Estas son las ayudas y subvenciones para facilitar a los jóvenes el acceso a la vivienda

El Gobierno ha presentado el borrador del Plan de Vivienda 2018-2021 con la principal novedad de incluir ayudas para la compra de casa. Estas prestaciones están dirigidas principalmente a los jóvenes, colectivo que tiene importantes dificultades para acceder a la vivienda. Es necesario cumplir unos requisitos para ser beneficiario de estas ayudas.

¿Cuál es la situación de los jóvenes para acceder a una vivienda?

Solo el 20,5% de los jóvenes españoles menores de 30 años ha podido emanciparse, según el Observatorio de la Emancipación. Esta tasa, lejos de mejorar, se reduce más cada año, con la característica de que más del 80% de los jóvenes que se han independizado no lo hacen a su propia vivienda, sino que comparten piso.

La precariedad laboral, con un alto índice de temporalidad y bajos salarios, impide a los jóvenes comprar su propia casa por la dificultad de conseguir la financiación necesaria. Con los salarios actuales, los jóvenes deberían destinar casi el 60% de sus ingresos a la compra de viviendas de 50 metros cuadrados como máximo.

Ayudas a la compra de vivienda

La incorporación de ayudas a la compra de vivienda es una novedad en el Plan de Vivienda 2018-2021, que ha presentado el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna. Los beneficiarios serán los jóvenes menores de 35 años, que también contarán con ayudas para alquilar vivienda. El objetivo de estas subvenciones es contribuir a reducir los gastos iniciales que conlleva la compra de una casa.

La cuantía máxima de esta subvención se ha fijado en 10.800 euros, con el límite del 20% del precio de adquisición de la vivienda. Sin embargo, para pedir esta ayuda, los solicitantes deben cumplir unos requisitos concretos. En primer lugar, no se puede ser propietario de ninguna vivienda, ya que la ayuda se concede solo para residencia permanente y habitual del comprador, donde además, tendrá que residir durante 5 años, como mínimo, tras la compra.

En segundo lugar,  se ha fijado un límite económico. Los ingresos de los solicitantes tienen que ser inferiores a 3 veces el IPREM (Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples), cuya cuantía anual este año se eleva a 7.455,14 euros, lo que fija el límite de ingresos en 22.365 euros anuales.

Ayudas para el alquiler

Los jóvenes que prefieran alquilar también gozan de ayudas que rebajan la renta del alquiler. Estas ayudas existen en la actualidad para los alquileres de hasta 600 euros, pero con el nuevo plan se amplía hasta arrendamientos de 900 euros, en casos justificados. El límite de la subvención al alquiler está fijado para los jóvenes en el 50% de la renta mensual, por un periodo máximo de 3 años. Es decir, para una renta de 600 euros, se consiguen 300 euros mensuales que, al cabo de un año, se elevan a 3.600 euros.

Los requisitos para solicitar esta ayuda son similares a los de la compra de vivienda: el beneficiario no puede tener ninguna vivienda en propiedad y debe ganar menos de 22.365 euros anuales.

En plena campaña de la declaración de la renta debemos recordar que estas ayudas tributan en el IRPF como ganancias patrimoniales, lo que significa que se incluyen como rentas del ahorro tributando de acuerdo a los tipos aplicables a cada caso.

Ahora se abre un plazo para que las Comunidades Autónomas, asociaciones y profesionales del sector presenten observaciones al plan, con el fin de iniciar su tramitación en junio.

El objetivo es que el nuevo plan entre en vigor en enero de 2018.

 

En Naranja | ¿Cómo tributa la vivienda en la declaración de la renta?