Practica deporte para ahorrar en salud

Ahorrar en salud

Hoy, 29 de septiembre, día mundial del corazón, es un buen momento para recordar que la práctica deportiva es una de las mejores actividades que las personas pueden realizar para mantener su cuerpo con un tono físico y mental adecuado. Invertir tiempo practicando deporte es sinónimo de ahorrar en salud, gracias a que es un hábito que ayuda a prevenir enfermedades.

Practicar deporte es muy fácil, tan sólo basta elegir la especialidad y nivel deseados, que pueden partir desde simplemente caminar o correr, a otras más complejas y técnicas como el tenis, el triatlón o el tiro con arco. Una buena organización, igual que cuando pensamos en nuestras finanzas personales, constancia y un poco de fuerza de voluntad, bastan para ponerse con ello.

Deporte es sinónimo de salud

A medida que una persona va cumpliendo años, se incrementa el riesgo de padecer enfermedades derivadas de la vida sedentaria o del estrés. No conviene entrar en el círculo vicioso de la falta de ejercicio, esa situación en la que muchas personas dejan de practicar deporte y llega un momento en el que piensan que “ya no valen para hacer ejercicio”. Hay que salir cuanto antes.

El motivo es que el tiempo que una persona pasa practicando deporte le permite ahorrar en salud, gracias a que es un hábito que ayuda a prevenir esas enfermedades cardiovasculares y de otra índole, que afectan a las personas con una vida más sedentaria.

Además, esto es algo que se puede hacer en cualquier momento de la vida porque el deporte no tiene edad. Por ejemplo, caminar es una actividad con la que se pueden quemar suficientes calorías en cualquier momento de la vida. El golf, por ejemplo, es un deporte tradicionalmente conocido porque su práctica se puede llevar a cabo hasta edades muy avanzadas, siendo normal ver a jugadores de 80-90 años en casi cualquier club, que incluso pueden competir contra los más aguerridos jovenzuelos.

El deporte es un gran aliado para la mente

“Mens sana in corpore sano, decían los romanos en su lengua, el latín. La vida sedentaria contribuye a no tener una mente ágil para tomar las mejores decisiones que afectan a nuestra economía. Los hábitos poco saludables son un puente a la compra compulsiva y otros problemas que deben evitarse a toda costa.

Los deportistas llegan a desarrollar habilidades derivadas de la práctica de la especialidad que practican. Estrategia, visión de conjunto, agilidad, son sólo algunos ejemplos que bien se pueden aplicar en la vida diaria, a la hora de tomar decisiones que afectan a la economía personal.

A tener en cuenta también es que hacer deporte no es sinónimo de competir, aunque siempre está ahí el espíritu de superación y el amor propio de cada persona. Ir superando metas sencillas ayuda a sentirse más motivado para seguir practicando deporte y si uno piensa que ya alcanzado su cima o no le motiva un deporte, siempre puede desaprender y aprender uno diferente.

En Naranja | Invierte en tu salud, vete de vacaciones
Imagen | APM Alex

Conversación

  • Diego Lorenzana

    Aunque sea una paradoja, hacer deporte te mantiene más activo y aún menos cansado si cabe. Te permite tomarte la vida de otra forma. Recomendado a todo el mundo.

    • Josep Camós

      Os habéis puesto de acuerdo para que vuelva a la piscina, lo sé. ¬¬