El Día Mundial Sin Coches ¿Te apuntas a una movilidad sostenible?

El Día Mundial Sin Coches se celebra todos los años el día 22 de septiembre, un día que se enmarca dentro de la Semana Europea de la Movilidad, a la que muchas ciudades se unen para promover alternativas de transporte al vehículo privado y reflexionar sobre la movilidad en los centros urbanos.

Este año, sin ir más lejos, se han adherido 1.733 ciudades de todo el continente, entre ellas bastantes españolas como Madrid, Barcelona o Valencia. Muchas de estas urbes han restringido el tráfico para que la gente pueda salir con sus bicicletas o han realizado campañas de concienciación para promover el transporte público, en muchos casos ofreciendo viajes gratis o con grandes descuentos.

¿Es el momento de dejar el coche en casa?

dia-sin-coches-2

Durante el Día Mundial Sin Coches, en el que se suele reducir significativamente el tráfico rodado, uno pronto descubre las ventajas de una ciudad con menos vehículos circulando: menos ruido, menos contaminación, más seguridad para peatones y ciclistas, los autobuses y los taxis llegan antes a su destino…

Si todos dejáramos el coche aparcado o directamente no tuviéramos uno, los beneficios en pos del bienestar común serían palpables. Sin embargo, es lógico pensar que hay quien echaría de menos la comodidad que ofrece un automóvil, aunque a nivel particular son también bastantes las razones para no usarlo en trayectos urbanos y optar por el transporte público.

En primer lugar, está el ahorro del transporte público frente al coche, pero también hay que tener presente la mayor actividad física, un ahorro en tiempo útil (conduciendo no podemos hacer nada más) e incluso un aumento de la cultura, pues el tiempo en el bus o en el metro lo podemos dedicar a leer o estudiar.

dia-sin-coches-3

Otra alternativa interesante al coche es la bicicleta, que además de ser una buena manera de hacer ejercicio y evitar el gimnasio, nos ahorra más de 1.200 euros al año frente al coche. Un ahorro que podría ser aún mayor si este uso se promoviera desde los ayuntamientos, como es el caso de un programa en Francia que te paga por ir al trabajo en bicicleta.  Y si eres de a los que le da pereza pedalear, no hay problema, puedes convertir tu bicicleta normal en una eléctrica gracias a un kit autoinstalable.

Finalmente, tampoco hay que descartar la posibilidad de movernos en taxi, pues a pesar de que sus tarifas son significativamente mayores que el metro y el autobús, puede salir más barato que comprar un coche. Pero si definitivamente no queremos renunciar a nuestro vehículo privado, siempre es una buena idea revisar las opciones para compartir coche de camino al trabajo. No solo ahorrarás en gasolina, sino que estarás contribuyendo a reducir los atascos y las emisiones en tu ciudad.

Y vosotros ¿qué proponéis para que todos los días sean como el Día Mundial Sin Coches?

En Naranja | Aquí tienes nueve razones para usar el transporte público sin caer en tópicos

Conversación