Ser más original y detallista en San Valentín tiene premio

0 comentarios

san valentin day

El día de San Valentín es uno de los días más importantes del año para todos los que tenéis pareja. De hecho, es el día de los enamorados en las culturas occidentales, y uno de los días consumistas del año por excelencia. Los adornos y la publicidad en los centros comerciales nos incitan a entrar en ellas y regalarle algo a quien más queremos.

De todos modos, aunque parezca mentira, el día de San Valentín también es posible ahorrar. Es posible que tengas menos presupuesto que el año pasado, pero no te preocupes, podrás seguir disfrutando de la compañía de este día tan especial por menos dinero, y siendo más originales.

¿Porqué ser originales?

Sería conveniente, como primera medida de ahorro, establecer un presupuesto, e intentar no desviarnos de él en la medida de nuestras posibilidades. Al igual que hacíamos cuando íbamos a comprar al supermercado, esto nos ayudará a no gastar más de lo presupuestado en un primer momento. Una vez hemos hecho esto, podremos decidir qué queremos hacer y dónde queremos llevar a nuestra pareja.

El día de San Valentín solemos cenar fuera de casa. ¿Porqué no preparar algo especial en nuestra casa? Es una opción mucho más barata y que además podremos adecuar a nuestros gustos; añadir velas, centros de flores, etc. harán que la velada sea mucho más romántica. Además de esto, no tendremos que sentarnos cerca de nadie, con lo cual será todo más íntimo..

Si hemos decidido quedarnos en casa, y disponemos de suficiente tiempo, conviene comparar los precios de los diferentes productos en los supermercados, para de esta manera, aprovecharnos de las ofertas. Si finalmente, decidimos cenar fuera de casa tenemos que tener en cuenta el importe del postre y las bebidas, ya que quizá no lo hayamos presupuestado de antemano.

Después de cenar, otro de los planes tradicionales es ir al cine. Alquilar una película en un video club y verla en casa creará un ambiente mucho más íntimo. Además, las palomitas y el picoteo sale mucho más barato si lo compramos previamente en un supermercado o kiosko que en el propio cine. De todos modos, si aún quieres ir al cine, puedes consultar cuáles son los más baratos, e incluso comprobar si existen promociones por Internet.

Lo normal es que durante este día las floristerías aumenten considerablemente sus ventas durante los días previos a San Valentín, por lo que prepárate a tener que pagar más por ellas. Siempre puedes regalar las rosas en otro momento en el que salgan más baratas, es decir, cualquier otro día del año.

Si aun así eres de esas personas que necesitan regalar algo ese día, ten en cuenta los gustos de tu pareja, y adapta tu compra a ellos. Hay multitud de productos que mantienen los precios, y seguro que hay algo que tiene un precio que se corresponde con el presupuesto que habíamos fijado como primer paso.

En general, siendo lo más original y detallista posible, tendrás más posibilidad de ahorrar. Pensar en algo que le deje con la boca abierta a tu pareja cuesta menos que hacer lo que espera, como ir al restaurante de moda o ver la última película del cine. Al fin y al cabo, lo que realmente importa es que los dos os sintáis lo bien, y de la forma más íntima y romántica posible.

Imagen | mozzercork

¿Quieres saber más?

Artículos

Artículos relacionados que probablemente también te interesen

Ver más

+ Deja tu comentario

Escribir un comentario

Para hacer un comentario es necesario que te identifiques: ENTRA o conéctate con Facebook Connect

Búsqueda

Síguenos

Newsletter

Twitter