Necesito un coche ¿renting o compra?

Cuando necesitas comprar un coche, las primeras preguntas que te haces suelen ser: ¿nuevo o de segunda mano? o ¿gasolina, diésel o híbrido? Sin embargo, en los últimos años, la opción de un alquiler de larga duración tiene cada vez más adeptos, de ahí que quizás la primera pregunta que deberías hacerte es: ¿renting o compra?

Un renting es un alquiler de larga duración, normalmente 36 o 48 meses, durante los que puedes disfrutar de un vehículo nuevo pagando una cuota mensual. Normalmente, ese alquiler incluye también gastos de mantenimiento, reparaciones, seguros e impuestos, por lo que solo debes preocuparte de pagar esa cuota.

Su mayor atractivo se articula en torno a dos puntos. El primero, que no hace falta realizar ninguna inversión inicial para disfrutar de un coche nuevo; el segundo, que la cuota mensual es un gasto fijo que puedes prever en el presupuesto familiar, sin sorpresas por una reparación costosa imprevista.

Así que ahora la siguiente pregunta que hay que hacerse es: ¿sale rentable el renting?

 ¿Sale rentable el renting?

La respuesta a esa pregunta se podría resumir en un ambiguo sí y no.

, porque como se puede ver en el gráfico de ejemplo -con un Seat León TDI de 90CV- los números salen. Alquilar un coche durante cuatro años con “todo incluido” (salvo el combustible) tiene un coste similar al de comprar un coche, usarlo durante cuatro años (con su financiación, impuestos, seguros, mantenimiento…) y luego venderlo. Los números son los siguientes:

  • PVP con descuento: 16 596 €
  • Impuestos: 300 €
  • Seguro a todo riesgo: 3200 €
  • Mantenimiento y neumáticos: 1200 €
  • Gastos financieros: 3000 €
  • Venta segunda mano: – 8000 €
  • Total gastado en 4 años por la compra: 16 296 €
  • Total gastado en 4 años por el alquiler: 13 776 € (287 euros al mes).
Comparativa de renting vs compra
Fuente: Ing.alphabet.es

Y no, porque lo cierto es que los cuatro primeros años es cuando más se devalúa un coche  (al que aún le queda más de media vida útil), además de ser el intervalo de tiempo cuando menos averías tiene y menos mantenimiento necesita: únicamente cambiar neumáticos, discos y pastillas de freno, aceite, filtros… Lo básico.

Entonces: ¿compra o renting?

Como siempre, todo depende. Si eres de los que suele cambiar de coche cada cuatro o cinco años, y quieres disfrutar de un coche siempre nuevo sin tener que realizar desembolso inicial alguno, solo preocupándote de una cuota al mes, el renting es una magnífica opción.

También lo es para pequeños negocios o autónomos que no quieran hacer una gran inversión en uno o varios vehículos que amortizar en varios años. Además, podrán desgravarse el IVA e incluir la cuota en los gastos de la empresa.

En cambio, si no tienes previsto cambiar de coche dentro de cuatro o cinco años, sino alargar su vida útil hasta los ocho o diez años, entonces el renting resulta una opción menos interesante. A partir del quinto año, cuanto más alargues la vida del vehículo, más rentable sale la compra frente al renting.

En cualquier caso, como en cualquier otro ámbito de la vida, todo depende de nuestras necesidades particulares. Conviene hacer todos los números que sean necesarios antes de decantarse por la compra o por el renting.

Puedes calcular la cuota de tu vehículo en renting con el simulador de Alphabet, que ofrece descuentos especiales para los clientes de ING.

En Naranja | Esto es lo que puedes ahorrar al comprar un vehículo eléctrico
F
oto | istock / builmifotografia

Pedir un Préstamo NARANJA sin ser de ING, no es infidelidad a tu banco

Desde 5,95%TIN (6,11% TAE)*.
Sin comisiones y sin domiciliar tu nómina.


Conversación