Comienzan las rebajas de verano: 6 consejos para disfrutarlas

Igual que el calor del verano se ha adelantado a la primavera, las rebajas también llegarán antes del tradicional mes de julio. Desde mediados de junio, en la mayoría de comunidades autónomas las tiendas comienzan a colgar el cartel de rebajas. Incluso en mayo ya se han ofrecido descuentos de midseason para dar salida a los stocks de ropa antes de que finalice la temporada. La campaña de rebajas se extenderá hasta finales de agosto, así que tenemos dos meses para planificar bien las compras si queremos aprovechar bien las rebajas de verano.

Rebajas más allá de la moda

Hablar de rebajas inevitablemente nos lleva a pensar en ropa. Sin embargo, la campaña de descuentos y promociones también abarca otros productos, como tecnología, mobiliario, planes de ocio o incluso cursos de formación. Durante los meses de verano podemos aprovechar para realizar cursos y másters intensivos con descuentos o aprovechar las promociones de la compra online de entradas a los parques temáticos en plena temporada alta.

Mayores descuentos en productos tecnológicos

Cuando planificamos comprar o renovar el móvil, el ordenador o cualquier producto tecnológico que utilizamos habitualmente, pensamos en el Black Friday como el mejor momento para comprarlos. Sin embargo, en verano se pueden encontrar grandes rebajas en tecnología. Los ordenadores tienen los precios más baratos en la última semana de julio y las primeras semanas de agosto mientras que las marcas de móviles realizan descuentos de hasta el 40%. Conviene estar atentos, dado que muchas tiendas adelantan las rebajas al mes de junio.

Renueva los muebles en agosto

Si se trata de cambiar el mobiliario de la casa, los mejores momentos del año para hacerlo son los meses de enero y julio. La presentación de las nuevas tendencias en febrero y agosto lleva a los comerciantes a realizar grandes rebajas en los meses previos para liquidar los muebles antiguos. Incluso el mobiliario de jardín y terraza tiene los precios más baratos en el mes de agosto, justo antes de que finalice la campaña de verano.

Comprueba los descuentos en las tiendas online

Recuerda que también existen rebajas en las tiendas online, con descuentos incluso mayores que en las tiendas físicas, con la ventaja de comprar en tan solo un clic. Además, con la liberalización del periodo de rebajas, muchas tiendas inician las rebajas de verano antes del 1 de julio con el fin de diferenciarse de la competencia, por lo que esperar hasta entonces no garantiza encontrar las mejores ofertas.

Compra lo que se lleva esta temporada

En las rebajas puedes invertir en prendas de fondo de armario o comprar lo que está de moda esta temporada. No se trata de renovar todo el armario, pero sí de aprovechar para incluir alguna prenda de lo que se lleva este año. Aquí van algunas pistas de lo que es tendencia este verano: para mujer, camisas, blusas o camisetas con hombros descubiertos, con fruncidos, encajes y lazos; vestidos y blusas con volantes y pantalones de talle alto, tanto de vestir como vaqueros. Los hombres pueden invertir en camisas estampadas, bermudas chinos y trajes entallados para los más elegantes, si quieren ir a la moda.

Además, puedes renovar el vestuario de las vacaciones de toda la familia antes de salir de viaje aprovechando los descuentos y ofertas.

No olvides las rebajas de zapatos

Cuando planifiques las compras, no olvides que el calzado y los complementos también reducen los precios e incluye en la lista las sandalias, zapatos o zapatillas del verano. De forma más discreta que en las tiendas de moda, en las zapaterías se anuncian los descuentos que comienzan bajos, pero se incrementan al final de la temporada de rebajas

Tampoco deberíamos olvidarnos de los outlets, que cuentan con ofertas permanentes de entre el 30 y el 70% de descuento sobre el precio original de productos de grandes marcas.

En cualquier caso, si queremos evitar disgustos a final de mes o ver que la cuenta bancaria ha menguado incluso antes de salir de vacaciones, es preciso limitar un techo de gasto para las rebajas. Tener un presupuesto fijo nos ayuda a hacer compras más responsables y menos compulsivas y como decía un eslogan publicitario “busca y compara” antes de decidir la compra.

En Naranja |  Rebajas: estos son todos los trucos matemáticos que necesitas saber para que no te engañen