Esto es lo que podrás ahorrar si utilizas servicios como Emov en vez de tu coche

Si vives en Madrid y estás pensando en comprar un vehículo, es posible que hayas visto que ya es posible usar un servicio colaborativo de vehículos eléctricos llamado Emov. Es una alternativa a la compra que podemos valorar dependiendo de cada situación personal.

El decantarnos por una u otra opción (o quizá por ambas) dependerá de nuestro perfil, así como de las ventajas e inconvenientes cada uno de nosotros veamos en este nuevo servicio. Muchos ni siquiera nos planteamos si necesitamos un vehículo propio o no, pero aquí hay una alternativa.

La opción de comprar un vehículo

Adquirir un automóvil da libertad de movimiento, pero también implica un desembolso importante. A diferencia de un piso, que puede incluso revalorizarse o dar beneficio, un coche comprado pierde valor en el mismo momento que sale del concesionario: un 18% en la matriculación y un 10% anual durante seis años.

Además del valor del vehículo (que dependerá del que tengas en mente), hay que tener presente que poseer un coche conlleva gastos que no podrás evitar, tales como el impuesto de matriculación, el seguro, las revisiones, las piezas de desgaste (como ruedas), el aparcamiento, el mantenimiento por avería, entre otros.

En nuestro blog tenemos algunos ejemplos (de 2013 y 2015) sobre el cálculo del coste por km. Aunque depende de factores como el precio de compra del vehículo y del kilometraje anual, el coste oscila entre 0,07 euros/km y 0,91 euros/km, a lo que hay que sumar el combustible.

Por ejemplo, un turismo diésel medio puede rondar los 0,29 euros/km, mientras que un gasolina medio se acerca a los 0,44 euros/km. Pero hay que llamar la atención sobre que no todos los vehículos serán iguales.

La opción de alquilar un vehículo

En el caso de Emov, las condiciones no dan lugar a error. El coste de usar el servicio es de 0,19 euros/min (sin importar el kilometraje), más 9 euros por registrarse en el servicio en un pago único sin mínimo de usos. Además:

  • Pasados 50 km/diarios, el kilómetro se penaliza con 0,29 euros;
  • con 50 euros el dejarse las ventanillas bajadas, ensuciar el vehículo o crear desperfectos;
  • y un recargo de 59 euros si lo conducimos durante más de 5 horas diarias.

Como toda opción de alquiler, existen costes adicionales si nos lo lleva la grúa por aparcarlo mal, generamos daños a terceros o perdemos las llaves. Pero si conducimos bien el único coste a tener en cuenta son los 0,19 euros/min, que convertimos a euros por kilómetro:

coste por km en función de la velocidad

Como la transformación de euros/min a euros/km es inversa, a menor velocidad mayor coste (y viceversa). La Velocidad Media Diaria (VMD) de una ciudad como Madrid ha variado mucho a lo largo del tiempo, de los 14,3 km/h de 1988 a los 24 km/h de 2008.

El promedio de 2015 fue de 24,72 km/h, lo que daría un coste para el vehículo compartido cercano a los 0,46 euros/km.

Resumen de datos (medios):

coste por kilómetro

Ventajas e inconvenientes

De la horquilla de 0,07 euros/km a 0,91 euros/km que habíamos obtenido en este artículo (y a la que faltaba incorporar el combustible), podemos decir en líneas generales que la compra de un vehículo merecerá la pena frente al alquiler siempre y cuando hagamos muchos kilómetros al año.

Usando los datos anteriores, este es el coste aproximado por kilómetro frente al posible ahorro (o gasto) anual de usar un vehículo eléctrico de alquiler. Se ha asumido un coste de combustible por kilómetro de 0,10 euros, que puede quedarse corto para una velocidad media de 24,72 km/h por Madrid.

coste por kilómetro y ahorro o gasto

En caso de que conduzcamos pocos kilómetros anuales, coger un vehículo eléctrico compartido nos saldrá a cuenta (aunque el coste por kilómetro sea mayor).

emov coche eléctrico

Para aquellos que al valorar ambas alternativas se encuentren en un empate, un factor a tener en cuenta es el impacto ambiental. Un vehículo privado es mucho menos respetuoso con el medio ambiente. El 97% del tiempo estará parado, perdiendo valor, mientras que el vehículo compartido tiene una alta rotación.

 

En Naranja | ¿Alquilarías tu coche a un tercero para ahorrar?

Imágenes | Emov y propias