Ideas baratas para una bonita decoración navideña

decoracion_navidad

Una de las tradiciones navideñas por excelencia es la decoración del hogar. ¿Quién no ha visto alguna vez algún árbol de navidad a la entrada de cualquier casa? ¿o un belén más o menos grande adornando un pasillo? Son detalles comunes y que en mayor o menor medida seguro que todos hemos puesto en nuestros respectivos hogares.

Pero es posible que este año, por motivos económicos, tengamos que prescindir de esta decoración, ¿o quizá no? Siempre hay ideas originales y prácticas para disfrutar de una decoración navideña bonita, original y por poco dinero.

Utilizar la decoración del año pasado

Si somos personas a las que nos gusta decorar nuestra casa todos los años, es posible que ya hayamos tenido que utilizar la misma decoración que el año pasado o, al menos, muchos de esos detalles. Al fin y al cabo, seguro que muchas de las figuras y adornos están intactos y casi nuevos.

Además, el hecho de saber cómo teníamos organizada la casa el año pasado, nos ayudará a organizar mejor la decoración. Si aún así, nos gusta modificar la decoración cada año, podemos usar nuestra imaginación e ingenio para, con parte de las cosas que ya teníamos y añadiendo alguna otra, modificar la disposición de nuestro belén o nuestro árbol de Navidad, por ejemplo.

Por ejemplo, se pueden aprovechar algunos motivos que antes estaban colgados en el árbol de Navidad para adornar las puertas o ventanas de nuestra casa. Seguro que el resultado es bueno y ayudará a que el ambiente navideño se instale, no solo en una parte concreta de la casa como pueden ser el árbol de Navidad o el belén, si no en cualquier rincón de nuestro hogar.

Motivos navideños fabricados por nosotros mismos

Si somos apañados y tenemos suficiente tiempo, siempre podemos recurrir a elaborar nosotros mismos la decoración del hogar. Hay tantas y tantas cosas que podemos hacer, y que van desde lo más sencillo hasta lo más complejo, que nos daría para escribir un libro; pero no nos vamos a complicar la vida, porque el tiempo es muy valioso. Algunas sencillas ideas son:

  • Centros de mesa: podemos utilizar un pequeño recipiente y llenarlo de frutas, piñas y esferas navideñas. Esto le dará un toque original y sencillo a nuestra decoración navideña.
  • El pesebre: no es necesario comprar uno, ya que con un poco de madera o cartón, paja y reciclando las figuras de belén de otros años se puede lograr uno hecho en casa. Para que quede más bonito siempre podemos añadir luces de colores alrededor.
  • El árbol de Navidad: puede adornarse con dibujos hechos especialmente con materiales atractivos como la purpurina, brillantina, algodón y papeles especiales que resplandezcan al decorar el árbol de Navidad.
  • Las puertas pueden adornarse con algún adorno navideño o dibujo especialmente diseñado para ello. Armado de coronas con la figura de santa Claus y adornadas con hojas de pino y lazos de colores dorados, rojos o plateados.
  • Para lograr un ambiente cálido se pueden colocar velas de diferentes colores que iluminen los espacios de cada ambiente. De diferente forma y estilo donde los colores por excelencia sean el rojo, verde y el blanco.

Además, siempre podemos montar nuestro belén con algún material flexible como la plastilina. Dependiendo de nuestra maña y de nuestra creatividad, el resultado puede ser sorprendente y desde luego, ciertamente original.

Evidentemente, todas estas ideas requieren que dispongamos de tiempo suficiente para llevarlas a la práctica. A partir de aquí, los límites de nuestra decoración navideña dependen únicamente de nuestra imaginación y creatividad, pero lo que es seguro es que vamos a disfrutar de unas fiestas más acogedoras en nuestro hogar y de un ambiente mucho más navideño.

En Naranja | Regalos decorativos para una Navidad ahorradora
Imagen | Splinter

Etiquetas: ,


  • Josep Camós

    Utilizar la decoración del año anterior es lo básico. Vamos, si precisamente la gracia está en que como lo usas sólo unos días lo tienes todo siempre nuevo. Y ya cada vez, si las cosas van más o menos bien, puedes comprar un detallito para ir ampliando la colección o reponiendo lo que se pueda romper.