Siete deportes de invierno para disfrutar de la nieve sin tener que ir a esquiar

El los deportes de invierno, el más popular es el esquí. Muchos esperan ansiosos la llegada de la estación blanca y de las primeras nevadas para enfundarse en su calentito traje y descender la montaña a velocidades de vértigo. Sin embargo, uno de los principales inconvenientes del esquí es el alto coste que supone practicarlo: alquiler y preparación del equipo, compra de la ropa adecuada, desplazamiento y alojamiento en la montaña, forfait…

Pero si no queremos dejarnos el sueldo en el intento o simplemente no nos va el esquí, existen alternativas, como estos deportes de invierno para disfrutar de la nieve sin tener que ir a esquiar.

Senderismo en la montaña

deportes-invierno-3

No hace falta que nos desplacemos hasta una estación de esquí para disfrutar de la nieve y de lo que nos aporta el deporte en plena naturaleza. Cerca de las ciudades podemos encontrar parajes en los que practicar el senderismo, recorriendo a pie rutas y senderos por la montaña, como los senderos del Puerto de Canencia, en la sierra norte de Madrid.

Simplemente, recuerda que es importante que te abrigues de forma adecuada y que salgas bien temprano por la mañana: en invierno los días son mucho más cortos, y a partir de las seis de la tarde la oscuridad comienza a caer, por lo que llegada esa hora deberemos estar ya de regreso.

Raquetas de nieve

deportes-invierno-1

Si bajar una montaña esquiando es divertido, desplazarnos con raquetas por la nieve también tiene su aquel, sobre todo si lo aderezamos con una batalla de bolas de nieve a mitad del recorrido. Las raquetas de nieve se acoplan a las botas y reparten nuestro peso por una superficie más grande, de modo que nos es más sencillo desplazarnos por la nieve o por el hielo.

Las raquetas son mucho más baratas que el material de esquí (puedes encontrarlas en Decathlon por menos de 50 euros el par) y pueden ser una buena alternativa para pasar un día en la nieve con toda la familia.

Trineos en la nieve

deportes-invierno-2

Si hay algo que divierte por igual a niños y mayores, eso es el trineo de nieve. Desde los trineos más básicos para sentarnos y lanzarnos montaña abajo hasta unas opciones un poco más elaboradas, con las que convertimos nuestro trineo en todo un bólido.

Para bajar a toda velocidad primero hay que subir, así que prepara tus piernas para un buen paseo por la montaña antes de disfrutar de la bajada y del más que seguro derrape en la nieve.

Fat bikes

deportes-invierno-5

¿Te imaginas montar en bici sobre la nieve? Suena complicado, ¿verdad? Pues las fat bikes nos lo ponen un poquito más fácil. Se trata de unas bicicletas con ruedas más gordas y mucho más gruesas que las habituales: levan una presión muy baja y sin suspensiones. De este modo las fat bikes se “agarran” mucho mejor.

Aunque el terreno idóneo para usar las fat bikes es la nieve, también podemos sacarles mucho partido en la arena de la playa, que es igualmente blanda y maleable.

Snowbike

Otra modalidad que combina bicicleta y nieve, pero de una manera diferente: en este caso cambiamos las ruedas de la bici tradicional por un par de esquíes y… voilá! Ya tenemos unas snowbike para disfrutar de la nieve sobre “ruedas”.

Con estas bicicletas pueden alcanzarse altas velocidades (el récord del mundo está en 166 km/hora) y son muy valoradas por personas con problemas de rodillas que les limitan a la hora de practicar otros deportes de nieve como el esquí o el snowboarding.

Escalada en hielo

deportes-invierno-4

Solo para valientes y expertos montañistas, la escalada en hielo nos invita a disfrutar de paisajes azules inigualables. Para practicarlo necesitaremos buenas protecciones, cuerdas, piolets y demás equipación: la seguridad está por delante de todo en este deporte.

Si todavía estás en un nivel inicial, puedes practicar escalada al uso en los distintos rocódromos gratuitos que existen en distintas ciudades (en Madrid puedes encontrarlos en la Complutense o en el Puente de los Franceses). Practica primero “en seco” para poder moverte con facilidad sobre el hielo.

Esquí de travesía

deportes-invierno-7

Con este tipo de esquí te ahorrarás el forfait, pero es necesaria una equipación muy parecida a la del esquí alpino. En este caso, los esquíes se levantan en la zona del talón, que queda libre para conseguir un mayor movimiento.

El esquí de travesía aúna lo mejor del alpinismo y del esquí alpino: realizaremos una ruta sobre la nieve caminando con nuestros esquíes, generalmente subiendo hasta un pico (no se necesita ir por una senda señalizada: solo necesitamos la presencia de nieve) y bajando posteriormente como en el esquí tradicional. Un ejercicio exigente pero muy agradecido que nos pondrá en contacto directo con la naturaleza.

Como veis, el invierno es mucho más que esquiar: os animamos a que salgáis a disfrutar del aire libre, practicando el deporte que sea. ¡Este año hay poca nieve y hay que disfrutarla cuanto antes!

raquel-rodriguezRaquel Rodríguez es entrenadora personal en Madrid, especializada en entrenamiento funcional y Pilates. Además, es editora de contenidos de fitness en Vitonica.com y TrendenciasBelleza.com, y puedes seguirla en su blog personal www.FitAndFab.es

En Naranja | Siete deportes para ponerte en forma sin pisar el gimnasio (y ahorrarte la cuota)

Conversación