Momentos de tu vida en las que querrás abrir una cuenta de ahorro vivienda

Cuenta vivienda

Tienes en mente comprar o rehabilitar tu primera vivienda. El precio de los inmuebles está por las nubes, y es posible que incluso necesites cuatro o cinco años para poder empezar a pensar en adquirirla. Existe un producto que te puede ser de gran utilidad: la cuenta de ahorro vivienda.

Este tipo de cuentas es una de las herramientas más utilizadas para comenzar a deducir por vivienda habitual. Abrir una cuenta de ahorro vivienda supone fijarse un plazo para la compra del inmueble. Sin embargo, esta cuenta proporciona una serie de ventajas fiscales muy a tener en cuenta. Veámoslas más en detalle.

¿Cuándo me interesa abrir una cuenta vivienda?

Hay momentos en tu vida en los que será interesante para ti abrir una cuenta vivienda.Te ponemos algunos ejemplos de ellos:

  • Imagina que tu abuela del pueblo va a dejar la casa del pueblo en herencia, pero está tan vieja que necesitará una rehabilitación más o menos grande.
  • Eres aún joven, pero estás cansado de vivir en casa de tus padres, y estás pensando en ahorrar para independizarte dentro un período más o menos grande.
  • Tienes novia, llevas un tiempo con ella, y quieres ir a vivir con ella, pero a día de hoy tus ahorros no te lo permiten, aunque es posible que sí puedas hacerlo pronto.

Si eres alguien que cumple cualquiera de estos tres requisitos, sabes que necesitarás ahorrar durante un tiempo, que las viviendas no son precisamente baratas, y qué mejor si encima te ayudan a cumplir este objetivo ¿verdad? Es por ello que las cuentas viviendas son el producto ideal para ti, porque además de tener tus ahorros a buen recaudo, desgravarás un 15% durante el tiempo que estés ingresando dinero anualmente a la misma, hasta un máximo anual de 9040 Euros y durante un período máximo de 4 años.

¿Y con qué ventajas contaré?

Llegados a este punto, cabría preguntarse ¿cuáles son las ventajas de estos productos de ahorro respecto a otros, si mi intención es destinar este ahorro a la compra o rehabilitación de mi primera vivienda?

  • Como hemos señalado anteriormente, al estar el capital ingresado en esta cuenta destinado a la primera vivienda, menos dinero necesitarás para financiarla, es decir, menos dinero tendrás que pedir prestado.
  • Como consecuencia de lo anterior, los intereses totales a pagar por el préstamo serán menores, debido a que, o bien se reducen las cuotas del préstamo, o bien se reducirán los plazos del mismo.
  • Por último, y lo que los hace más atractivos, es que si te acoges a este producto financiero disfrutarás de una desgravación fiscal del 15% en el IRPF del capital invertido cada año, como si ya efectivamente se hubiese adquirido la primera vivienda, si esta renta no supera los 24.107,20 euros anuales.

Un ejemplo ilustrativo

Juan tiene una renta de 20.000 euros anuales, y está pensando en comprar su primera vivienda, pero aún no tiene los suficientes fondos para poder adquirirla. Abre una cuenta vivienda el 1 de Enero de 2011, e ingresa todos los años 5000 Euros. El 1 de Enero de 2015, compra su vivienda por 150.000 Euros. Pide un préstamo por 120.000 Euros y aporta 30.000, de los cuales 25.000 provienen de su cuenta vivienda.

Veamos gráficamente las deducciones anuales en la siguiente tabla:
tabla de ejemplo deducciones

Cuando Juan adquiere el piso, ha ingresado ya 25.000 Euros en su cuenta vivienda, los cuales se utilizarán para pagar una parte del mismo, con lo que el importe del préstamo es menor, y por tanto los intereses son menores. No sólo eso, como se puede apreciar en la tabla, Juan ha podido disfrutar durante todo este tiempo de una desgravación fiscal de 1056,852 Euros (264,213 euros anuales, por la fórmula mencionada anteriormente, al ser la base imponible de 20.000 euros), que aumentará su renta personal, y que incluso podría reutilizar en pagar el préstamo de la vivienda.

Más información | Preguntasfrecuentes.net
Imagen | woodleywonderworks

Etiquetas: ,


  • alegreytriste

    muy rentable