Cuatro libros (¡divertidos!) para manejar y entender mejor nuestra economía diaria

SuperFreakonomics

¿Es la economía algo aburrido? Para muchos, siempre lo ha sido. Sin embargo, toda sesuda teoría económica puede convertirse en algo fácil de entender y muy divertido, muchas veces sólo depende de quién nos la cuente. Hoy queremos aprovechar la llegada del fin de semana para recomendaros unos cuantos libros divertidos con los que seguir aprendiendo a sacar más partido de nuestras finanzas y, sobre todo, para entender por qué hacemos unas elecciones de ahorro frente a otras.

Microeconomía del amor

El subtítulo lo deja claro: “O como los modelos económicos hablan de lo que mis amigos se preguntan los lunes”. ¿Comparar la economía con el amor? ¿Con salir de fiesta un fin de semana? ¿Puede servir la teoría económica para entender mejor las relaciones personales? David de Ugarte, economista y analista de redes sociales, cree que sí, y por eso planteó un pequeño ensayo de 48 páginas para tratar de despertar el interés de sus alumnos de la Universidad Carlos III de Madrid con ejemplos de su vida.

Así, ‘Microeconomía del amor’ supone aplicar distintas teorías económicas a las conversaciones que hay en la cafetería de una universidad cualquiera cuando el fin de semana acaba de terminarse. ¿Porqué los buenos chicos tienen menos éxito con las mujeres que los “conquistadores”? ¿A qué se deben las discusiones de pareja? ¿Por qué un premio Nobel como Nash puede hacer más fácil nuestra vida en pareja? Un divertido ensayo que está, además, a disposición de todos en descarga gratuita.

Descarga | PDF

Freakonomics y Superfreakonomics

Uno de los clásicos más recientes de la divulgación econonómica. Escritos por el economista Steven Levitt y el periodista Stephen J. Dubner, la idea detrás de ellos era examinar las muchas cosasque en el día a día están afectadas por las decisiones económicas, algunas de ellas totalmente inesperadas.

Por ejemplo… ¿puede tu nombre de pila hacer que tengas más o menos éxito en la vida? ¿Por qué los traficantes de drogas tienen “salarios” tan bajos si el negocio clandestino mueve tanto dinero? ¿Hacen trampas los profesores?

‘Freakonomics’ se publicó en 2005 y su éxito fue muy notable. La segunda parte, ‘Superfreakonomics’ rizaba el rizo desde su subtítulo: “por qué los terroristas suicidas deberían contratar un seguro de vida”. Sorprendentes, con algunas teorías que son más bocetos que estudios concienzudos, pero en todo caso divertidísimos, los dos Freakonomics son entretenidos y están plagados de anécdotas económicas de las que nunca se olvidan.

El economista camuflado

Tim Harford se ha acostumbrado a que el lector, la persona normal y corriente, le pregunte sobre economía al encargarse de la columna Dear Economist de la revista Financial Times. Allí, se ha ido dando cuenta de que situaciones que damos por hechas no acabamos de entenderlas. Por ejemplo, ¿por qué los países del Tercer Mundo son tan pobres?

En ‘El economista camuflado’ descubrimos qué nos hace comprar en los supermercados y por qué el tráfico en las ciudades funciona (tan mal) como lo hace. Una mirada a todos los pequeños detalles económicos que hacen que el mundo siga girando.

El Millonario de al lado

Todos sabemos, porque lo hemos visto en las películas cientos de veces, que el sueño americano asegura que cualquiera puede empezar desde cero y hacerse millonario. En este libro, Thomas J. Stanley y William D. Danko no nos dan las recetas para ser ricos, sino que analizan por qué gente que comenzó viviendo en nuestro barrio, junto a nuestra casa, ha acabado en el ranking de los más ricos del mundo.

¿Qué decisiones tomaron? ¿Por qué y cómo transformaron sus pequeños negocios en multinacionales? ¿Qué podemos extraer de su estilo de vida? Más allá de lo idealista o no que pensemos que puede ser un título así, las ideas y ejemplos que de allí se sacan nos llevan hacia algo que aquí hemos hablado muchas veces, el consumo (y el ahorro) inteligente.

Conversación