Esta es la guía para, esta vez sí, cumplir tus propósitos de Año Nuevo (y ahorrar por el camino)

Con la entrada del nuevo año, las personas solemos realizar una lista de propósitos para mejorar: encontrar nuestro peso ideal, eliminar algún gasto cotidiano innecesario o aprender un idioma son los más populares. Aunque casi todos solemos hacer una lista similar, solo el 10% de nosotros lo consigue.

Pero eso era hasta ahora. Hoy os traemos esta guía para, esta vez sí, cumplir nuestros propósitos de Año Nuevo (y ahorrar por el camino).

Este año aprendo inglés

El inglés, muy por delante de otros idiomas, es el favorito de las listas de Navidad. Muchos españoles nos planteamos aprender este idioma durante el siguiente año para poder optar a mejores puestos laborales, y este año será más fácil que nunca.

Existe, por supuesto, la posibilidad de abonar un curso completo tasado en unos 300 euros en una academia, o realizar un viaje de estudios por bastante más.

Pero hay alternativas gratuitas para aprender idiomas que quizá no conocías. Aplicaciones como Duolingo o los programas de la BBC orientados a la enseñanza, traductores gratuitos o audiolibros como los que ofrece Spotlight.

Incluso podemos hacer uso de un televisor medio para ver películas en versión original con subtítulos, ya que la mayoría de las opciones de TDT incluyen esto. Aprender inglés está hoy más al alcance que nunca.

Este año iré al gimnasio

Los gimnasios son lugares geniales para entrenar. Poseen una alta equipación, muchas opciones y entrenadores personales en un solo espacio. Y hay que reconocer que son geniales para los días de lluvia.

Pero las condiciones climatológicas adversas ocupan una mínima parte del año. Tenemos la suerte de que, en España, el clima nos permite hacer deporte en el exterior durante casi todo el año. Y, cuando no, basta con un poncho para la lluvia.

Este año vamos a conseguir entrenar, y lo haremos sin pagar la cuota del gimnasio. Para ello, correr, montar en bici o usar nuestro propio cuerpo como peso (calistenia) son opciones perfectas. Hacer deporte tiene un coste mínimo: unas zapatillas, pantalones y camiseta deportivas.

Además, gracias a la tecnología, tenemos multitud de aplicaciones que nos servirán como entrenador personal.

Este año voy a estudiar…

Reciclarse está de moda. Mejorar, aprender, ampliar nuestro conocimiento y salir de nuestra zona de confort. Y un buen modo de hacer esto es apuntarnos a algún curso, tanto online como presencial.

Hace unos años, la realización o el acceso a algún curso resultaba engorrosa, restringía el horario y además ocasionaba un gasto alto. Pero ahora estudiar es más fácil y barato que nunca.

Muchas universidades se han apuntado a los cursos MOOC (del inglés, Curso en Línea Masivo y Abierto), e imparten a través de diversas plataformas cursos para todos los bolsillos. Los mejores cursos ya no son de pago, y aquí os traemos 27 cursos completamente gratuitos a través de Coursera, MiriadaX y otras plataformas similares.

En muchos de estos portales, la asistencia a clase es gratuita, y solo se paga (una cuota bastante baja) en el caso de que se desee la obtención de un diploma.

Este año comeré mejor que nunca

Muchos, para bajar esos kilitos que hemos ganado en Navidad, nos apuntamos a algún dietista privado, con el coste de 30-50 euros por consulta que ello implica. Sin embargo, para comer sano hay soluciones gratuitas al alcance de todos.

El servicio de Sanidad permite solicitar a nuestro médico de cabecera un seguimiento personalizado con personal de enfermería que nos hará un diagnóstico y análisis completo de qué es aquello en lo que podemos mejorar.

La comida de oficina suele ser uno de los puntos a cambiar en nuestros menús, en especial en cuanto a cantidades. Comer en la oficina es muchísimo más barato que comer de menú, pero lo ideal es, además, disponer de recetas sanas con las que llenar nuestros tuppers.

Aquí os dejamos tres semanas de menú organizado para comer bien y variado en vuestra oficina. ¿Qué mejor manera de empezar el año que comiendo sano?

Este año me voy a sumar a la moda running

running y ahorro

La moda del running se está extendiendo, y con ello los enormes desembolsos de capital en equipamiento: las mejores zapatillas, ropa deportiva con la última tecnología de transpiración y el mejor reloj inteligente que podemos encontrar en el mercado.

Pero lo cierto es que para correr solo hace falta ponerse unas zapatillas, salir de casa y empezar a correr. El running es el deporte más sencillo del mundo, y el que menos accesorios requiere para su práctica. Y por ello es uno de los más baratos que existen.

Para estar perfectamente preparados, aquí os dejamos un artículo sobre equipación asequible para salir a correr. Como dice el título del libro de Chema Martínez, “no lo pienses, corre”.

Este año voy en bicicleta al trabajo

Aunque acudir en transporte público al trabajo es mucho más asequible que acudir en un vehículo propio, ir en bicicleta es aún mejor, y nos hará ahorrar mucho dinero.

Además de ser una opción para hacer un extra de ejercicio diario, comprar una bicicleta puede ser nuestra inversión del año, llegando a ahorrar hasta 1.200 euros a año si las condiciones son propicias.

Desplazarse en bicicleta es autosostenible, limpio y solo requiere de nuestro esfuerzo. Y no es necesario comprar la mejor bici del mercado. Nuestro consejo es el de adquirir una de segunda mano o a buen precio para probar, y si luego le cogemos el gusto, ya podremos pensar en mejorar nuestro medio de transporte.

Este año dejo de…

Otro propósito rey, junto con adelgazar y aprender inglés, es el de dejar de hacer algo. Generalmente, relacionado con algún vicio. Y esto es mucho más fácil si nos damos cuenta de cuánto podemos ahorrar para nuestra jubilación si dejamos estos pequeños gastos diarios.

infografia-ahorro-fumar

Desprendernos de un pequeño gasto repetido muchas veces puede hacernos ahorrar mucho dinero, lo que nos vendrá genial para superar la cuesta de enero.

Este año voy a salvar el planeta

La conciencia medioambiental, nacida hace unas décadas, se ha visto impulsada por gobiernos de todo el mundo en la Cumbre del Clima de París, lo que es de agradecer. Todos los gobiernos del planeta se han unido para superar un objetivo común. Pero, ¿qué podemos hacer nosotros para ayudarles sin que suponga un coste adicional?

El ingreso en ONGs focalizadas en la naturaleza puede resultar excesivo para nuestros bolsillos (Greenpeace, cuota mínima anual de 48 euros; WW, cuota mínima anual de 42 euros), pero podemos ayudar sin invertir dinero.

Dado que el medio ambiente es cosa de todos, podemos plantearnos ser más “verdes” este año (y ahorrar en el proceso).

No deja de resultar curioso que la mayoría de los propósitos de año nuevo están muy relacionados entre sí. De este modo, alguien que coma mejor, ahorrará más. Alguien que aprenda inglés, conseguirá mejorar en su vida laboral. Alguien que haga deporte, gastará menos en salud. El dinero, usado como una medida objetiva de cómo nos revalorizamos (si ahorramos, ganamos valor y potencialidad futura) relaciona los buenos hábitos ganados con esfuerzo.

La mayoría de las personas del mundo de la motivación personal, del cuidado del cuerpo y de los gurús de los hábitos saludables coinciden en algo:

  1. Es importante estar motivado para interiorizar cualquier hábito.
  2. Es crucial poder medir lo que ganamos con ello.
  3. No se deben intentar todos a la vez, sino integrarlos de manera paulatina en nuestras vidas.

En Naranja | Esto es lo que cuestan los grandes proyectos que soñamos para 2016

Imagen | The Tax Haven, Curtis Mac Newton

Conversación