Siete formas sorprendentes de ahorrar dinero con nuestro bebé

Tener un bebé es sinónimo de alegría para la familia, al mismo tiempo que una revolución para cualquier hogar y el presupuesto que lo sustenta. Siempre que llega un nuevo retoño conviene prepararse para lo que viene e intentar tener todo bajo control, por lo que cualquier sugerencia para ahorrar con un bebé es bienvenida.

A continuación, te contamos siete formas sorprendentes de ahorrar dinero cuando tienes un bebé:

1 Anticiparse a los gastos siempre es bueno

Anticiparse a los gastos que se van a tener como consecuencia de la compra de productos para el bebé siempre es bueno. Hacer un presupuesto ayuda, sobre todo porque algunas cosas que hay que comprar de forma recurrente se pueden conseguir más baratas si se cuenta con la ayuda de servicios de monitorización de precios, como Barakutin o CamelCamelCamel.

Por ejemplo, en Barakutin se puede ver que el precio de un un kit de 9 bolsas para contenedor de pañales oscila entre 30,75 y 48,90 euros. Si ponemos una alerta para cuando el precio baje de 35 euros, tal vez no consigamos todo el ahorro posible, pero sí que podremos conseguir un precio por unidad más barato que si lo compramos cuando lo necesitemos porque agotamos existencias en casa.

2 Sistemas de compensación flexible

Los sistemas de compensación flexible que algunas empresas ponen a disposición de sus trabajadores son una interesante opción de ahorro para las familias que tienen un bebé. Consisten en una reorganización de la nómina, para que la empresa pague por el trabajador algunos servicios como la guardería (cheque guardería) o la comida (ticket restaurante), minorando su base imponible en el IRPF y por ende pagando menos impuestos.

Al pagar menos por el IRPF, el trabajador consigue cada mes una renta disponible mayor que si hiciera el pago de cada servicio por su cuenta.

3 Servicios de segunda mano

Los servicios de segunda mano son grandes aliados de los padres. A la hora de hacer el presupuesto de todo lo que se necesita para la llegada de un hijo, la cifra suele ser alta, así que todo lo que ayude a reducirla es bienvenido. Una forma es recurrir a los servicios de venta de productos usados, en los que los productos de bebé suelen ser categoría estrella.

Selltag, Wallapop, Segundamano y Milanuncios son ejemplos de sitios que venden productos de segunda mano y tienen categoría de productos de bebés.

4 Ahorrar en la Declaración de la Renta

En la Declaración de la Renta se pueden obtener descuentos por hijo en forma de deducciones que minoran la cantidad a pagar por el IRPF. Es importante tener en cuenta la situación familiar a la hora de presentar la Declaración de la Renta y también al suministrar los datos a la empresa que nos paga, para que apliquen correctamente las deducciones y así se pueda maximizar a lo largo del año la renta disponible tras el pago de la nómina.

5 Familia numerosa, cuando más es menos

Cuando el número de hijos es de tres o más, se puede adquirir la condición de familia numerosa. Esta situación supone un importante conjunto de ventajas para ahorrar, que van desde descuentos en precios de productos y servicios, a una mejor puntuación para los procesos de solicitud de ayudas públicas.

Para adquirir la condición de familia numerosa hay que acudir a la consejería encargada de los asuntos de familia en la comunidad autónoma y darse de alta. Una vez aprobada la solicitud, es importante pedir también la documentación acreditativa correspondiente (carnet, certificado) para que los miembros de la familia puedan optar a todas las ventajas.

6 Descuentos especiales para los más pequeños

En muchos medios de transporte, hoteles y otro tipo de negocios, es habitual que se apliquen descuentos a los más pequeños de la casa. Por ejemplo, la mayoría de compañías que venden billetes de avión, tren, autobús y otros transportes, suelen aplicar descuentos que pueden llegar al 100 % para los más pequeños.

Es posible que en estos casos de descuentos a menores la empresa pueda exigir un justificante de la edad del menor para poder aplicarlo, por lo que siempre conviene llevar algún documento que pueda ayudar a confirmarla, como el libro de familia o el DNI.

7 Ayudas de las Administraciones Públicas

Para determinados colectivos de padres con hijos las administraciones públicas ofrecen periódicamente ayudas que pueden ser muy útiles para cuadrar las cuentas. Por ejemplo, está la deducción anticipada para familias numerosas, o el cheque guardería que ofrecen comunidades como la de Madrid.

En Naranja | Tener un bebé: un bonito reto para el presupuesto familiar | Así ahorran nuestras madres

Conversación