Seis pequeños gestos para un otoño/invierno caliente por menos dinero

Calefacción

Los pequeños gestos son los que nos van a permitir cambiar nuestros hábitos de ahorro. Cuando se echa el frío, por ejemplo, nuestras facturas de gas o de electricidad aumentan de manera inevitable. Pero lo fundamental es pararse a pensar por qué suben tanto y si hay algo que podemos hacer para evitarlo.

En lo referente a la calefacción, os propongo un puñado de pequeños gestos que podéis ir incorporando en vuestras rutinas y que servirán para rebajar las facturas de calefacción:

* Baja las persianas antes de que empiece a anochecer: Aún podemos aprovechar la luz del día, aunque sea invierno, para ayduar a caldear el ambiente de casa. Sin embargo, en cuanto empieza a anochecer, la temperatura exterior baja notablemente. El simple gesto de bajar las persianas actuará como aislamiento ante el frío.

* Saca las alfombras del armario: Salvo que tu casa sea especialmente nueva, es probable que el aislamiento usado en el suelo sea menor que el que se usa en las paredes. Poner las alfombras en invierno, especialmente si son oscuras, contribuye a mantener mejor temperatura en las habitaciones.

* Cierra puertas: Como puedes comprobar cada vez que te duchas y enciendes la estufa eléctrica para calentar el baño, es más fácil calentar una habitación cerrada que una abierta. Con las puertas abiertas, hay corrientes de aire por toda la casa, de manera que los radiadores tardan más en conseguir subir la temperatura.

* Recuperad la bata y la manta: Durante un tiempo estuvo de moda subir el termostato en invierno hasta lograr que dentro de casa pareciese y pudiésemos ir en manga corta. Con el simple gesto de llevar una bata cómoda y caliente o de ponerse una manta en el sofá (cuando la sensación de frío es mayor, al estar en reposo), podremos bajar la temperatura del termostato. Dos grados menos suponen un ahorro de 24 KWs/hora al mes. O dicho de otra manera: cada grado centígrado que pongamos de más, nos va a costar un 7 % más en energía consumida.

* Comprueba el termostato de tu caldera de agua caliente. La recomendación es que no pasen de entre 60 y 70 grados.

* Y purga los radiadores: si tienen aire dentro, no recibirán el calor de manera uniforme con lo que tardarán más tiempo en conseguir el objetivo de calentar la habitación.

En Naranja | Estás pagando más de electricidad de la que debes, pero tiene solución
Imagen | Noel Feans

Conversación

  • paolucci_84

    Estos son los detalles que hacen que me alegre de vivir en Canarias. Mi padre vive en Italia y cuando llega el invierno, lo mínimo que le toca pagar son unos 400 euros de calefacción 🙁

    Saludos.