Necesito un portátil ¿qué tengo que mirar para hacer una buena compra?

La era “post-PC” avanza de forma lenta, pero firme. Cada vez más gente ha sustituido el ordenador que habitaba en todos los hogares por una tablet o, simplemente, el smartphone. Sin embargo, siguen existiendo muchos casos en los que, por diversos motivos, necesitemos un portátil, ya sea para hacer trabajos de la universidad, o para llevarnos la oficina siempre con nosotros.

Lo que ocurre es que, a la hora de elegir un portátil, y al igual que ocurre con los teléfonos móviles, la oferta puede ser abrumadora: ¿qué hay que mirar para hacer una buena compra?

En realidad, esto depende de muchos factores, como el uso que tengamos previsto darle al ordenador o el presupuesto del que dispongamos. Vamos a intentar explicar los aspectos a considerar en cada caso.

La pantalla y el peso

Aunque todos son “portátiles”, no es lo mismo cargar a la espalda uno de 11 o 13 pulgadas que uno de 15,6 o incluso 17 pulgadas. Obviamente, cuanto mayor sea el tamaño de la pantalla, más cómodo será trabajar con el portátil, así que hay que buscar un equilibrio.

Los más pequeños y ligeros son ideales para viajar o llevar todos los días de aquí para allá. Tienen el tamaño de un folio y caben donde cabe una carpeta. Por otro lado, los tamaños más grandes son más adecuados para un portátil que vayamos a usar principal en casa o en la oficina, y que solo vayamos a llevar de viaje puntualmente.

portatiles-3

El procesador

Hace años, el procesador era un elemento crucial a la hora de escoger un portátil. Hoy en día sigue siendo importante, pero las mejoras logradas en este campo han hecho que casi cualquier procesador moderno tenga suficiente capacidad para procesar las tareas cotidianas.

Así que si no tenemos pensado darle un uso intensivo al portátil, y teniendo en cuenta la gran variedad de modelos y versiones de procesadores que existen en el mercado, es un aspecto que podemos pasar un poco por alto.

De manera muy orientativa es bueno saber que, generalmente, y dentro de la misma generación de procesadores, un Intel i7 es mejor que un i5, y este que un i3. Si se quiere ahondar en el tema, existen páginas especializadas que comparan el rendimiento de todos los modelos de procesadores, siendo CPUBenchmark.net la más conocida.

portatiles-5

La memoria RAM

En los ordenadores modernos, la memoria RAM es uno de los elementos que más influencia tienen a la hora de que notemos que “va rápido”. Además, es uno de las piezas más económicas, por lo que no conviene escatimar en ella. Desafortunadamente, muchos ordenadores portátiles de gama media vienen con tan solo 4GB de RAM instalada, algo que resulta escaso.

Nuestra recomendación para un uso básico es un modelo con al menos 8GB, aunque si queremos utilizar el portátil para jugar a videojuegos actuales o para editar grandes archivos de foto o vídeo, podemos aumentar la memoria hasta los 16GB.

La tarjeta gráfica

La tarjeta gráfica no es un componente especialmente clave para usos de ofimática y multimedia, pero sí es crucial si vamos a jugar a videojuegos, tenemos pensado editar vídeo de manera más profesional o tal vez crear modelos en 3D.

En esos casos, es importante contar con una tarjeta gráfica independiente (que no esté integrada en el procesador, como ocurre en muchos modelos de gama media) con la potencia suficiente para la tarea que tenemos prevista. Las posibilidades son muchísimas, por lo que nuestra recomendación es que comparemos los diferentes modelos que estemos sopesando en páginas como Videocardbenchmark.net

El disco duro

El disco duro es el lugar donde almacenamos toda la información del ordenador: programas, fotos, documentos, películas, música… Lógicamente, cuanto mayor sea su capacidad, más podremos guardar en él, pero también hay que valorar si nos merece la pena pagar un sobreprecio elevado por esta mayor capacidad.

La mayoría de portátiles de gama media incluyen discos duros de 500GB o 1TB (1.000GB), siendo ambas capacidades más que suficientes. En algunos modelos, no obstante, existe la posibilidad de montar un disco duro SSD. Estos discos duros son muchísimos más rápidos, silenciosos y eficientes que los normales, pero también son más caros y ofrecen menos capacidad de almacenamiento (normalmente 128 o 256 GB).

La duración de la batería

portatiles-4

Si tenemos pensado trabajar mucho con el portátil fuera de casa, la duración de la batería es un aspecto crucial. Normalmente los modelos más pequeños (11 y 13”) son los más pensados para estas situaciones, y en algunos casos llegan a ofrecer hasta 10 horas de autonomía.

Normalmente estos modelos son sensiblemente más caros que otros con duraciones más normales, de 3 o 4 horas, por ejemplo, así que es un aspecto a tener en cuenta. Para un uso cotidiano en casa y en la oficina y un uso esporádico en viajes o presentaciones, puede que un modelo convencional sea suficiente.

Conexiones y otros aspectos a considerar

Los elementos que hemos revisado ahora son los más importantes que debemos revisar a la hora de comprar un portátil. Sin embargo, hay otros aspectos a considerar.

Por ejemplo, ¿Tiene suficientes conexiones USB? ¿Es el teclado cómodo para escribir? ¿Tiene una salida para conectar una pantalla externa o la televisión? ¿El trackpad se maneja bien? ¿Los altavoces se escuchan correctamente? ¿Qué resolución tiene la webcam integrada?

Puede que para determinados usuarios alguno de estos puntos sea crucial al elegir el modelo que mejor encaje para el uso que necesita. La clave es no obsesionarse por conseguir “lo mejor por mi dinero”, sino buscar aquello que mejor se adapte a nuestras necesidades. Si se tratara de coches, de nada serviría comprarse un deportivo si lo que necesitamos es una furgoneta para hacer repartos.

En Naranja | Alternativas gratuitas a programas de pago

Conversación

  • CrisMandarica

    Ahora molaría ver un cuadro comparativo de esos que hacéis a veces, como con los robots de cocina, para comparar diferentes modelos del mercado. Es que justo ahora mismo estoy pensando en comprarme un portátil. De todas formas, este artículo me ha aclarado muchas cosas. Biquiños!