La regla de tres, tu mejor amiga estas rebajas

Rebajas Calcular un 50% de descuento es fácil pero ¿y un 30% o un 15%?

Llegan las rebajas y con ellas los descuentos. En ocasiones la etiqueta muestra el precio del producto una vez aplicado el descuento, pero muchas otras veces no, y ahí es cuando la regla de tres se convierte en nuestra mejor amiga durante las rebajas.

Porque usando la regla de tres y algunos trucos mentales de cálculo podremos aplicar descuentos de cabeza en un abrir y cerrar de ojos, y así saber si nos encontramos ante una verdadera ganga o no, sin dejarnos engañar por descuentos muy altos sobre precios también muy altos ni perder demasiado tiempo en el proceso.

La regla de tres en los descuentos es muy sencilla. Veamos por ejemplo el caso de una prenda con el 25% de descuento. Eso quiere decir que de cada 100 euros nos descontarán 25, y si una prenda vale 75 euros, el descuento será tal que D=75×25/100=18,75, siendo la regla general Descuento = Valor del objeto x Porcentaje de descuento / 100.

rebajas 2 No es cuestión de ponerse a hacer números en la palma de la mano

Pero claro, multiplicar 75×25 de cabeza, o cualquier par de cifras de dos dígitos, es bastante complicado, así que el truco está en convertir ese porcentaje en una fracción, simplemente dividiendo 100 entre el descuento (En nuestro ejemplo 100/25=4). Después dividimos el importe de la prenda por el resultado y ya tenemos el descuento calculado (D=75/4=18,75 aunque de cabeza vale con aproximar a 19).

Con el tiempo es fácil memorizar a qué fracción se asocia cada porcentaje, por ejemplo, un 5% es 1/20 del precio (hay que dividir por 20), un 20% es 1/5 (dividir por 5) y un 35% es aproximadamente 1/3 (dividir por 3). En la siguiente tabla podéis ver las fracciones asociadas a cada descuento, y el número por el que deberemos dividir el precio del objeto para obtener la cantidad a descontar.

% Descuento Convertido en Fración Nº por el que dividir el precio
5% 1/20 20
10% 1/10 10
15% 1/7 (aprox) 7 (aprox)
20% 1/5 5
25% 1/4 4
30-35% 1/3 (aprox) 3 (aprox)
40-45% 2/5 2,5
50% 1/2 2

Esta tabla no es más que el resultado de dividir 100 por el porcentaje de descuento correspondiente, y con ella simplificamos mucho el cálculo de un descuento, pues en vez de tener que multiplicar dos números de dos cifras (el precio por el descuento), ahora solo es necesario hacer una división sencilla: el precio divido por el denominador de la fracción correspondiente, que además también es fácil y rápida de calcular.

Una vez conocemos la cantidad del descuento, ya solo tenemos que restárselo al precio y tendremos el precio rebajado. Si nos encontramos con descuentos de más del 50%, como por ejemplo el 70% que es bastante habitual, simplemente hacemos la misma operación con el porcentaje complementario, en este caso el 30% (100-70=30) y obtendremos directamente el precio con el descuento aplicado.

rebajas 3 Probad a calcular un porcentaje con la calculadora del móvil y 8 bolsas en cada mano

Este es el proceso mental que utilizo habitualmente para calcular descuentos sobre la marcha, es fácil y bastante preciso, perfecto para no perder mucho tiempo pensando en el precio al que se queda una pieza de ropa mientras el resto de gente parece arrasar con la tienda sin saber exactamente lo que van a pagar por cada prenda.

Imagino que muchos de vosotros tendréis otros trucos, o tal vez las matemáticas no os entusiasmen, en cuyo caso existen aplicaciones móviles muy prácticas para las rebajas, como por ejemplo On Sale, que con solo introducir el precio y el porcentaje, nos da el precio con el descuento aplicado. Más fácil imposible.

Imágenes | Auggie Tolosa, Epi.Longo y max_wei
En Naranja | Predeciblemente irracionales: El experimento de Ariely y lo relativo de comparar precios

Etiquetas:


  • Diego Lorenzana

    A mí siempre me preguntan por esto. ¿Cuánto tengo que pagar si tal prenda tiene un 20% de descuento? Yo siempre lo multiplico por 0,8 (1 – 0,2) y ya lo tengo. Pero, como bien dices, es más sencillo la forma que propones tú en la tabla :)

    • minue

      Sí, esa técnica también es muy buena, lo que pasa es que a mí me resulta más fácil dividir una cifra de dos dígitos por un número, que multiplicar esa misma cifra por otro número.

  • Rumpel

    Me veo con una chuleta como cuando convertíamos de pesetas a euros. Gracias!

    • minue

      Sí, pero al igual que la chuleta de los euros, con un poco de práctica se memoriza enseguida.

  • Pingback: Las 17 tareas más importantes que deben estar en el "checklist" de un ahorrador este invierno - En Naranja, ING Direct