Siete avances en domótica que te harán ahorrar mucha energía en casa

La domótica es una herramienta muy útil a la hora de controlar todos los sistemas del hogar y realizar un consumo más eficiente, ahorrar energía y hacernos la vida más sencilla. Instalando un sistema domótico en casa se puede conseguir un ahorro del 25 o 30 por ciento en el consumo energético, con la ventaja añadida de que la inversión necesaria para su instalación se puede recuperar en 2 o 3 años.

Sin embargo, a pesar de las ventajas que aporta a la economía familiar, la domótica no está muy desarrollada en los hogares españoles. Con la crisis se frenó su incorporación en las viviendas de nueva construcción y, durante estos años, se ha centrado más en el desarrollo de aplicaciones dirigidas a mejorar el ahorro y la eficiencia energética de los hogares.

Con los sistemas domóticos se puede realizar una gestión eficiente de la iluminación, la climatización, el agua caliente sanitaria o los electrodomésticos, consumiendo durante las tarifas horarias de menor coste y estableciendo sistemas de conexión y desconexión en función de factores ambientales.

Control de la iluminación según las necesidades del usuario

En el control de iluminación se ha pasado de aplicaciones sencillas que regulaban el encendido y apagado de las luces gracias a detectores de presencia, al desarrollo de sistemas que actúan en función de la luz exterior y de las necesidades de quienes viven en la casa.

Lo último son las bombillas inteligentes como Hue de Phillips, que se pueden controlar desde el móvil a través de una app, y son capaces de emitir en diferentes tonos y colores según la actividad que se realiza en la habitación. Otra ventaja es que puede interactuar con otras aplicaciones como el despertador, el televisor y las alertas IFTTT para, por ejemplo, ir encendiéndose poco a poco a la hora que tenemos puesta la alarma o, incluso, parpadear cuando nuestro equipo marca un gol.

Control de los aparatos electrónicos desde el móvil

Para controlar el consumo de los aparatos electrónicos se utilizan interruptores como Wemo de Belkin que permite encender o apagar todos los dispositivos desde cualquier lugar con el móvil, evitando así el consumo fantasma o en stand by de los aparatos.

También se pueden programar los electrodomésticos y equipos eléctricos de la casa para que se enciendan a una hora determinada a través de la conexión wifi. Así, por ejemplo, la cafetera podría encenderse cuando nos despertemos y tener el café listo al llegar a la cocina.

Termostatos inteligentes para ahorrar en climatización

Es posible controlar la temperatura de la calefacción a través de los termostatos inteligentes, que además permiten programar el encendido y apagado de los aparatos de climatización y regular la temperatura según las horas del día. A través del móvil, la tableta o vía web, se pueden conectar tanto la calefacción como el aire acondicionado en función de variables como la distancia del usuario a la casa, sus horarios y costumbres y  la temperatura y la climatología exterior, por ejemplo.

La ventaja de los termostatos inteligentes, como el Nest de Google, es que aprenden las rutinas de los habitantes de la casa y ajustan el consumo en función de las mismas para ser más eficientes.

Gestor energético para ahorrar en los consumos del hogar

Para ahorrar energía también existen dispositivos que informan sobre los consumos de electricidad, agua y gas que se producen en el hogar, y alertan cuando se supera el nivel de consumo óptimo. Estos gestores energéticos permiten desconectar los equipos que no están en uso para conseguir que el consumo sea más eficiente.

En España se ha desarrollado Mycactus, un dispositivo fácil de usar e instalar que permite un gran ahorro al detectar qué electrodomésticos están consumiendo más y recomendar el mejor momento para usarlos según la tarifa horaria.

Electrodomésticos inteligentes controlados por el móvil

Los electrodomésticos inteligentes tienen la ventaja de funcionar a través del móvil, lo que facilita su uso desde cualquier lugar. Existen frigoríficos que avisan cuando se acaba algún alimento para incluirlo en la lista de la compra o lavadoras que se ponen en marcha de forma remota y avisan de posibles averías.

lavadora inteligente

Con solo aproximar el teléfono a la lavadora, se selecciona el programa de lavado, según el tejido y las manchas de la ropa. Las lavadoras inteligentes de Samsung, por ejemplo, detectan las manchas y la cantidad de agua y detergente necesario, y deciden el programa de lavado a través de una aplicación para el móvil.  

Grifos inteligentes para controlar el consumo de agua

La instalación de grifos inteligentes es una opción eficaz para ahorrar agua porque eliminan el agua sobrante o transitoria. Estos grifos regulan el caudal y temperatura del agua facilitando el ahorro de energía. Hay también grifos con tecnología táctil, con pantallas LCD incorporadas, con infrarrojos que solo se activan cuando detectan que hay algo debajo y hasta con peritación, que hace que el agua salga como gotas para economizar su consumo.

Adaptación del hogar a las condiciones climáticas  

Existen aplicaciones que permiten adaptar el hogar en función del tiempo meteorológico, bajando toldos y persianas cuando da el sol en verano, o subiéndolos en invierno para aprovechar el sol, siempre con el objetivo de hacer un consumo más eficiente de la calefacción y el aire acondicionado.

De igual modo, el riego del jardín se puede controlar con aplicaciones que son capaces de valorar si las plantas necesitan agua o no en función de las lluvias.

Incorporar estos sistemas en el hogar no es caro, varía en función de las aplicaciones y dispositivos que se quieran añadir al sistema domótico. En la web de la Asociación de Domótica e Inmótica, Cedom, publican una tabla de niveles de domotización, según las aplicaciones que se quieren instalar en el hogar, que pueden servir como base para pedir un presupuesto.

Enlaces En Naranja | Moderniza la seguridad de tu casa y ahórrate disgustos esta Semana Santa 

 

Conversación