¿Qué novedades existen en la Declaración de la Renta para poder ahorrar?

El IRPF es un impuesto personal y, como tal, tiene en cuenta las circunstancias personales de cada persona; es decir, a diferencia de otro tipo de impuestos, como puede ser el IVA en el que cada contribuyente paga una cuantía determinada en función de su consumo, en el IRPF la cuantía final a pagar depende de una serie de conceptos personales que deberemos reflejar convenientemente en nuestra Declaración de la Renta, pero que no todo el mundo conoce.

El año pasado os proponíamos una serie de conceptos que se podían incluir en nuestra Declaración de la Renta para poder beneficiarnos de unas determinadas deducciones fiscales aplicables al impuesto sobre la renta de las personas físicas. Pues bien, a pesar de los cambios normativos que se han dado durante este año, todavía es posible aplicar una serie de deducciones fiscales para que nuestra Declaración de la Renta nos salga a devolver o, al menos, reducir al máximo posible nuestra carga tributaria con Hacienda.

Fin de la desgravación por vivienda. ¿Cómo me afecta?

Una de estas modificaciones en lo que respecta a las deducciones aplicadas ha sido el fin de la desgravación por vivienda habitual. A partir del 1 de Enero de 2013, aquellos ciudadanos que hayan adquirido su vivienda en propiedad no podrán beneficiarse de la deducción.

Sin embargo, esta modificación no tiene carácter retroactivo. Es decir, quienes hayan adquirido su vivienda antes de esa fecha podrán seguir disfrutando de la desgravación por vivienda habitual, por lo que este cambio normativo no afecta a la campaña de la renta de 2012. Conviene puntualizar que, para que nuestra vivienda sea considerada la habitual, debe haber constituido nuestra residencia durante un plazo continuado de al menos tres años desde su adquisición.

Los contribuyentes podrán desgravar un 15% de las cantidades aportadas con un límite máximo de 9.040 euros, lo que se traduce en una deducción máxima de 1.356 euros. De esta forma, aunque aportemos 25.000 euros, únicamente podremos deducir los primeros 9.040 euros. La cuenta de ahorro vivienda también cuenta con los mismos importes y límites que la adquisición de la primera vivienda habitual.

Aprovecharnos de la rehabilitación, aunque no sea de la primera vivienda

Hacienda ofrece la posibilidad de deducción a aquellas personas que hayan ampliado la superficie habitable de su vivienda o hayan llevado a cabo obras para su rehabilitación o adaptación para personas con discapacidad, con los mismos importes y límites que los citados en el caso de la adquisición de vivienda habitual.

Además, si se han realizado rehabilitaciones en viviendas con el objetivo de mejorar la eficiencia energética del inmueble, higiene, salud y protección del medio ambiente en los edificios y viviendas, la seguridad y la estanqueidad de los edificios, a favorecer la accesibilidad al edificio o las viviendas, o bien a la instalación de infraestructuras para el acceso a Internet y la TDT, aun cuando las viviendas no sean las habituales, también podremos optar a una deducción si nuestra renta renta no supera los 71.007,02 euros.

Se podrán deducirse las pérdidas del juego

Otra de las principales novedades de la campaña de la renta de este año es que se podrán compensar las ganancias del juego obtenidas desde el 1 de Enero de 2012 en casinos, bingos o máquinas recreativas con las pérdidas obtenidas en el mismo período, sin que en ningún caso las pérdidas superen las ganancias. Es decir, aquella persona que haya obtenido una ganancia en juegos de casino, bingo u online podrá deducirse lo que haya perdido.

Por ejemplo, si una persona ha ganado 1.000 euros en una apuesta combinada de fútbol en alguna de las muchas plataformas existentes para ello en Internet y más adelante ha perdido 250 euros, únicamente tendrá que tributar por 750 euros, con el objetivo de tributar únicamente por las ganancias netas. Evidentemente, será necesario un justificante de las pérdidas y ganancias que se hayan producido en el período.

La nueva norma no afecta a las ganancias obtenidas en los premios de Loterías y Apuestas del Estado, los premios de las Comunidades Autónomas, la Cruz Roja, la ONCE y los premios Europeos como el Euromillones. Cabe recordar que, a partir del 1 de Enero de 2013, las ganancias obtenidas en juegos de azar superiores a 2.500 euros están gravadas a un tipo impositivo del 20%.

Conclusiones

En general, estos son los cambios normativos más importantes que se han producido con respecto al año pasado en lo que a deducciones aplicables y, por tanto, ahorro fiscal, que al fin y al cabo es lo que nos interesa, en nuestra Declaración se refiere. Al margen de estas deducciones, existen las tradicionales deducciones que se pueden seguir aplicando en nuestra Declaración.

Es posible que, aun pudiendo disfrutar de estos beneficios fiscales, no lo estemos haciendo simplemente porque no conocemos el procedimiento o porque no conocemos qué conceptos nos podemos deducir. En estos casos, siempre es bueno concertar una cita con un profesional o con la propia Agencia Tributaria, que nos proporcionarán toda la información necesaria para que este año no tengamos que pagar de más.

En Naranja | ¿Qué podemos incluir en la Declaración de la Renta para contar con mayor ahorro fiscal?
Imagen | lockstockb

Conversación