Este año sí que voy a compartir coche para ir al trabajo ¿qué opciones tengo?

Se acaban las vacaciones y toca volver a la rutina y el trabajo. Seguro que muchos os desplazáis por la ciudad utilizando el transporte público o la bicicleta, pero hay muchos casos en los que la única opción viable es el coche, con todo lo que ello conlleva: disfrutar de los atascos, buscar aparcamiento, llenar el depósito cada dos por tres, hacerle muchos kilómetros al vehículo…

Una buena manera de mitigar los inconvenientes de tener que ir en coche al trabajo es compartir los gastos y, a ser posible, también una conversación, con alguien que haga un trayecto similar al nuestro. Todo son ventajas, pues no solo ahorraremos al menos la mitad de los gastos, sino que estaremos contribuyendo a reducir la contaminación ambiental, la acústica y el tráfico. Venga, ya está claro, este año sí que voy a compartir coche para ir al trabajo ¿Qué opciones tengo?

Empieza buscando compañeros en tu oficina

Puede parecer una perogrullada de recomendación, pero me he encontrado con muchos casos de compañeros de trabajo que han acabado compartiendo coche porque se han encontrado en algunas plataformas de las que mencionaremos luego, y eso que a menudo trabajaban a solo unos metros de distancia o en la planta contigua.

Así pues, comienza preguntando a tus compañeros habituales o quizás poniendo una nota en el tablón de anuncios o en el boletín de la empresa. También puedes sugerir a tu empresa que cree una pequeña plataforma para ayudar a que sus trabajadores compartan coche e incluso fomentar que lo hagan, por ejemplo ofreciendo plazas de parking reservadas.

Compartiendo coche ayudas a reducir los atascos,  y tendrás conversación cuando te encuentres en uno
Compartiendo coche ayudas a reducir los atascos, y tendrás conversación cuando te encuentres en uno

También hay algunas empresas, normalmente las más grandes situadas en polígonos industriales, que ofrecen servicios discrecionales de autobús para sus trabajadores desde los núcleos urbanos cercanos. Así estos no necesitan utilizar su vehículo privado y la empresa se ahorra el problema logístico de proporcionar aparcamiento. Si la tuya no lo ofrece, pero sois muchos trabajadores los que hacéis una ruta similar en el mismo horario, podéis plantearlo como complemento salarial.

Tampoco descartes a tus vecinos

Si en tu empresa no ha habido suerte, tampoco descartes preguntar entre tus vecinos. El punto de partida ya lo compartis, y solo es necesario que encajen los horarios y la ruta. No es necesario que vayas puerta por puerta preguntando o esperar a coincidir con todos en el ascensor abordándoles con una pregunta incómoda, basta con comentarlo en una junta de vecinos para ver si hay alguien interesado.

Servicios web para compartir coche

compartir-coche-3

Si sigues sin compañeros de viaje para compartir coche de camino al trabajo, no pasa nada, porque existen un montón de servicios web para ayudarte a encontrar a alguien que haga una ruta similar a la tuya en un horario que os encaje a ambos:

  • Compartir.org: esta web está formada por una red de municipios empresas y organismos que fomentan compartir vehículos privados, poniendo en contacto a personas con trayectos similares. Simplemente debes indicar las localidades de origen y destino (pueden ser la misma) y la web te indicará qué municipio o entidad gestiona el servicio y te enviará directamente a los resultados de tu búsqueda, pudiendo también publicar tu trayecto para que otros usuarios interesados se pongan en contacto contigo. El ayuntamiento de Valencia, por ejemplo, lo ofrece en valencia.compartir.org, e incluso hay algunas facultades y escuelas como la ETSIINF de Madrid que lo han puesto a disposición de los estudiantes que quieran ir juntos a la Universidad. Además, cualquier organismo o empresa puede darse de alta y crear su pequeña plataforma para fomentar el uso compartido del vehículo privado.
  • BusVao: se trata de una web para compartir coche centrada en Madrid, donde los vehículos de alta ocupación (dos o más ocupantes) pueden circular por este carril especial situado en algunas de las grandes vías de acceso a Madrid. Es especialmente útil que muestra en un mapa todos los puntos de partida disponibles, así como la ruta exacta que realiza cada usuario, incluso incluye una opción que compara nuestra ruta con la suya, para ver cómo encaja.
  • BlaBlaCar: no podríamos olvidarnos de esta plataforma de compartir coche que tiene como mayor baza su gran número de usuarios registrados y la facilidad para publicar y encontrar un viaje. En contra tiene que no está especialmente diseñada para compartir desplazamientos cortos y diarios, sino viajes puntuales y más largos, y también que cobra una pequeña comisión por trayecto, pero podemos buscar a alguien que haga el mismo trayecto que nosotros y tras algunos viajes de prueba acabar llegando a un acuerdo fuera de la plataforma.

Amovens: también destaca por su facilidad de uso y por su gran número de usuarios registrados (más de 400.000). Está mejor diseñada para la búsqueda de compañeros para compartir viajes diarios, pues nos muestra los resultados de nuestras pesquisas no sólo para el día indicado, sino también para los sucesivos, y a diferencia de BlaBlaCar, hay muchos usuarios que publican todos sus desplazamientos diarios, tanto los de ida como los de vuelta. Podemos ir al trabajo con uno y volver con otro, o publicar nuestro trayecto para buscar a alguien que no disponga de vehículo y quiera compartir gastos.

En Naranja | La economía colaborativa ha llegado para quedarse: 13 plataformas para compartir de todo

Conversación