Esta es la primera comparación que tienes que hacer antes de comprar cualquier juguete

La Navidad está a la vuelta de la esquina y los grandes almacenes se están poniendo las pilas para que tanto Papá Noel como los Reyes Magos lleguen a tiempo en sus respectivas entregas de regalos. Son unos días muy especiales para los más pequeños, y es importante que tanto los juguetes como el resto de regalos estén preparados tanto en tiempo como en forma.

Por este motivo, antes de comprar o comparar cualquier juguete, es necesario comprobar que estos productos cumplen con la normativa europea en materia de seguridad garantizados con el certificado CE de conformidad. Además de garantizar los estándares de seguridad del producto, un juguete seguro es garantía de que lo barato no acabe saliendo caro. 

El Marcado CE, garantizando la seguridad en los juguetes

ce-mark-42944_1280

 

En los países de la Unión Europea hay unos 80 millones de niños, cada uno de los cuales recibirán sus regalos las próximas Navidades, en su mayoría juguetes, y algunos de ellos (o muchos) pueden ser potencialmente peligrosos para los niños. Esta es la razón fundamental por la que es necesario que los compradores y consumidores puedan verificar si estos productos cumplen con los estándares de calidad y seguridad que indica la Unión Europea.

No en vano, la seguridad de todos los juguetes se ha armonizado a nivel europeo para que estos respondan a las exigencias esenciales en materia de calidad durante su fabricación y distribución. Las normas de los organismos europeos aprueban la prueba de su conformidad en cada producto mediante el uso del marcado “CE” de conformidad que todos habremos visto alguna vez y que aparece en la imagen que acompaña a este párrafo y que suele aparece en la etiqueta de los mismos que suele estar debajo del mismo o en un lugar visible.

La Directiva 88/378/CEE establece cómo se debe aplicar este marcado a los juguetes, es decir, a todo producto concebido o manifiestamente destinado a ser utilizado con fines de juego para niños menores de 14 años.  Este marcado determina que se cumplen los criterios de seguridad o exigencias especiales  que han de reunir los juguetes durante su comercialización.

¿Cómo llega el CE hasta los juguetes?

Existen dos métodos fundamentales para que la marca CE llegue a los juguetes:

  • Auto-verificación: el fabricante aplica por su propia cuenta los estándares de la normativa a sus juguetes y bajo su propia responsabilidad se otorga una declaración de conformidad que le posibilitan mostrar la etiqueta CE en sus productos.
  • Certificación o acreditación por un tercero: es el método más habitual y consiste en hacer llegar un juguete junto con su documentación técnica al organismo oficial pertinente para que éste, una vez realizadas todas las comprobaciones correspondientes, emita la certificación que garantice que los mismos han aprobado la normativa de seguridad.

Una vez que las normas de seguridad se han cumplido por cualquiera de los dos métodos mencionados, el fabricante, puede exhibir la etiqueta CE en sus juguetes.

Cuando lo barato puede llegar a salir caro

El marcado CE les supone a las empresas un coste adicional no solo porque tengan que realizar la verificación por ellas mismas sino porque adaptar el producto a unos estándares determinados en materia de calidad puede encarecer su fabricación y distribución de forma notable. Cuando los costes de producción se encarecen, normalmente se trasladan al cliente que se materializa en forma de un mayor precio de venta.

En este caso, no debemos fiarnos de juguetes baratos que no lleven la certificación CE correspondiente, por mucho más baratos que salgan. Lo barato puede salir caro y tengamos en cuenta que el sobreprecio que pagamos por el producto es el esfuerzo que tenemos que asumir porque nuestros hijos jueguen de forma segura. Esto no quiere decir que los productos sin este certificado no sean aptos para el juego, pero el riesgo es mucho mayor.

En definitiva, estas Navidades no juguemos con los juguetes de nuestros hijos. Que sean ellos quienes disfruten de los mismos con la seguridad que proporciona el certificado CE.

En Naranja | Cuando lo que compras con hambre son los juguetes

Imagen | sttimm

Conversación