Las motos son para el verano: diez razones para comprar una y ahorrar

¿Sabías que al llegar la primavera la venta de motos se dispara? Solo en el primer semestre de 2016 se han matriculado más de 89.000 motocicletas, casi un 10% más que el año pasado. Pero es en verano cuando las calles y carreteras se llenan de motos. El buen tiempo anima a circular sobre dos ruedas y dejar aparcado el coche. Pero, además del buen tiempo, hay motivos económicos que justifican la compra de una moto. Aquí tienes diez razones para comprar una moto y ahorrar:

 

  1.  Menor precio. En general, una moto es más barata que un automóvil. Obviamente, su precio dependerá del tipo y modelo de moto que elijamos, pero, por lo general, no necesitamos grandes ahorros para comprar una moto. En el caso de financiar la compra con un préstamo también será menos costoso porque se necesita menos capital que para un coche.
  2. Consumen menos. La moto, aunque utiliza gasolina que es más cara que el gasoil, resulta más económica porque consume menos que un coche si se realiza el mismo trayecto, lo que ayuda a que ahorremos más.
  3. El mantenimiento es más económico. Las reparaciones y revisiones periódicas de una moto son, por lo general, más baratas que las que se realizan a los coches, teniendo también en cuenta desperfectos y recambios de piezas.
  4. El seguro es más barato. Las motos, igual que los coches, están obligadas a tener un seguro de responsabilidad civil. A partir del seguro básico, se pueden contratar diferentes coberturas, tal y como ocurre en los coches. La ventaja es que la prima de la póliza es más barata que la del automóvil.
  5. La ITV también es más barata. Las motos de más de cuatro años y los ciclomotores de tres años deben pasar la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) cada dos años igual que el resto de vehículos. Sin embargo, el coste es menor que en los coches, aunque este precio varía en cada comunidad autónoma.
  6. No necesita aparcamiento. Muchas ciudades disponen ya de espacios propios para aparcar las motos en las aceras. Cuando no existen estos lugares, se pueden dejar en las aceras sin impedir el paso de otros vehículos. Además, en algunas ciudades las motos están exentas de pagar en las zonas de estacionamiento regulado. Las ordenanzas municipales son las que establecen las limitaciones de aparcamiento en las ciudades.Si se opta por dejar la moto en una plaza de aparcamiento, el alquiler es también más barato que la plaza de un coche.
  7. El carné de conducir de coche es válido para motos. No es necesario sacarse el carné de motos A2 o el A, que autoriza para circular con cualquier moto, para llevar una motocicleta. Con el carné B se pueden conducir motos de hasta 125cc.
  8. Evita los atascos. La mayor maniobrabilidad de las motos les permite eludir los atascos que se producen en las ciudades en las horas punta. Con cuidado se puede ir adelantando a los coches y salir del atasco ahorrando el combustible que se consume con los vehículos parados en marcha.
  9. Contaminan menos que los coches. Las motos utilizan gasolina en lugar de diésel por lo que son menos contaminantes. De hecho, solo el 1% del CO2 generado por el transporte en carretera proviene de las motos. Esta ventaja supone menos contaminación en la atmósfera y mejor calidad de vida para los ciudadanos.
  10. Ahorro de tiempo en los desplazamientos. Las motos permiten realizar los traslados en menos tiempo que en coche por su capacidad para evitar los atascos. Este ahorro de tiempo es importante porque supone indirectamente un ahorro de dinero.

En Naranja | Yendo al trabajo en bicicleta puedes ahorrar mucho más que gasolina

&nbsp


Conversación