Proteger tu ordenador gratis es posible

Antivirus gratuito

Proteger nuestro ordenador es vital para que podamos trabajar correctamente con él. Con el uso suelen aparecer diversos problemas que ralentizan el equipo, reinicios inesperados o comportamientos fuera de lo común.

El principal problema al que nos enfrentamos son los virus, existentes desde hace décadas y que son los rivales a batir. ¿Cómo hacerlo? ¿Qué nos puede costar una buena protección?

El tipo de software freeware

Antes de empezar con el meollo del asunto es necesario hablar sobre los distintos tipos de software. Los programas, igual que cualquier producto físico, tienen una licencia adjunta que es algo así como su copyright, sus derechos, y sus creadores deciden su precio y condiciones de compra.

Desde el inicio de la informática se ha fomentado el desarrollo de programas gratis, sin ningún coste final para el usuario y que siguen existiendo. Suelen ser alternativas sencillas de pequeñas empresas o incluso de programadores individuales, cuyas funciones pueden ser suficientes para nuestra misión de hoy.

De entre todos los tipos de software hay una categoría especialmente interesante para los consumidores, más aún en los tiempos actuales: freeware son programas gratis y por supuesto completamente legales. Suelen ser sencillos, pero muchas veces suficientes para usos concretos.

Ojo: no hay que confundir freeware (completamente gratis) con shareware (gratis durante un tiempo o limitado en funciones, a modo de demostración, y luego a pagar) u otras. El software freeware tampoco indica que sea de código abierto, opensource o libre, aunque sí suele ser común que el software opensource sea gratuito.

Y digo esto porque hay mucha gente que piensa que para proteger el ordenador hay que pagar, y no es siempre así. Existen multitud de opciones gratuitas qe servirán para nuestro cometido.

Lo esencial: el antivirus

Nos centraremos en el principal problema de los ordenadores: los virus son pequeños programas que cuando se ejecutan actúan, digamos, con maldad. Hay miles de virus diferentes y pueden afectar de otras tantas formas a un ordenador.

La mejor forma de combatir un virus informático es mediante un antivirus, claro. En los últimos años están saliendo al mercado muchos antivirus gratuitos que en sus versiones de pago ofrecen opciones adicionales, como por ejemplo la protección de correo electróonico.

Para nuestro menester hay un buen puñado de antivirus gratuitos como AVG, Avast o Avira AntiVir, los tres con versiones gratuitas sencillas – pero suficientes – y también con opción de pago que aporta otras funciones.

En caso de que prefiramos un antivirus de pago tendremos un amplio abanico de precios disponibles, desde unos pocos euros hasta cerca de cien. Los ejemplos en este caso son más conocidos: Panda, McAfee o Kaspersky, cuyas licencias pueden adquirirse en sus respectivas páginas web pero también en establecimientos especializados por toda España.

Junto con el antivirus propiamente dicho, las empresas que desarrollan estos programas también suelen ofrecer otros servicios como el de protección frente a fraude, correo electrónico, páginas web poco deseables y más. Personalmente no los considero necesarios ya que con un mínimo cuidado conseguiremos tener el equipo a punto, aunque para los más desconfiados pueden ser una opción a tener en cuenta

¿Dónde conseguir este software?

La mayoría de opciones para proteger nuestro ordenador están disponibles a través de Internet, y prácticamente cualquier antivirus se puede adquirir o descargar en la página web de su desarrollador. Una búsqueda web nos llevará rápidamente a ella.

A parte, existen múltiples web dedicadas a la descarga de software que pueden sernos muy útiles debido a una serie de categorías que utilizan para organizar todos los programas. La más conocida en España es Softonic, aunque otra opción de las más veteranas es es CNet, en inglés.

Este tipo de páginas son útiles para descubrir nuevo software y leer comentarios de la comunidad, pero en los últimos años están complicando el proceso de descarga y confundiendo a la hora de conseguir los programas. Personalmente recomiendo usarlas para explorar las categorías y ver si hay algún programa que nos pueda interesar, pero luego siempre es preferible ir a la página oficial del programa y descargarlo – o comprarlo – allí.

Antivirus online, otra opción interesante

Siempre es recomendable tener un antivirus residente en nuestro ordenador en forma de proceso (o programa) ejecutándose continuamente. Pero hay otras alternativas muy interesantes: los antivirus online.

Permiten escanear nuestro equipo en busca de virus y no necesitan tener ningún programa instalado, más allá de quizá algún plugin para el navegador. Se trata de una opción que no disminuye los recursos de nuestro sistema ya que no existe ningún programa funcionando en segundo plano, y además podremos combinar varias opciones a la vez para así mejorar la seguridad.

En antivirus online también hay una lista bastante amplia de posibilidades, aunque destacaremos el Panda ActiveScan o el de Kaspersky.

Lo importante está delante del ordenador

Un ordenador no se infecta por su propia cuenta. Siempre es el usuario el que descarga ese virus y lo ejecuta, produciendo el problema. Es posible que en la inmensa mayoría de las ocasiones sea sin mala intención y por puro desconocimiento, pero ésta es la realidad.

El usuario es la parte más importante para evitar los virus. Y digo bien: evitar. Hay que aprender cuáles son los sitios web más problemáticos, los lugares donde se suelen encontrar y descargar los virus. Si te has descargado un programa y no te fias de él, busca información por Internet a ver qué opinan otros usuarios. Por supuesto evita descargar cualquier fichero adjunto en un correo electrónico que proviene de alguien que no conozcas o que sea sospechoso.

Conclusiones

Es importante tener buen software de seguridad para nuestros ordenadores para cubrir los contratiempos que puedan surgir. Hay opciones gratuitas en las que personalmente confío, aunque para los que lo deseen también hay versiones de pago de multitud de fabricantes.

Todo este software está disponible en las páginas web de sus respectivos desarrolladores, y en algunas ocasiones también en páginas ‘contenedor’ que personalmente recomiendo utilizarlas para descubrir nuevos programas, pero luego descargarlos desde las páginas oficiales.

Los antivirus ayudan a proteger nuestro ordenador, pero mucho más importante es que el usuario aprenda a evitar los virus, navegando por Internet de forma fiable. No te fies de lo que no conoces o de lo que no estés seguro.

WhisKiTo

Pablo Espeso escribe con el pseudónimo WhisKiTo desde hace años. Está finalizando sus estudios en Ingeniería Técnica en Informática de Gestión en la Universidad de Valladolid, y además de estudiante, es editor senior en Xataka desde hace más de seis años, poniendo en práctica así todos sus conocimientos sobre tecnología y especialmente hardware, su principal afición desde que tuvo uso de razón. Puedes seguirle en su cuenta de Twitter: @WhisKiTo.

En Naranja | Guía para ahorrar en tu ordenador

Conversación

  • Josep Camós

    Se suele decir que en Linux hay menos virus porque como lo usamos cuatro gatos y cada uno una distribución 😛 no sale a cuenta contaminar los equipos. Sin embargo, sé que hay antivirus para este sistema operativo. ¿Vale la pena usarlo? Es decir, vale, sí, todo lo que sea proteger… Pero, en serio, ¿vale la pena?

    • WhisKiTo

      Existen virus – o más ampliamente, malware – en cualquier sistema operativo. Un virus no es más que un programa que se crea con una finalidad concreta, así que cualquier sistema operativo que pueda ejecutar programas de terceros está expuesto a un virus. Me refiero no sólo a sistemas operativos de escritorio (Windows, MacOS, Linux) si no también a móviles (Android, iOS) e incluso otros sistemas.

      Pero claro, cada sistema tiene más o menos riesgo. En este sentido Linux y MacOS X pueden tener virus, sí, pero el porcentaje de contagio es bajísimo por varias circunstancias (comunidad más avanzada, sistemas de seguridad propios del sistema, etc). Yo no creo que sea necesario un antivirus para Linux o MacOS, e incluso para ciertos usuarios tampoco es necesario en Windows… pero siempre depende del usuario y de lo seguro que quiera estar con su equipo 🙂