Rebajas: estos son todos los trucos matemáticos que necesitas saber para que no te engañen

Como cada año desde hace ya muchos, llegan las rebajas de enero y, con ellas, los descuentos: 15%, 35%, 60%, 70%… que ponen a prueba nuestra capacidad de hacer cálculos mentales rápidos y tomar decisiones de compra adecuadas.

Así que hoy, antes de lanzarnos a buscar una ganga de tienda en tienda, vamos a dedicar unos minutos a aprender todos los trucos matemáticos necesarios para que los descuentos no nos engañen durante estas rebajas.

Calculando descuentos de cabeza

Aunque la mayoría de las tiendas suele indicar el precio final ya rebajado en la etiqueta, muchas otras solo indican el porcentaje de descuento. Pero claro, calcular algunos descuentos de cabeza puede resultar un poco engorroso, sobre todo para determinados porcentajes, con el cerebro cansado y hambriento y después de varias horas de rebajas comparando precios. Sin embargo, es más fácil de lo que parece.

Técnicamente, y siguiendo la regla de tres, nuestra mejor amiga estas rebajas, lo que debemos hacer es multiplicar el precio original de la prenda (supongamos, 40 euros) por el descuento (por ejemplo, 25%), y dividirlo por 100 para obtener el descuento en euros. Pero claro, multiplicar por cifras de dos dígitos no es algo tan directo (¿Cuánto es 40×25?), así que la mejor técnica es dividir el precio por el número resultante de dividir 100 por el descuento (en este ejemplo, 100/25=4)

Así, podemos ir por el camino difícil y calcular (40×25)/100, o simplemente dividir 40 entre 4, que es muchísimo más fácil. En ambos casos, el resultado es 10 euros de descuento, que luego simplemente debemos restar al precio original para obtener el precio final.

Para facilitar la tarea, lo mejor es memorizar los números por los que dividir el precio según el descuento, algo bastante sencillo:

% Descuento Dividiendo por 100 Nº por el que dividir el precio para conocer el descuento Descuento prenda 40 euros
5% 100/5=20 20 2 euros
10% 100/10=10 10 4 euros
15% 100/15=6,67 7 (aprox) 6 euros
20% 100/20=5 5 8 euros
25% 100/25=4 4 10 euros
30-35% 100/33=3 3 (aprox) 13 euros
40-45% 100/40=2,5 2,5 17 euros
50% 100/50=2 2 20 euros

 

Si el descuento es más del 50%, entonces es más fácil todavía: tan solo debemos realizar el mismo cálculo pero con el porcentaje complementario. Por ejemplo, si tenemos un descuento del 60%, hacemos la operación con el 40% (100-60=40) y obtenemos directamente el precio con el descuento aplicado.

Otro truco más sencillo todavía es el de calcular el 10% de descuento (dividir entre 10, que es muy fácil) y luego multiplicar esa cantidad hasta llegar al descuento deseado. Por ejemplo, para unos pantalones de 50 euros, el 10% son 5 euros, y a partir de ahí, el 20% son 10 euros, el 30% son 15 euros… Así hasta el porcentaje que queramos.

Cómo saber el descuento aplicado si solo sabemos el precio final

En otras tiendas, en vez de indicar el descuento, simplemente colocan una nueva etiqueta con el precio final, sin que quede claro qué porcentaje de descuento se ha aplicado.

Aquí el cálculo no parece tan sencillo, pero de nuevo la regla de tres es de gran ayuda. Lo primero que debemos hacer es restar el nuevo precio al precio original para saber cuál es el descuento en euros. Supongamos que nos interesa una sudadera que costaba 30 euros y ahora vale 20, en cuyo caso el descuento es de 10 euros (30-20=10).

Luego, ya solo queda dividir el descuento por el precio original (10/30=3) y multiplicarlo por 100 para conocer el porcentaje de descuento. Para este ejemplo, un 30%.

Lo que ocurre es que estos cálculos para ciertos números son complicados. Por ejemplo, si la sudadera ahora cuesta 25 euros y antes valía 40 ¿cuál es el descuento? La primera parte es fácil: 40 menos 25 es 15, pero ¿cuánto es 15/40? Si lo hacemos con la calculadora sale 0,375 (37,5%), pero mentalmente no es una operación sencilla.

Aquí el truco es hacer “la cuenta de la vieja” y calcular por aproximación, ir multiplicando el descuento primero por 2, luego por 3…  hasta acercarnos al precio original, y entonces usar los valores de la tabla que ya nos hemos aprendido, pero de derecha a izquierda. En este nuevo ejemplo, es fácil calcular que 15×2=30, y que 15×3=45, así que el descuento estará más o menos en medio, cerca del 40%.

Nº de veces que hay que multiplicar el descuento % de descuento aplicado
2 50%
3 30%
4 25%
5 20%
7 15%
10 10%
20 5%

Calculadoras de descuentos en el móvil

Si a pesar de estos trucos matemáticos para calcular descuentos en rebajas llega un momento que nos atascamos o, simplemente, nos hemos cansado de tanto sumar, restar, multiplicar y dividir, entonces conviene echar mano de las calculadoras de descuentos en el móvil.

La ventaja de estas aplicaciones es que están especialmente diseñadas para este tipo de operaciones, y simplemente debemos introducir los datos de los que disponemos para obtener el descuento aplicado o la cantidad final, según queramos.

Para la plataforma Android, la mejor aplicación es Calculadora de Porcentajes, que es completamente gratuita y ofrece un amplio abanico de opciones según el cálculo que necesitemos. Para iPhone, la aplicación gratuita más completa es iDiscount, que nos permite calcular porcentajes y aplicar descuentos fácilmente. Otra alternativa con un diseño más atractivo, aunque solo con la opción de aplicar descuentos, es OnSale.

En Naranja | Cinco maneras en las que tu smartphone te puede ayudar en el supermercado

Conversación