¿Es más barato comprar un gadget en dólares o libras que en euros? Caso práctico

Tablet-Asus-Eee

Hace unos días comentamos en una entrada de este blog los puntos a tener en cuenta cuando vamos a comprar gadgets en el extranjero. En ella explicamos la importancia de echar cuentas antes de lanzarnos a comprar en tiendas fuera de nuestras fronteras, ya que no sólo vamos a pagar el precio que vemos a primera vista en la tienda: El coste real de envío, incluido el paso por la aduana, la comisión por cambio de divisa, los impuestos locales, la validez de la garantía o la necesidad de accesorios adicionales, son algunos de los puntos de revisión obligatoria antes de comprar en una tienda en el extranjero.

En esta entrada, a través de un ejemplo práctico, descubriremos si de verdad es realmente más barato comprar en el extranjero o si se trata de una leyenda urbana. Veremos los resultados de un experimento consistente en comparar los datos reales de la compra del mismo dispositivo, un tablet Asus Eee de 16 gb, en tres tiendas online: en España, EEUU y Reino Unido ¿En cuál de ellas crees que resultará más barato el tablet?

Comprar un tablet en Estados Unidos

Para comprar el tablet en una tienda de EEUU vamos al sitio web de Best buy y vemos que lo venden por 399,99 dólares (un valor de esos llamados precios psicológicos). Comprobamos que no envían el producto fuera de EEUU, así que buscamos una alternativa para recibirlo en casa:

* Si tenemos un amigo en EEUU, podemos enviarlo a su casa o pedirle que lo vaya a recoger a la tienda (en este caso, tiene que pagarlo la persona que lo recoge) y que se encargue de enviárnoslo a España.
* Usar un servicio tipo Skybox, que proporciona una dirección postal personal en EEUU para recibir mercancía comprada y ellos se encargan de todos los trámites de envío a España. Esta opción no parece contentar a todo el mundo (1 y 2).

Le pedimos el favor a un amigo que estudia en EEUU, reservamos el tablet y lo recoge en una tienda cerca de su casa. Lo paga con su tarjeta de crédito española, lo que supone pagar una comisión por el cambio de moneda sobre el total pagado en tienda (por estar nuestra cuenta en euros y haber hecho una compra en dólares). De los 399,99 dólares anunciados en la web, paga un 10% extra en concepto de impuestos locales.

Nuestro amigo envía el paquete rumbo a España, pagando 50 dólares por un servicio vía mensajero. Al llegar a la frontera, le dan la bienvenida los señores de la Agencia Tributaria de España, quienes deciden inspeccionar el paquete (no todos pasan controles, dependiendo de sus características, valor y origen). Recibimos una notificación de que el paquete ha llegado y está en la aduana a la espera de que pasemos por allí para:

* Presentar el Documento Único Aduanero, conocido como el DUA, (en inglés, Single Administrative Document).
* Pagar los impuestos por la importación del producto: El 18% del valor declarado del producto en concepto de IVA.
* En este caso no nos exigen el pago de ningún arancel porque no procede por el tipo de producto.

Pasamos por allí y liquidamos la cantidad que nos piden. El tablet está en nuestras manos y de camino a casa compramos un adaptador de corriente para el sistema español, que nos cuesta 15 euros.

Comprar un tablet en Reino Unido

Vamos a comprar el mismo producto en el Reino Unido, en este caso no nos encontraremos con la aduana porque es un país miembro de la Unión Europea. La mala noticia es que tradicionalmente la libra ha sido más fuerte que nuestra moneda y el cambio de divisa es desfavorable.

Entramos en el sitio web de Best Buy para Reino Unido y procedemos a comprar el tablet. Vemos que el precio es de 349 libras, impuestos incluidos, y comprobamos que no envían el tablet directamente a España, así que necesitamos tirar de un amigo para que nos gestione la compra y nos envíe el paquete a España (coste de envío, 30 libras). En este caso, no habrá comisión por cambio de moneda por tratarse de libras. A los pocos días de encargarlo, recibimos el paquete en nuestra casa y antes de usarlo compramos en una tienda de electrónica que hay en nuestro barrio un adaptador de corriente para el sistema español, que nos cuesta 15 euros.

Comprar un tablet en España

Compramos el tablet Asus en una tienda española. Como Best Buy no dispone tienda online en España, lo adquirimos en FNAC.es tienen el aparato a 399 euros, IVA del 18% incluido. Completamos el proceso de compra, viendo que nos podemos acoger a una oferta de un 5% de descuento y comprobamos que el coste de envío es gratuito. Al cabo de unos días, llega a casa, sin pasar por la aduana y sin necesitar ningún adaptador de corriente para su funcionamiento.

Resumen de las tres opciones de compra

En la siguiente tabla, podemos ver de manera resumida las 3 opciones de compra en cada país, con los costes correspondientes en cada apartado:

Tabla comparativa de resultados compra tablet USA UK España

Conclusiones: ¿Compensa comprar gadgets fuera de España?

A la vista de los resultados de las tres opciones de compra del mismo tablet Asus Eee en EEUU, Reino Unido y España, queda patente que por el precio, en este caso, no compensa comprar fuera de nuestras fronteras. Además del importe total de la compra, tenemos que:

* Hemos requerido los servicios de un amigo para pagar el tablet y su envío a España.
* Asumimos riesgos, por ejemplo, de que el aparato se estropee en su camino a España.
* Necesitamos un adaptador de corriente adicional para funcionar en España.
* La garantía depende de la ley en el país de compra, pudiendo no servir en España.

Es cierto que no se puede generalizar con un único ejemplo y decir que siempre es mejor comprar en un país que en otro. Aunque en este caso ha salido más rentable la compra en España, hay que tener en cuenta que cada caso es un mundo porque intervienen múltiples factores. En función del tipo de producto, el importe, la cantidad, el país de procedencia o del tipo de cambio, puede que la ecuación de compra ofrezca un resultado diferente.

Puede compensar la compra en otros países en casos especiales, por ejemplo, cuando se trata de un producto que no está disponible en España o para hacerse con una versión especial. Lo importante es siempre comparar y tener en cuenta los costes ocultos de una operación de este tipo.

Enlace | ¿Realmente compensa comprar gadgets en tiendas del extranjero?
Imagen | Shlala

Conversación