Protector solar para tu casa: orientación y ahorro energético

Orientación casa

Erróneamente, no mucha gente presta atención a la orientación de un piso a la hora de comprarlo, pero la orientación de una casa y el ahorro energético están estrechamente relacionados, pudiendo ocasionar grandes gastos innecesarios si no la tenemos en cuenta.

Todos sabemos que el sol sale por el Este, a mediodía se sitúa en el Sur y por la noche se pone por el Oeste. Pero los rayos del sol no inciden de la misma manera ni con la misma fuerza a lo largo del día ni a lo largo del año, por lo que adaptarse y sacar provecho de esa información es lo que puede ayudarnos a ahorrar en energía.

Por la mañana, los rayos del sol son más ténues y tangenciales, colándose por cualquier persiana. Es una luz muy agradable y proporciona un tibio calor. A mediodía, el sol ofrece su máxima potencia, con rayos muy perpendiculares a la tierra –por eso apenas proyectamos sombras– mientras que por la tarde, los rayos vuelven a inclinarse y a ofrecer una luz rojiza e intensa nada recomendable en climas calurosos.

Recomendaciones de orientación según el clima

orientación sur Una fachada Sur así, en Almería, es un suicidio

Obviamente, no tiene las mismas necesidades una casa en Oviedo que otra en Sevilla. En la primera, casi todos los rayos de sol son bienvenidos para calentar la casa, ya sea invierno o verano, en la segunda queremos protegernos de ellos en verano, y disfrutarlos en invierno.

De esta manera, en climas fríos, buscaremos la orientación Sur para colocar grandes ventanales por los que pueda entrar el sol y calentar la estancia mientras que en climas cálidos deberemos buscar un equilibrio, así como una manera de protegernos del sol en verano y permitir su entrada en invierno. Ahora lo veremos detalladamente según la orientación.

Recomendaciones energéticas según la orientación

Orientación Este

El sol de la mañana es uno de los más apreciados por los arquitectos, no hay nada más agradable que despertarse con la luz del sol, por lo que un dormitorio orientado al Este o al Sureste hará las delicias de todo el mundo. En climas cálidos no es tampoco una mala opción para el salón y la terraza, ya que nos evitamos el calor del sol de mediodía y podemos disfrutar de algo de sombra desde al hora de la comida.

orientación este Da gusto ver amanecer por la mañana, pero mejor lamas verticales

En términos energéticos, en invierno calentará la habitación para que nos levantemos sin tener que enchufar la calefacción, y en verano podemos protegernos del sol con unas simples cortinas o unos estores de lamas verticales. Para la orientación Este las persianas y estores de láminas verticales sirven de poco, ya que los rayos son muy horizontales, y se colarán igualmente salvo que las cerremos completamente, que tampoco es recomendable, ya que perdemos la luz natural y nos veremos obligados a encender la luz de la habitación.

Orientación Sur

La orientación Sur es una orientación complicada. Por un lado, en invierno ofrece las cariñosos rayos del sol, pero durante el verano de climas calurosos será un auténtico suplicio que nos obligará a recurrir al aire acondicionado si no nos protegemos adecuadamente de él. Con la preparación adecuada es una buena opción para salones y dormitorios también, salvo que seamos los de dormir la siesta en la cama.

Orientación sur toldos En esta finca solo hay tres ahorradores

Para evitar la entrada de los rayos del sol en verano, y permitirla en invierno, el invento más sencillo y efectivo es el toldo de toda la vida. Si vuestra casa está orientada a Sur y no disponéis de uno, es la mejor inversión que podréis hacer, el cambio en la sensación térmica será increíble y ahorraréis gran cantidad de energía en aire acondicionado. Los buenos arquitectos preveen estas situaciones y diseñan las casas con salientes y voladizos que protegen de los rayos en verano y permiten su paso en invierno, ya que debido a la inclinación del eje de la tierra, éstos son más horizontales en invierno y más verticales en verano.

Orientación Oeste

En terminos energéticos y de habitabilidad, la orientación Oeste es el enemigo. Su luz no es demasiado agradable y aún así calienta en exceso, además, no es tan sencillo protegerse de ella como de la del Sur. De nuevo, las lamas verticales y cortinas serán nuestras mejores aliadas, ya que un toldo poco hará por protegernos.

No hay ninguna habitación que recomendaría situar al Oeste. Los dormitorios se calientan en exceso de cara a la noche, provocando gastos energéticos innecesarios en verano, mientras que si colocamos el salón, no lo disfrutaremos al llegar al trabajo. En climas fríos es menos grave, e incluso puede suponer algo de ahorro, pero en climas cálidos es la orientación que conviene evitar.

orientación oeste Con lamas verticales se podría mitigar el efecto

Orientación Norte

Aquí no hay rayos solares de los que protegerse, y aunque siempre entra luz reflejada en otros edificios, se puede despreciar en términos caloríficos. Sin embargo, lo que no conviene olvidar es que normalmente, el frío viene del Norte. De esta manera, es importante que esas ventanas sean de calidad, con buenas cristales y las juntas bien selladas. Las cortinas, contraventanas y estores también ayudan a evitar que entre el frío, o más bien, que se escape el calor.

En esta orientación hay que evitar colocar el dormitorio, ya que es el lugar de la casa donde pasamos las horas más frías del día, que son las de la noche. Una habitación de juegos, un despacho, la cocina o incluso el salón son mejores elecciones, ya que son sitios en los que en mayor o menor medida realizamos actividades, casi siempre durante el día.

¿Cuál es la orientación perfecta?

Suponiendo de partida que hemos elegido una casa con dos orientaciones para poder disfrutar de ventilación cruzada –esto lo veremos otro día, que también es importante en temas de ahorro energético– lo normal es tener dos orientaciones enfrentadas, es decir, Este-Oeste o Norte-Sur, por ejemplo.

De estas dos, yo recomendaría Norte-Sur, para evitar el Oeste, aunque mi orientación favorita es una intermedia, probablemente Noreste-Suroeste, ya que aunque tenemos una zona de la casa ligeramente orientada al Oeste, en verano el sol se pone casi por el Noroeste, por lo que no es tan molesto, y disfrutamos del sol de la mañana casi todo el año.

Y vosotros, ¿habéis tenido en cuenta la orientación a la hora de comprar y acondicionar vuestra casa?

Imágenes | visulogik, ex_magician, Aitor Escauriaza, Michal Osmenda
En Naranja | ¿Cuánto ahorro supone la iluminación LED y los electrodomésticos A+++?

Etiquetas: