma de un arquitecto es obligatoria.

Una vez que el profesional de la empresa de reformas haya visitado tu casa y tomado buena nota de lo que quieres, ha de presentarte un presupuesto detallado, en el cual se especifiquen materiales y calidades, precios, si incluye o no incluye IVA y plazo de finalización de las obras. Exige también que figure una cláusula de penalización en caso de incumplimiento. Como acudirás a más de dos empresas, asegúrate de que los presupuestos que comparas se componen de las mismas partidas e idénticos materiales y acabados. Es cuestión de encontrar aquel que ofrezca una mejor relación calidad-precio. Firma el que más te interese y recuerda que el presupuesto para la reforma del hogar es un documento vinculante y que obliga a ambas partes, a la empresa de reformas y a ti.

Tómate tu tiempo a la hora de decidirte por un modelo concreto de sanitario, grifería o cualquier otro elemento que vayas a renovar. La oferta es muy amplia, y en muchas ocasiones, las empresas de reformas recurren siempre a lo mismos diseños, sin valorar la enorme variedad de modelos existentes en un gran abanico de precios. Éste es otro de los puntos donde sacar partido al trabajo de un interiorista. Estos profesionales conocen un gran número de firmas y productos, no sólo de diferentes estéticas, sino también para todos los bolsillos. Su trabajo y experiencia te permitirá ahorrar tiempo en la búsqueda de dichos elementos y dar con el que mejor se ajuste a tu gusto, y a tu presupuesto.

Decoratrix.com

Ayudas y subvenciones para la reforma del hogar

Infórmate sobre las subvenciones para la rehabilitación de la vivienda. Antes de afrontar la reforma, conviene visitar las páginas web u oficinas pertinentes del Estado o de la comunidad autónoma en la que se reside para informarse sobre las ayudas que pueda haber vigentes. Estas subvenciones pueden afectar a la totalidad de la reforma o a partes de ella, y hay más posibilidades de que existan en el caso de querer mejorar la eficiencia energética de la casa, la seguridad del edificio o si se trata de rehabilitar una construcción antigua.

En algunos casos, estas ayudas son acumulables, por lo que la ayuda final que puedes obtener resulta en muchos casos más que interesante. El Plan Estatal de Vivienda y Rehabilitación 2009-2012 ofrece una subvención directa de hasta el 25% del coste de la obra con un máximo de 2.500 euros por vivienda, que puede aumentar hasta los 3.400 euros cuando las obras se destinan a eliminar barreras para colectivos con necesidades específicas o incluso hasta los 6.500 euros si el propietario, después de la obra, destina la vivienda a alquiler durante, al menos, 5 años.

Para tener derecho a esta subvención, el solicitante deberá tener unos ingresos que no podrán superar al año 6,5 veces el IPREM y, además, será imprescindible que, al menos el 25% del presupuesto de la obra, esté dedicado a la utilización de energías renovables, a la mejora de la eficiencia energética, la higiene, la salud, la protección del medio ambiente o la accesibilidad del edificio.

Además, podrás desgravarte el 10% en el IRPF si el importe destinado a la rehabilitación de la vivienda habitual tiene un fin energético, se dirige a las instalaciones de suministros o la accesibilidad para personas con movilidad reducida, con un máximo de 12.000 euros por vivienda hasta el 31 de diciembre de 2012 y para contribuyentes con rentas inferiores a 33.007,2 euros anuales. Por encima de ese valor de ingresos, el importe deducible será inferior. Para conocer las medidas fiscales de estimulo de la rehabilitación de viviendas, expuestas en el Real Decreto-Ley 5/2011, visita la web www.fomento.gob.es.

Cada comunidad autónoma, además de tramitar las subvenciones estatales, ofrece sus ayudas propias, como por ejemplo los Planes Renove de equipos de aire acondicionado y calderas de condensación o los incentivos por la instalación de suelo radiante de la Comunidad de Madrid, y de ventanas en Andalucía, Castilla La Mancha y Galicia. Consulta en tu comunidad todas las ayudas particulares a las que tienes acceso.

Decoratrix.com

Ahorrar energía al plantear la reforma

Aunque no te supondrá un ahorro ahora, invierte en buenos aislamientos para optimizar el gasto de energía en tu hogar. No olvides que un buen aislamiento es fundamental, pues por las cubiertas de los edificios y por sus ventanas es por donde se pierde la mayor parte del calor interior en invierno y, también, por donde se gana más calor en verano. El principal requisito que debe cumplir una superficie acristalada es garantizar un correcto grado de estanqueidad para proteger la casa de agentes externos como el frío, el calor, el ruido o la humedad, y así no incrementar el consumo energético.

Una buena solución es recurrir a cerramientos que incorporen doble acristalamiento –los sistemas Climalit, con cámara de gas inerte- y perfiles con rotura de puente térmico. Empresas como Technal y Kommerling instalan cerramientos en aluminio y PVC respectivamente, que aumentan el aislamiento respecto a una ventana simple, ahorrando así notablemente el consumo de calefacción y aire acondicionado. Sustituir los electrodomésticos viejos por electrodomésticos con una mejor calificación energética también te ayudará a ahorrar en las facturas.

No escatimes en las instalaciones. Es preferible gastar lo que sea necesario en esta parte de la obra, que probablemente no volveremos a tocar, a tener que, en unos años, volver a levantar el suelo porque la calefacción tiene fugas.

Sustituye las tuberías antiguas si éstas tienen más de 20 años, si hay fugas frecuentes de agua y se han hecho varias reparaciones, y si son las antiguas de hierro o plomo, ya que deben ser de cobre (suministro de agua caliente y fría) y de plásticos rígidos (desagües).

Controla la calefacción. ¿Gas o electricidad? El coste de la instalación de la calefacción eléctrica es mucho más barata que otro tipo de sistemas como los radiadores a gas, además de no requerir obra ni instalación de tuberías. Es limpia y segura, sin riesgos de fugas de ningún tipo, y no requiere apenas de mantenimiento. Sin embargo, la tarifa eléctrica resulta más costosa que el gas. Sea cual sea la energía que elijas, no olvides incluir en la instalación un termostato programado y válvulas termostáticas en cada radiador. Con ellos, programarás la hora de encendido y apagado, y la temperatura deseada de las habitaciones de forma independiente.

Si vas a tirar tabiques, poner más puntos de luz o cambiar electrodomésticos, el tendido eléctrico se verá afectado. Cambia la instalación eléctrica si es antigua, se producen cortes de luz, saltan los plomos o los diferenciales; o si vas a instalar nuevos aparatos y aumentar el consumo de energía.

Planificar la iluminación antes de iniciar la reforma es fundamental. La nueva instalación eléctrica se debe diseñar por sectores, y hay que tener en cuenta la superficie de la habitación, la ubicación de ventanas y puertas y determinar el uso que se le va a dar. Además, hay que calcular cuántos puntos de luz fijos, interruptores, reguladores y conmutadores son necesarios.

A la hora de escoger los revestimientos y pavimentos, ten en cuenta que no siempre lo más caro es sinónimo de calidad. Lo ideal es disponer de tiempo para buscar materiales en oferta o liquidación, y escoger acabados que no respondan a modas pasajeras, es decir, que sepas que no te van a cansar o aburrir de ellos a la primera de cambio. Sí merece la pena comprar pinturas de calidad, aunque su precio sea más elevado, que garanticen un cubrimiento total con una sola mano.

Valora la posibilidad de encargar parte del mobiliario a un carpintero, pues aunque no lo creas muchas veces es más económico recurrir a diseños a medida que comprar modelos exentos, especialmente cuando se trata del mobiliario de baño y de cocina.

Decoratrix.comDecoratrix.com es una revista de decoración online que funciona como punto de encuentro entre consumidores, profesionales y firmas. Los consumidores encuentran inspiración, prescripción, soluciones y servicios; los profesionales información especializada y actualizada; y las firmas un soporte publicitario con un target muy definido.El equipo de Decoratrix.com está compuesto por decoradoras, estilistas, diseñadores, fotógrafos y editores especializados en decoración. Puedes contactar con ellos en su web, Facebook y Twitter.

Conversación

  • probertoj

    ¿Dónde podemos comparar las calidades y resultados de los materiales? ¿Hay algún servicio web con opiniones de usuarios respecto a esto?