Si sales a comer o cenar fuera, aquí tienes algunos consejos que te interesan

Consejos para elegir un restaurante

A lo largo de los años la gastronomía ha ido ganando peso, importancia y valor en nuestra sociedad. Ir a comer o cenar a determinados restaurantes es sinónimo de cierta categoría social. Esto ha hecho que hayamos pasado del antiguo “salir a comer con la familia” al “salimos de restaurante”. Por tanto, esto ha provocado que nuestra relación con los restaurantes haya cambiado, antes lo habitual era que las familias tuvieran un “restaurante favorito”, y todas las celebraciones que merecieran la pena acababan irremediablemente en el mismo sitio e incluso con el mismo menú.

Hoy en día, cuando decidimos salir a comer fuera de casa casi nunca repetimos restaurante, esto nos obliga a buscar constantemente referencias y opiniones sobre el sitio que pensamos visitar. Queremos ofrecer una pequeña guía, sobre las principales herramientas que tenemos a nuestro alcance para ayudarnos a elegir un buen restaurante a un buen precio, de manera que nuestra pequeña aventura no se convierta en una gran pesadilla.

Guías gastronómicas

En España disponemos de dos prestigiosas guías de restauración, de edición anual, la guía Repsol y la guía Michelin. Ambas son un referente importante para aquellos viajeros que quieren visitar un buen restaurante allá donde vayan.

Nos informan sobre la ubicación exacta de los restaurantes, datos de contacto, teléfono, dirección web, servicio y servicios que ofrecen, tipo de cocina, platos recomendados, precio del menú y precio medio de la carta.

Las guías siguen determinados criterios de calidad, por tanto el solo hecho de aparecer en cualquiera de las guías ya indica que el restaurante va a cumplir con determinadas expectativas. Además, cada año conceden determinado número de distinciones a algunos restaurantes, soles en el caso de Repsol y estrellas en el caso de Michelin.

Cuando un restaurante consigue entrar en este pequeño firmamento de soles y estrellas, se convierte inmediatamente en parte de la élite gastronómica del país.

El boca a boca

Este método es el más sencillo, no hay nada nuevo que decir, funciona igual que siempre y sigue siendo una de las mejores formas de descubrir y disfrutar de buenos momentos sin llevarnos grandes sobresaltos.

Se trata de escuchar las experiencias gastronómicas a nuestros familiares, amigos, compañeros de trabajo y de actividades sociales. A ellos les podemos preguntar, sin complejos, todo lo que nos puede preocupar sobre el restaurante que acaban de probar, el ambiente, el tipo de cocina, la decoración, la higiene del restaurante, en que mesa se sentaron, que les pareció la calidad de la comida y del servicio, que nos recomiendan probar, que no y claro está el precio que pagaron por todo.

Blogs, webs, directorios y buscadores

Esta es la evolución lógica del boca a boca, la era de la comunicación 2.0 nos ha dado una serie de herramientas que podemos utilizar a nuestro antojo, aunque dada la gran cantidad de información que nos llega no siempre resulta fiable.

Conviene confiar solo aquellas comunidades, foros, blogs, webs y buscadores que comprobemos que tienen nuestro mismo criterio de calidad.

Son muchos los blogs dedicados a la gastronomía, algunos de ellos profesionales como Directo al Paladar, y la gran mayoría personales, en los que de vez en cuando nos encontramos crónicas y críticas sobre la visita a un restaurante por parte de algún de los editor. En unos días, hablaremos más a fondo de ellos.

También encontramos buscadores y directorios dedicados exclusivamente a los restaurantes, dos claros ejemplos son eltenedor.es y restaurantes.com, también ofrece servicio de reservas con descuentos.

La gastronomía y el turismo están íntimamente relacionados, por lo que es fácil que buscadores y agencias de viajes, como por ejemplo atrapalo.com, también nos ofrezcan información sobre restaurantes e incluso la posibilidad de reservar mesa con grandes descuentos.

Consejos a la hora de visitar un restaurante

Hay algunas cosas que debemos tener en cuenta a la hora visitar un restaurante y que pueden ayudarnos a no salir decepcionados:

* No todo el mundo tiene el mismo gusto, ni el mismo nivel de exigencia que nosotros, lo que para unos es mediocre para otros puede ser excelente y al contrario.
* El precio, suele estar directamente relacionado con la calidad y el servicio que recibimos, aunque no siempre con la cantidad.
* Los restaurantes suelen tener la carta expuesta en la puerta, se puede consultar sin problemas.
* Si el espacio público de un restaurante, recepción, comedor, mesas y aseos, no tienen la higiene que nosotros consideramos aceptable, la cocina tampoco.
* Si cuando hemos entrado en el restaurante y tomado asiento, algo no nos gusta (demasiado tiempo de espera, mala atención, no nos ofrecen la carta misma carta o los mismos precios que hemos consultado en la puerta, etc), podemos pedir libremente la cuenta de lo que hayamos podido consumir hasta ese momento y abandonar el restaurante.
* Si pedimos consejo al somelier del restaurante sobre el vino que podemos tomar con el plato que hemos elegido, debemos indicarle la cantidad máxima que estamos dispuestos a pagar.
* En muchos restaurantes acostumbran servir una bandeja de panes variados, estos panes se suelen cobrar aparte. Si no los queremos podemos solicitar que lo retiren.
* Una manera muy interesante de conocer la gastronomía de un sitio y disfrutar de sus restaurantes a un precio moderado, es aprovechar las múltiples jornadas gastronómicas que se celebran a lo largo y ancho del país, en esas ocasiones los restaurantes suelen hacer alarde de maestría culinaria e imaginación.

Para hacer un pequeño resumen sobre cómo elegir un restaurante de forma que no tengamos que dejarnos el sueldo en ello, podemos decir que lo mejor es confiar en las opiniones de personas con nuestro mismo criterio gastronómico. Una vez en el restaurante, teniendo claro lo que queremos gastar, no dudar en consultar detalladamente la carta y preguntar sin complejos al camarero por el precio de las cosas si tenemos dudas.

Foto | William Murphy

Juana Trujillo

Juana Trujillo es autora del libro ‘Cocina de la Sierra de Cazorla’, lleva varios años dedicada al mundo de la gastronomía profesionalmente, escribiendo y editando para diversos blogs, entre ellos Directo al Paladar, también imparte talleres de cocina. Firme defensora de la cocina tradicional y de los productos naturales, intenta que todo lo que cocina y explica en sus recetas sea sencillo, rápido y sabroso. Puedes seguirla en su blog personal, juanatrujillo.com, en Twitter (@JuanaTrujillo) y en Facebook.

Conversación

  • 7420

    Buen artículo. Acerca de guías, las Michelin y Repsol están muy bien pero no olvideis complementarlas con la guía de Estrellas Mover el Bigote.

    Saludos