Contrato único o contratar cada servicio por separado, ¿con cuál puedo ahorrar más dinero?

Contratos todo en uno

Los contratos únicos de servicios son una consecuencia de la concentración de empresas que ha tenido lugar en los últimos años en sectores como el de las telecomunicaciones y el de la energía. Estos cambios han provocado que la oferta evolucione, para dar respuesta a situaciones en las que una persona consume servicios diferentes de la misma compañía y los paga por separado. Por ejemplo, cuando en un hogar existe un contrato para el suministro eléctrico y otro para el suministro de gas y ambos con la misma compañía energética.

En las telecomunicaciones, ocurre lo mismo con los contratos de la conexión a Internet, de teléfono móvil y fijo, siendo lo más habitual hasta ahora encontrarse con, al menos, un contrato para el fijo y la conexión a Internet y otro adicional por cada teléfono móvil presente en el hogar. Recientemente, el sector ha experimentado un cambio importante porque las compañías líderes han lanzado su oferta de “contratos todo en uno”. La duda que surge ante este tipo de oferta es si realmente es mejor o no, que contratar cada producto por separado. ¿Con cuál se ahorra más?

Ventajas de los contratos únicos de servicios o “todo en uno” y de los contratos por separado

Los contratos únicos, para los clientes, presentan como ventaja principal la unificación de varios servicios en una única factura. Esto supone que se produce un único pago y que para el cliente es más fácil revisar sus cuentas cada mes, así como controlar que lo facturado se corresponde con la realidad.

Adicionalmente, los contratos únicos suelen ir acompañados de ganchos en forma de descuentos de algún tipo, bien en la tarifa por consumo o bien el los factores que suponen un pago fijo al mes. A cambio, la oferta de contrato único puede llevar asociada una obligación en forma de permanencia durante un período de tiempo, de tal manera que se tenga que pagar una penalización económica en caso de que se quiera resolver el contrato por anticipado.

La empresa con la que se firma un contrato único obtiene un mayor beneficio gracias a que tiene a los clientes más fidelizados, al ser esta modalidad una barrera de salida en sí misma. Si un cliente tiene contratados dos servicios con dos contratos diferentes (por ejemplo, móvil y ADSL), las empresas de la competencia pueden atacar en un segmento determinado (por ejemplo, llamadas de móvil baratas) y el cliente podría optar por mantener el contrato de ADSL y cambiar el de móvil a esa otra compañía que le ofrece mejores tarifas.

La facturación única que conlleva los contratos únicos, supone que las empresas tengan que hacer un desembolso para adaptar sus sistemas a la nueva modalidad de facturación, pero a la larga, obtendrán un ahorro por el menor número de operaciones (envío de un menor número de cartas con facturas a clientes, menor coste de generación de facturas, etc.) y este ahorro bien podría ser repercutido en el precio que pagan por el servicio los clientes.

Conclusiones

A priori, el hecho de disponer de un contrato único o de un contrato por cada servicio contratado, no tiene por qué suponer un mayor o menor ahorro en la factura total a lo largo del mes o del año. Puede que los contratos únicos ofrezcan un gancho en forma de descuento en la tarifa y que la factura mensual sea menor, pero los compromisos de permanencia que llevan asociados y el hecho de ser “un todo” que no permite negociar tarifas individuales por separado, conlleva que no se puedan aprovechar determinadas ofertas puntuales del mismo operador o de terceros, que podrían abaratar el coste global del servicio a lo largo del año.

Eso sí, una ventaja interesante del contrato único es que en una sola factura están a la vista todos los elementos del contrato, siendo su control más sencillo y la gestión del cobro muy simple, al haber sólo un pago periódico (mensual, bimensual o el período que corresponda). En mi caso, yo acabo de optar por un contrato único de telecomunicaciones y por otro contrato único para suministro de energía (gas, electricidad), ya que hacerlo supone para mi un importante ahorro en mi factura total. Con el tiempo, la oferta serguirá evolucionando y se verá si conviene seguir con el contrato único o romperlo y contratar los servicios por separado.

En Naranja | La importancia de revisar tu economía a diario: Controla los movimientos extraños
Imagen | Zeta

Etiquetas: ,