El aparcar también se va a revolucionar

Moverse en un vehículo particular por la ciudad es a veces es algo complicado, sobre todo por la dificultad y coste que tiene el aparcamiento. Usar el transporte público es una buena idea, pero cuando no queda más remedio y hay que usar el vehículo particular, es bienvenida toda ayuda para aparcar rápido y al menor coste posible.

Esta ayuda es precisamente la que prestan diferentes soluciones tecnológicas, que están disponibles para los conductores en forma de aplicaciones para smartphones y de dispositivos, como el Vía-T, que se usa para pagar los telepeajes. A continuación, te explicamos cómo funcionan las que más han llamado nuestra atención:

Aparcamiento low cost: una solución ideal para cuando se viaja

Los servicios de aparcamiento de bajo coste, o low cost, han proliferado en los últimos años como respuesta a la necesidad de los viajeros que acudían en sus vehículos a aeropuertos y estaciones de tren y que demandaban parking cómodo y a buen precio.

En función de cada aeropuerto y estación, basta con buscar un poco en Google y se podrán encontrar distintas alternativas, funcionando la mayoría de ellas con una reserva previa del servicio, en la que se pactan las condiciones de entrega del vehículo (lugar, hora), el precio del servicio y las condiciones de recogida (fecha, hora, lugar). Normalmente se sitúan en puntos estratégicos de estaciones y aeropuertos, donde recogen los vehículos de los clientes para llevarlos a zonas de aparcamiento en las inmediaciones, pero alejadas de los aparcamientos oficiales.

Esta alternativa de aparcamiento low cost suele tener su punto fuerte en el menor precio con respecto a la oferta oficial, pero también porque puede resultar más cómoda, teniendo en cuenta que en algunos aeropuertos se entrega y recoge el vehículo en la puerta, lo que evita el paseo hasta y desde la zona de aparcamiento, normalmente más alejadas. Como contrapartida, está el hecho de dejar en manos de un tercero nuestro vehículo, que habría que tener en cuenta en caso de siniestro o de un uso indebido (en caso de ser multado, por ejemplo).

Como respuesta a esta oferta de aparcamiento de bajo coste, algunos parkings oficiales de aeropuertos y estaciones han respondido con promociones especiales, así que viene bien consultar los dos tipos de opciones siempre, para ver cuál conviene más.

Apps para ayudar al conductor a encontrar aparcamiento barato y rápido

Los desarrolladores de la aplicación Wazypark han pensado que con la ayuda de todos sería más fácil localizar una plaza de aparcamiento, así que han implementado esta idea en una app para Android y dispositivos Apple, haciendo realidad el “aparcamiento social”.

Se trata de un sistema que permite a los usuarios identificar lugares de aparcamiento para que otros los puedan utilizar y así ganen todos los conductores, al menos los que usan su servicio. Si quieres ver los detalles sobre su funcionamiento, presta atención a este vídeo:

Otra alternativa interesante es Aparca&Go, servicio que también está disponible a través de una app para Android y iPhone y que permite reservar plazas de aparcamiento en la red de parkings concertados, a cambio de un precio más ventajoso que el que se ofrece en el canal presencial. Además del buen precio, este servicio ayuda a garantizarse una plaza de aparcamiento en esos momentos en los que la alta demanda puede provocar que se cuelgue el cartel de “Completo” y haya que dar un rodeo para buscar una alternativa.

Además de estas aplicaciones, conviene recordar que están disponibles las que permiten pargar el servicio de estacionamiento regulado a través del móvil, que no ayudan a localizar plazas disponibles, pero que son de gran utilidad para pagar. Con unos pocos clicks con el dedo sobre el móvil, se puede pagar un ticket de aparcamiento y, lo que es mejor, si fuera necesario renovar el ticket, se puede hacer sin tener que desplazarse hasta el coche.

El móvil y otros dispositivos hacen que pagar el parking sea más fácil y rápido

Para pagar el servicio de aparcamiento ya no se necesita disponer de efectivo o de tarjeta bancaria o del servicio de aparcamiento la ORA. Desde hace un tiempo, el móvil se ha ido convertido en un gran aliado de los conductores, al permitirles pagar algunos servicios. Los de estacionamiento regulado de algunas ciudades han sido los primeros de un abanico que cada vez presenta más opciones.

También hay aparcamientos públicos en los que se puede pagar con dispositivos Via-T, que son los aparatos que se usan para pagar el telepeaje en las autopistas. Con este dispositivo, resulta muy cómodo pagar sin tener que disponer de efectivo o tarjeta y sin tener que bajarse del coche para buscar la caja para pagar, eso sí, siempre que el parking lo tenga habilitado. Además, sirve para disponer de un registro del gasto realizado en aparcamiento, cosa que está bien para las personas que necesitan un control de este gasto.

Otra ventaja es que tienen estos nuevos sistemas es que agilizan mucho el proceso de pago del servicio de aparcamiento, lo que supone una mejor experiencia para los usuarios. En momentos de mucha afluencia, por ejemplo, en la salida de un concierto o de un partido de fútbol, hay ocasiones en las que las esperas para pagar se hacen largas.

En Naranja | 5 cosas en las que no merece la pena ahorrar con el coche | Tu smartphone es un parquímetro: apps para pagar el estacionamiento regulado y ahorrar
Imagen | Bilderandi

Conversación

  • Josep Camós

    En las proximidades de los aeropuertos, aparte del Aparca&Go y compañía, a veces vale la pena rebuscar entre las pequeños empresas que también ofrecen servicios de este tipo. Yo ya he echado mano de ellos en algunas ocasiones cuando llevo un vehículo algo grande y me han parecido unos grandes profesionales. Mucho más modestos en las formas, eso sí.

  • minue

    Lo del aparcamiento es algo que a mi me pone de los nervios, por eso evito el coche siempre que voy al centro de la ciudad o al aeropuerto, pero cuando no hay más remedio bien están estas ideas.

  • Mario Cobretti

    Yo soy de los que suele crisparse con el aparcamiento, así que me apunto estas apps para intentar que sea más fácil. Ya os contaré…