Consejos para disfrutar de una casa sana y ecológica

Casa respetuosa con el medio ambiente

¿A quién no le gustaría convertir su hogar en un espacio sano, respetuoso con el medio ambiente y saludable para los habitantes que lo ocupan? Toma nota de estas ideas, principios y materiales que te ayudarán, no sólo a aprovechar los recursos naturales y reducir el gasto energético, sino también a hacer de tu casa un lugar que favorezca la estabilidad emocional y física de tu familia.

Planifica una casa bioclimática, que tenga en cuenta la morfología del terreno y la arquitectura tradicional de la zona. Este tipo de construcción, al valorar el clima en el que se asienta, su orientación y su diseño interior y exterior, facilita la mejor respuesta térmica en cada momento y permite reducir el uso de energía eléctrica en más de un 60% con respecto a una vivienda convencional.

Son construcciones responsables e inteligentes aquellas que garantizan unas condiciones óptimas de habitabilidad con el mínimo consumo energético: paneles solares, muros que acumulan energía y agua reciclada son algunas de las características de los hogares sostenibles. Además de materiales tradicionales, como la madera y la piedra, en su arquitectura se utiliza principalmente cerámica y hormigón ecológico. Siempre que puedas, apuesta por energías renovables.

Aprovechar la luz diurna

La luz es una de las necesidades energéticas más importantes en un hogar y, ahora, con una nueva subida del recibo eléctrico cercana al 4%, analizar la iluminación adecuada para cada zona, aprovechar la luz solar, apagar luces innecesarias o racionalizar el uso de los electrodomésticos, son sencillos y efectivos consejos para intentar gastar menos que cobran aún mayor importancia.

Lo ideal es que las estancias más utilizadas estén orientadas al sur y dispongan de grandes ventanales, y las que menos, al norte. Además, cuanta menos luz percibimos, más estresados y deprimidos nos sentimos. Cerrar una terraza, una galería o parte de un patio interior es, muchas veces, la mejor forma de obtener una fuente extra de luz natural.

Ten en cuenta que todo lo que funciona con electricidad irradia un campo electromagnético perjudicial para nuestro cuerpo. Una solución para reducir estos campos es proteger los cables dentro de tubos conectados a la tierra.

Aprovechamiento de la energía

Aprovecha la energía. Controla la calefacción con un termostato programador y válvulas termostáticas en cada radiador para programar las horas de encendido y apagado, y la temperatura deseada de las habitaciones, a lo largo del día y en cualquier época del año.

Aísla correctamente tu casa, con ventanas con doble cristal o doble ventana y carpinterías con rotura de puente térmico; reducen prácticamente a la mitad las pérdidas de calor y disminuyen las corrientes de aire, la condensación del agua y la formación de escarcha.

Usa de manera racional los equipos de climatización. Según el IDAE, Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, los sistemas con bomba de calor y tecnología Inverter son unos de los más eficientes del mercado. Para un consumo responsable, es importante colocar los aparatos de refrigeración de tal manera que les dé el sol lo menos posible y haya una buena circulación de aire. Además, conviene fijar la temperatura a 26ºC y no ajustar el termostato a una temperatura más baja de lo normal al encender el aparato de aire acondicionado: no enfriará la casa más rápido y el enfriamiento podría resultar excesivo y, por tanto, un gasto innecesario.

Materiales naturales en el hogar

Siempre que puedas, decídete por materiales naturales.

Procura elegir telas de algodón y lino o bien alternativas que provoquen un reducido impacto en el medio ambiente, como el algodón orgánico; en su producción, además de no utilizar tantos fertilizantes tóxicos, se reabastece y mantiene la fertilidad del suelo.

Cerámica y madera son las elecciones más sanas para el suelo, pues se limpian fácilmente y acumulan menos polvo que otros materiales. Ya desde hace años la cerámica se fabrica bajo leyes muy estrictas con el fin de proteger el medio ambiente y minimizar el impacto medioambiental. Si optas por suelos de madera, asegúrate de que ésta proviene de bosques gestionados desde un punto de vista sostenible. Lo reconocerás por el sello FSC, que promueve el manejo forestal ambientalmente apropiado, socialmente benéfico y económicamente viable.

A la hora de pintar, valora la posibilidad de utilizar pinturas realizadas con ingredientes de origen vegetal y teñidas con pigmentos naturales, que no contienen sustancias petroquímicas o bien busca productos con la ecoetiqueta europea: el dibujo de una flor, en la que los pétalos tienen forma de estrella. Significa que son pinturas respetuosas con el entorno, que cumplen las normativas de la Unión Europea y la filosofía del protocolo de Kyoto.

Y después de leer estas líneas, ¿crees que tu estilo de vida es sostenible? Entra en www.vidasostenible.org y descubre, a través de unas sencillas encuestas, tu “huella ecológica”: el consumo que haces de los recursos, los puntos que puedes modificar y qué pasos debes seguir para llevar a cabo las acciones correspondientes.

Decoratrix.com

Decoratrix.com es una revista de decoración online que funciona como punto de encuentro entre consumidores, profesionales y firmas. Los consumidores encuentran inspiración, prescripción, soluciones y servicios; los profesionales información especializada y actualizada; y las firmas un soporte publicitario con un target muy definido.

El equipo de Decoratrix.com está compuesto por decoradoras, estilistas, diseñadores, fotógrafos y editores especializados en decoración. Puedes contactar con ellos en su web, Facebook y Twitter.

Conversación