¿Sabes que tu seguro del hogar también puede cubrir pequeñas reparaciones?

Más del 75% de los hogares tienen un seguro de hogar, según los datos de la patronal del seguro Unespa. Este porcentaje se traduce en más de 17,8 millones de pólizas, cuyos titulares reclaman cada año 5,5 millones de siniestros, aunque existen muchas contingencias que no se reclaman por desconocimiento. ¿Sabes que tu seguro del hogar también puede cubrir pequeñas reparaciones?

En España, la mayoría de los hogares suscribe la póliza de seguro de hogar cuando firma la hipoteca. A pesar de no ser un requisito obligatorio, pues solo se exige tener un seguro de incendios, los propietarios de viviendas hipotecadas optan por firmar un seguro multirriesgo. De este modo, protegen su vivienda de los accidentes que se produzcan en su interior y de los daños que pueda provocar en otras viviendas.

En los últimos años, los seguros de hogar han ampliado su cartera de servicios para adaptarse a las nuevas necesidades de los asegurados. Ahora es habitual que el seguro incluya también trabajos de bricolaje, asistencia informática o la reparación de averías no eléctricas de electrodomésticos.

Si se rompe una tubería o sufrimos un atasco en el baño no tenemos ninguna duda de que el seguro cubrirá esta contingencia. Es más, este siniestro es, junto con la rotura de cristales, el que más reclamamos al seguro. Sin embargo, existen otras contingencias incluidas en las pólizas que los asegurados apenas reclaman por desconocimiento, sobre todo, las relacionadas con la responsabilidad civil.

Qué es la responsabilidad civil familiar e inmobiliaria

En los seguros de hogar se distingue la responsabilidad civil familiar e inmobiliaria. En el primer caso, siempre que se asegure el contenido de la vivienda, están cubiertos los daños que el asegurado o los familiares que convivan en el hogar provoquen a otras personas, tanto dentro como fuera de la vivienda. Por ejemplo, los daños causados a un vecino por olvidar cerrar el grifo, la rotura de un cristal en otra vivienda o la lesión a otra persona jugando al fútbol son contingencias cubiertas por el seguro de hogar.  

También están cubiertos los accidentes sufridos por el asegurado durante la práctica de algún deporte, aunque en este caso hay que revisar con cuidado la larga lista de exclusiones que tiene esta cobertura.

La responsabilidad civil inmobiliaria está cubierta en el capital del continente y se refiere a cualquier siniestro causado por la propia vivienda, como el daño por agua provocado por la rotura de una tubería o la lesión que puede producir a un viandante la caída de una maceta del balcón.

Los accidentes que provocan las mascotas también están incluidos en el seguro del hogar. Si el perro o gato muerde o araña a una persona en la calle o dentro de casa, el seguro cubre este siniestro, con la excepción de las razas de perro potencialmente peligrosas.

Los robos y el uso fraudulento de las tarjetas en el seguro del hogar

El seguro del hogar cubre el robo dentro del hogar pero también fuera del hogar, tanto de dinero como de los documentos personales, aunque existen unos límites fijados por las compañías en cuanto a la cantidad a indemnizar. Además, los objetos que forman parte del mobiliario del hogar están cubiertos de los daños que puedan sufrir durante un viaje o durante las vacaciones.

En cuanto a las tarjetas de crédito, las coberturas del seguro de hogar abarcan el uso fraudulento, robo, hurto o extravío. Pero hay que tener en cuenta que si el siniestro está cubierto por distintos seguros solo se indemnizará por uno, es decir, que no se consigue más indemnización por tener más seguros.

Qué cubre la reparación de electrodomésticos

La reparación de electrodomésticos por fallos eléctricos provocados por una subida de tensión o una tormenta es una cobertura habitual en el seguro de hogar. En estos casos se plantea la reparación o sustitución del electrodoméstico. Sin embargo, existe la posibilidad de ampliar esta cobertura incluyendo la avería interna mecánica, eléctrica o electrónica del aparato. Eso sí, los daños causados por un mal uso del aparato nunca estarán cubiertos por el seguro.

Además, en general, los electrodomésticos tienen que tener menos de diez años de antigüedad, y esta cobertura tiene algunas restricciones de tiempo y cantidad, pues se limita a un máximo de dos intervenciones al año con una duración de 3 horas por visita.

seguro-hogar-2

Daños estéticos, desde la rotura de cristales a la vitrocerámica

La cobertura de daños estéticos que incluyen los seguros de hogar establece la reparación o sustitución de los elementos del hogar que han sufrido una rotura o desperfecto como cristales, lavabos, inodoros, bañeras o fregaderos como elementos fijos de la vivienda. Si se rompe de forma accidental una pieza de mármol, granito, piedra natural o incluso la placa vitrocerámica de la cocina, que forman parte fija del mobiliario, también está cubierta su sustitución.

La asistencia informática telefónica o presencial

Cualquier incidencia sufrida en los ordenadores del hogar se incluye desde hace unos años en algunas pólizas de seguro del hogar o puede añadirse como cobertura adicional. No solo ofrecen ayuda y asesoramiento sobre problemas relativos a programas de ordenador o aplicaciones, sino que  también son capaces de recuperar los datos perdidos bien por un accidente, robo, error humano o un virus.

La asistencia puede ser telefónica, remota o presencial, según lo requiera la reparación, pero también aquí existen límites en cuanto a los servicios que se prestan al año y los equipos que entran en el seguro.

Servicio de manitas para tareas de bricolaje

Las compañías de seguros han incluido un servicio de asistencia en el hogar para que los asegurados puedan disponer de un experto en casa para realizar pequeños arreglos de forma gratuita. Colgar una lámpara, las cortinas, las estanterías o los accesorios del baño, ajustar los grifos, aislar las ventanas o sellar de silicona el baño son ejemplos de las tareas que pueden ser realizadas por un especialista, dentro del cómputo de horas anuales de las que se puede disponer de este servicio.

En cualquier caso, siempre conviene leer con atención todas las coberturas del seguro de hogar para saber cuándo podemos reclamar al seguro y cuando no.

En Naranja | ¿Sale a cuenta contratar el seguro de un gadget al comprarlo? 

Conversación