Diésel, gasolina o híbrido: ¿cuántos kilómetros hay que hacer para amortizarlos?

¿De qué tamaño? ¿Cuánta potencia necesito? ¿Qué color me gusta más? Estas son algunas de las muchas preguntas que nos hacemos al ir a comprarnos un coche. Pero ninguna es tan importante como la de elegir entre diésel, gasolina o híbrido, al menos hasta que los vehículos eléctricos sean un alternativa para el público general.

Realmente es una pregunta fácil de resolver desde el punto de vista económico. Basta con tener una calculadora a mano y algunos datos, así que vamos a ello.

¿Cuándo se amortiza un coche diésel o híbrido?

No hacen falta demasiados datos para calcular si nos interesa un modelo diésel, gasolina o híbrido, básicamente tres:

  • Precio de los diferentes modelos que estemos comparando
  • Consumo medio de cada modelo
  • Precio medio de los combustibles (gasóleo o gasolina)

Los dos primeros datos los podemos obtener fácilmente en el concesionario o las páginas web de cada marca, mientras que para el segundo podemos recurrir a la estadística.

Si hacemos la media de los precios del gasóleo A y la gasolina sin plomo 95 entre los años 2011 y 2016, estos son los datos:

  • Gasóleo A: 1,251 euros/litro
  • Gasolina Sin Plomo 95: 1,335 euros/litro

Una vez tenemos esos datos recopilados, es muy fácil comparar dos modelos diferentes para ver cuántos kilómetros hacen falta para amortizar la diferencia de precio entre ambos.

Fórmula para elegir coche diésel, gasolina o híbrido

Diésel, gasolina o híbrido: un caso práctico

Veamos ahora un caso práctico.  Utilizaremos para ello una gama de compactos de una conocida marca japonesa, y aplicaremos la fórmula para saber cuántos kilómetros habría que hacer con cada uno para amortizar la diferencia de precio.

Precio Consumo Combustible Amortización (km)
Gasolina 116cv 16.450,00 € 4,8 1,34 €
Diesel 90 cv 17.850,00 € 4 1,25 € 99.715
Diesel 112 cv 19.500,00 € 4,2 1,25 € 264.344
Híbrido 136 cv 19.500,00 € 3,5 1,34 € 175.742

 

Lógicamente, este un dato que se ve afectado por otras variables y aspectos a considerar: la variación a futuro del precio de los combustibles o el coste de mantenimiento, el impuestos de circulación y el precio del seguro, que pueden variar entre un modelo u otro. No obstante, nos proporciona una estimación aproximada del uso que deberemos darle al vehículo para que la elección entre diésel, gasolina o híbrido sea la acertada.

En Naranja | ¿Cuál es el precio de la gasolina al viajar por Europa?

Conversación