Anticomidas de Navidad: nadie sabrá cuánto has ahorrado

Se acercan las fiestas navideñas y con ellas la alegría de las vacaciones, la familia que hace tiempo que no vemos, los regalos y las comidas festivas. Para unos esto es motivo de distracción, pero para otros puede ser un quebradero de cabeza cuadrar números en la cesta de la compra para preparar algo para las fiestas.

Hoy queremos ofrecerte un montón de ideas para que, sin haber gastado mucho, tus platos luzcan como de alta cocina, como si se hubiesen preparado con los ingredientes más caros del mercado. Quédate con nosotros para descubrir estas siete anticomidas de Navidad con las que nadie sabrá cuánto has ahorrado” ¡Comenzamos!

1. Para empezar bien, entrantes espectaculares

escabeche rabioso en naranja

Los entrantes obligan a comprar muchos ingredientes para su preparación, pero los que ofrecemos hoy son sencillos, muy sabrosos, y además permiten invertir lo que queramos según nuestras posibilidades. Por ejemplo, ¿qué en la receta nos piden un queso un poco caro? Pues buscaremos un sustituto parecido que se ajuste mejor a nuestro presupuesto.

Mira estos entrantes fáciles y baratos que te presentamos:

  • Escabeche rabioso de truchas con reducción de cítricos. La trucha es un pescado asequible, y implemente un poco de vinagre de vino y aprovechando esos trozos de hortalizas que solemos tener siempre para los sofritos de diario, consigues un entrante digno de un gran chef.
  • Tosta de rúcula, pera, rabanitos y queso. Esta tosta es ideal para aprovechar el pan que nos ha quedado del día anterior y no podemos servir en la comida festiva. Un golpe de horno o tostadora, y tendremos unas tostas magníficas.
  • Croquetas de queso variado. Aquí puedes aprovechar todos esos trozos de queso que algunas veces rondan por la nevera, u otros que sean baratos, rállalo con un robot o un rallador de mano y prepara estas sabrosas croquetas.

2. Para seguir, ensaladas vistosas y baratas

SONY DSC

Un sencillo consomé y una ensalada también es más que suficiente como entrante de cualquier comida navideña. Hoy te ofrecemos ensaladas muy vistosas que además no son nada costosas. Como sugerencias te dejamos estas propuestas:

  • Ensalada italiana de melón. Esta ensalada la preparas con una fruta que durante el año más o menos mantiene su precio. Como harás bolitas con un sacabocados, con un melón pequeño tendrás mucha cantidad de ellas y te rendirá para unas cuantas raciones. Si sois muchísimos, en vez de hacer bolas, prueba a cortarlo en dados de igual tamaño, rendirá más cantidad y quedará igual de bien presentada.
  • Ensalada de bacalao y vinagreta de mango. Una ensalada contundente y de las que llenan, que podemos optimizar comprando el bacalao desmigado en vez de en lomos, te saldrán a la mitad de precio y ni se notará, pues no necesita una pieza entera.
  • Ensalada de uvas, queso y canónigos. Ideal para Año Nuevo o Reyes, aprovecha para prepararla aquellas uvas que has comprado para fin de año y que después a nadie le apetece comer.

3. Pasteles de entrante, mucho más económicos que ponerse a hacer canapés

pastelpescado en naranja

Los pasteles son prácticos y muy socorridos. Un pastel preparado en un molde alargado de unos 20 centímetros te dará perfectamente para doce raciones. Suelen llenar bastante al llevar nata, y simplemente tendrás que comprar unos panecillos tostados para que tus comensales los disfruten.

  • Pastel de cabracho. Aquí te sugerimos que, para que su precio no se dispare, simplemente sigas al pie de la letra la receta, pero reemplazes el cabracho por otro pescado más sencillo y económico, como por ejemplo filetes de merluza congelados.
  • Pastel de bonito. Para hacerlo más económico en esta receta reemplaza el bonito fresco por latas de bonito al natural de calidad intermedia.
  • Pastel de atún en conserva y salmón. Utiliza para prepararlo recortes del salmón ahumado que hayas utilizado para preparar canapés. Esas esquinas que no te valen para servir al natural son perfectas para este pastel.

4. Compra un buen pan… pero prepara tú los patés

pate champis en naranja

A casi todos nos gusta el picoteo antes de empezar a comer, pero, ¡qué caros son los patés! Así que te recomendamos que inviertas en un buen pan, pero los patés los prepares tú mismo en casa, pues con pocos ingredientes, muchos simplemente latas de conservas, puedes lograr unas recetas espectaculares de patés y dips que nada tendrán que envidiar a los de cualquier rincón gourmet.

De esta manera tus invitados no llegarán a los siguientes platos con tanta sensación de hambre y podrás medir mejor las cantidades en los primeros y segundos. ¿Qué no se te ocurre qué preparar? Pues aquí tienes algunas sugerencias deliciosas y a muy buen precio:

  • Paté de champiñones con tomillo y Marsala. Utiliza para prepararlo restos de champiñones de los que hayas usado para hacer una pizza. Si no, también puedes hacerlo con champiñones en lata bien escurridos.
  • Paté de pollo con gelatina de Pedro Ximénez. Con una tarrina de higaditos, que no suele pasar de un euro y medio, tendrás la cantidad suficiente para preparar este delicioso paté. No compres una botella entera para hacer gelatina, salvo que vayamos a usarlo a menudo, sale más barato comprar reducción de Pedro Ximénez ya hecha (en la zona de vinagres).
  • Rillete de sardinas. Una lata pequeña de sardinas y poco más es lo que necesitas para elaborar una cantidad más que suficiente de este rico paté, como las sardinas van desmenuzadas no necesitas comprar una conserva excesivamente cara.
  • Mousse de hígado de rape. El rape es caro, pero justamente el hígado, que poca gente lo utiliza, suele estar tirado de precio, cómpralo sin dudarlo para hacer esta exquisita mousse con intenso sabor a pescado.

5. El marisco para otra ocasión, hoy, recetas con bacalao

SONY DSC

Sí, has leído bien, este pescado que podemos encontrarlo en filetes frescos o bien congelado al punto de sal ofrece muchísimas posibilidades. De carne muy suave, y casi sin ninguna espina para los más reticentes al pescado, se cocina en unos minutos una vez que lo echamos en la cazuela con la salsa.

Lo mejor es que mantiene el precio durante todo el año, pues no esta considerado como “pescado típico de Navidad”, así que por unos ocho o diez euros el kilo tenemos un pescado que se aprovecha entero y que resulta muy sabroso en gran cantidad de recetas.

  • Bacalao con salsa de almendras. Si hay algo que suele rondar por las mesas de Navidad esos son los frutos secos, utiliza un puñadito de los que pones de aperitivo para prepara esta magnífica receta de pescado.
  • Hojaldre de brandada de bacalao con pimientos asados. Las láminas de hojaldre congelado suelen estar bastante bien de precio, prepara esta receta si sois unos cuantos comensales. El hojaldre al horno llena, y para hacer este plato solo necesitarás unas pocas migas de bacacalo del más económico para realizar la brandada.
  • Bacalao con salsa de marisco. En esta receta, para abaratar el precio, no compres marisco fresco, siempre puedes recurrir a un puñado de preparado de marisco para paella.
  • Bacalao con nata y sidra. Una receta de aprovechamiento para esas botellitas de sidra que siempre nos sobran de los brindis navideños. La salsa proviene de una receta de mejillones a la sidra, que podemos servir de aperitivo, mientras que los espárragos verdes utilizados en la receta suelen ser los tallos menos vistosos que a menudo se desechan en otras preparaciones.

6. Recetas con pollo que nos harán olvidar el pavo, perdiz o pintada

pollo azafran pasas piñones3 en naranja

Sí, ya sé que estarás pensando que estás cansado de comer pollo durante el resto del año, pero esta carne, de alrededor de tres euros el kilo, nos ofrece, según la combinemos y presentemos, grandes posibilidades para hacernos olvidar otras aves más tradicionales en Navidad, pero que en estas fecha tienen auténticos “precios navideños”.

Simplemente preparando una receta en donde los ingredientes de la salsa sean algo distintos a los habituales, ya conseguimos una carne con sabores especiales. Preséntalo si puedes entero, relleno con una farsa de frutos secos, orejones y ciruelas o con salsas de vino dulce, y tu pollo estará exquisito y tendrá un aire a receta navideña.

  • Pollo asado con uvas y tomillo. Usa las uvas de tamaños distintos que te vayan a sobrar de las que sirvas en fin de año. Aquí aunque sean desiguales sirven a la perfección para acompañar este delicioso pollo.
  • Pollo al vino dulce. Para preparar esta receta utiliza alguna variedad de vino dulce que hayas comprado para dar de aperitivo a tus invitados.
  • Pollo relleno de manzana, cebolla, nueces y pasas. Las nueces y las uvas pasas que suelen ser habituales en las mesas de Navidad de picoteo son simplemente lo que necesitas para este delicioso relleno, no necesitas comprar nada más.

7. Del cerdo… hasta los andares

cerdo-andares

Si hay una carne versátil donde las haya esa es la de cerdo. En esta ocasión, y para dar un aire festivo a nuestros platos, vamos a seleccionar dos de sus partes más nobles, el lomo y el solomillo, que sin embargo no están disparados de precio, pues por siete euros nos vendremos a casa con dos solomillos de cerdo, que bien dan para preparar un segundo plato abundante para hasta seis personas.

Esta carne combina bien con frutas, salsas agridulces, es perfecto en recetas donde tenga un punto de caramelizado, pero permite también realizar plato más clásicos o darle un toque oriental ese día a nuestra cocina.

  • Solomillo de cerdo con salsa de foie. Aquí como el foie va formado parte de la salsa y triturado, busca para abaratar la receta foie en pequeños trozos. que suele ser más económico que cuando te venden la pieza entera.
  • Solomillo de cerdo laqueado a las cinco especias. Poco más de una cucharada de azúcar moreno y un chorrito de salsa de soja es lo que necesitas para hacer esta receta de cerdo laqueado. Sin embrago, el resultado es espectacular, y en la salsa no te habrás gastado mas de dos euros.
  • Solomillo de cerdo con ciruelas y piña. La piña es un clásico en los postres de Navidad, compra una pieza entera para picar en trozos para el postre y reserva unos trocitos para hacer esta rica receta. Resolverás postre y segundo plato con la misma fruta.
  • Solomillo de cerdo al café. Si hay algo que abunda en las largas jornadas navideñas ese es el café, retira un poco de cualquier cafetera de las que prepares a tus invitados para hacer una salsa para la carne que no olvidarán.

Esperamos que os hayan servido de ayuda estas siete anticomidas de Navidad con las que nadie sabrá cuánto has ahorrado. Estas Navidades nadie sabrá lo que os habéis gastado en la cesta de la compra, aunque os podemos asegurar que vais a quedar como auténticos chefs.

esther-clemente
Esther Clemente es una apasionada de la gastronomía que comparte su sabiduría y sus recetas en Directoalpaladar.com. Cuando le preguntan por qué le gusta tanto cocinar, siempre responde: ¡Porque mi madre odia meterse en la cocina! Puedes seguirla también en su blog personal La Cocina Mágica

En Naranja | Cinco propuestas de menús económicos para ahorrar en nuestras comidas de Navidad

Conversación