¿Qué tipo de calentador de agua es más eficiente?

A todos nos gusta darnos una buena ducha con agua caliente. Además de higiénico, es relajante y reconfortante, pero al mismo tiempo, también supone una parte importante de la factura energética.

¿Sabías que el sistema de agua caliente sanitaria (ACS) es el responsable del 25% de la energía consumida en el hogar, justo por detrás de la calefacción?

Para reducir este consumo, algunos consejos básicos para ahorrar agua en casa son no excedernos en el tiempo que pasamos bajo la ducha o utilizar el lavavajillas en vez de fregar a mano, pero también es importante escoger un calentador de agua lo más eficiente posible.

Tipos de calentadores

En el mercado existe un amplio abanico de soluciones para proporcionar agua caliente sanitaria a una vivienda, que se agrupan en dos grandes categorías:

  • Sistemas instantáneos: Dentro de esta categoría encontramos los calentadores y calderas, ya sean de gas (natural, butano), de gasóleo o de biomasa. Estos sistemas calientan el agua según se necesita, lo que provoca ciertas desventajas, pues hasta que comienza a salir agua caliente, estamos desperdiciando energía. A cambio, el suministro es infinito, y no nos quedaremos sin agua caliente en mitad de la ducha (salvo que se acabe la botella de butano, pero eso es punto aparte).
  • Sistemas de acumulación: En este grupo encontramos diferentes tipos de calentadores, pero todos se caracterizan por lo mismo: calientan el agua y la almacenan para cuando se necesite. Están los termos eléctricos que calientan mediante una resistencia, las calderas con termoacumulador y las bombas de calor para agua caliente sanitaria. La mayor ventaja de estos sistemas es que el agua caliente está disponible inmediatamente, pero su capacidad es limitada. Además, aunque los termos estén bien aislados, se desperdicia parte de energía del agua acumulada, que se va enfriando lentamente y debe volver a ser calentada.

Qué sistema de agua caliente sanitaria es más rentable

Para ver qué sistema de agua caliente sanitaria nos es más rentable instalar en casa debemos comparar la eficiencia de cada sistema (la relación entre la energía consumida y el agua calentada) y también el coste de esta energía. No es lo mismo 1 kWh de electricidad que de gas natural o de gasóleo.

A modo de ejemplo, veamos la energía necesaria para calentar el agua que utilizamos para una ducha de cinco minutos:

  • En una ducha de 5 minutos gastamos 60 litros de agua (12 litros por minuto)
  • Debemos calentar el agua de la red aproximadamente 25ºC. Desde los 10ºC (la media anual en Madrid) hasta los 35ºC (la temperatura de confort).
  • Para ello necesitamos 1.500 kilocalorías, o lo que es lo mismo, 1,74 kWh.

Con esos datos, y teniendo en cuenta el precio del kWh de cada fuente de energía y la eficiencia de cada tipo de calentador, veamos con cuál nos sale más barata la ducha:

termo_tabla

Con estos datos sobre la mesa, y al igual que ocurre también con los sistemas de calefacción, queda claro que lo más eficiente es una bomba de calor ACS. Esto lo consigue gracias a que aprovecha el calor del aire exterior para gastar menos energía eléctrica. Sin embargo, presenta dos grandes inconvenientes: son bastante caras (las más económicas rondan los 1.000 euros) y solo funcionan bien con temperaturas exteriores moderadas, por encima de los 5ºC.

Es por eso que en muchos casos sigue saliendo rentable un calentador o una caldera de gas natural (el gasóleo ahora es económico, pero su precio fluctúa mucho más), sobre todo si tenemos un sistema de calefacción central en casa. Incluso es interesante un calentador a gas butano, aunque presenta la desventaja de tener que estar pendiente de comprar y cambiar la bombona. El termo eléctrico, por contra, es significativamente más caro.

En Naranja | Cómo entender la factura del agua para saber dónde podemos ahorrar

Imagen | Markus Spikse

Conversación

  • Miguel

    Creo que falta tener en cuenta que el termo eléctrico es un sistema de acumulación. Por tanto, el precio del kWh disminuye (0,06€) y el coste se aproxima mucho a la bomba de calor. Por otro lado, la eficiencia ya no sería del 99%, por las pérdidas de calor a lo largo del día.

  • Pingback: Calentadores de agua: consejos para seleccionar el más adecuado()