Siete pequeños cambios que harán que tu baño parezca nuevo

Reformar el baño es, junto a la cocina, una de las grandes renovaciones que hacer en casa. A veces, cuando se trata de un baño muy antiguo o con una mala distribución, es algo que merece la pena la inversión. En otros casos, basta con algunos de estos siete pequeños cambios que harán que tu baño parezca nuevo.

Renueva los accesorios

1-accesorios-bano

A veces los pequeños detalles marcan la diferencia. Un toallero anticuado o un portarrollos de mala calidad pueden estropear el aspecto de un baño entero. Cambiarlos por unos nuevos con una estética más moderna (el bambú está de moda ahora) es una inversión mínima y con sorprendentes efectos.

Otra buena opción es renovar las toallas -cuanto más sencillas, mejor, con colores lisos, sin dibujos ni flecos- o la cortina de la ducha. Tienen una gran presencia visual en el baño y cambiarlas no nos costará prácticamente nada.

Añade luz a tu baño

2-iluminacion-banoNo hay nada más descorazonador que un baño oscuro. Ahora que las bombillas y lámparas LED han bajado mucho de precio, podemos aprovechar para llenar nuestro baño de luz por muy poco.

Lo ideal es optar por una iluminación fría (ligeramente azulada) o neutra (blanca), así conseguiremos que parezca más amplio y que siempre está limpio, ya que la luz fría realza los blancos.

Pon un espejo bien grande

3-espejos-bano

Los espejos no solo reflejan nuestro rostro por la mañana antes de irnos a trabajar, sino que aumentan la luminosidad del baño y amplían visualmente el espacio.

Así que lo mejor es deshacernos de ese diminuto espejo botiquín tan de los años 70 y cambiarlo por uno bien grande con un marco ligero (o sin él). También los hay con una tira LED en el perímetro, muy prácticos a la hora de acicalarse, a la vez que añaden luz al baño.

Cambia la grifería

4-grifos

Es una inversión ligeramente mayor que las anteriores, pero un grifería anticuada, con manchas por la humedad o poco cómoda de usar, puede ser la causante de que queramos hacer una reforma en el baño.

Unos grifos nuevos, más modernos y eficientes, no sólo mejorarán la estética del baño, sino que nos ayudarán a ahorrar agua.

Pinta los azulejos

Cambiar los azulejos es una de las partes más costosas de renovar un baño. Hay mucho escombro que retirar, el material es caro y su colocación requiere de un obrero cualificado.

Lo que ocurre es que unos azulejos feos o pasados de moda pueden echar a perder cualquier otro arreglo que hagamos en el baño. Así que una buena idea es pintarlos con esmalte para azulejos (el blanco siempre es una decisión acertada) para lograr un aspecto totalmente diferente.

Pon un suelo nuevo

6-suelo-bano

Cambiar el suelo también puede ser un proceso costoso y engorroso, pero existen soluciones para renovarlo sin tener que quitar el anterior ni hacer grandes obras.

Así, por ejemplo, podemos optar por suelos laminados de madera resistentes a la humedad, que se instalan fácilmente. También son una solución interesante los suelos vinílicos: son resistentes a la humedad, están disponibles en un sinfín de acabados (con imitación a madera, piedra, cerámica, mármol…), se cortan con un cúter y son autoadhesivos. Más fácil de instalar imposible.

Cambia los sanitarios

7-lavabo-bano

Es probablemente la opción más costosa sin llegar a hacer obra, pero a veces resulta inevitable. Un inodoro o un lavabo desfasado (en colores pastel, por ejemplo) suele ser complicado de combinar y modernizar, así que a veces no queda más remedio que sustituirlos.

A veces basta con cambiar uno de los dos, pero incluso si es necesario reemplazar ambos, merecerá la pena si conseguimos el baño parezca nuevo.

En Naranja | Reformas low cost: el coste no está reñido con la calidad en las reformas del hogar
Fotos | Ikea, Leroy Merlin y Pixabay


Conversación