Siete parques temáticos diferentes para que disfruten los más pequeños (pero también los mayores)

El turismo de parques temáticos se está convirtiendo en una alternativa muy interesante para viajar con niños. En este tipo de escapadas no falta de nada: adrenalina, aventura, acción, nervios y, sobre todo, diversión, mucha diversión. Y aunque este tipo de planes está preparado fundamentalmente para los más pequeños, son los mayores quienes más disfrutan de la experiencia y, por supuesto, de la ilusión de sus hijos.

La lista de parques temáticos va más allá de DisneyLand París, Port Aventura o Universal Studios. Por eso, os dejamos una breve selección de parques temáticos menos conocidos que los tradicionales y que, sin embargo, harán igualmente las delicias de pequeños (y también de mayores).

Legoland Billund, Dinamarca

Fundada en 1932, Lego es, posiblemente, la empresa de juguetes más conocida y seguida del mundo. Sus bloques de plástico interconectables han brindado muchas horas de diversión a los más pequeños llegando incluso a fomentar su creatividad e ingenio. Desde 1968 cuenta, además, con su propio parque temático ubicado en la localidad danesa de Billund.

Construido cerca de la primera fábrica de Lego, Legoland es todo un referente en lo que a diseño, tecnología y entretenimiento se refiere. Está dividido en nueve zonas temáticas diferentes, con ambientaciones y atracciones únicas. Por todo ello, se ha convertido en uno de los parques temáticos más visitados de Europa, y ya se ha extendido a otras ubicaciones en todo el mundo, como Windsor en Inglaterra o California en Estados Unidos.

El parque de Pipi Calzaslargas, Vimmerby, Suecia

Un poco más al norte, concretamente en la ciudad sueca de Vimmerby, encontramos el parque temático dedicado al famoso personaje literario Pippi Långstrump, más conocido en España como Pipi Calzaslargas.

Se trata del lugar perfecto tanto para los padres como para los niños. Para los primeros, porque nos permite volver a nuestra más tierna infancia, pues es un complejo de 130.000 metros cuadrados donde los visitantes pueden disfrutar de los queridos personajes y escenarios de la célebre escritora sueca Astrid Lingrends; y para los más pequeños, porque les permite sumergirse y ser partícipes de las aventuras de estos personajes.

Parque de Astérix, Plailly, Francia

Seguro que la mayoría de vosotros recordáis esa pequeña aldea gala, el último reducto que resistía las incursiones del ejército romano gracias a la poción mágica suministrada por su famoso druida Panorámix y a la astucia de un pequeño hombre, Astérix. Pues bien, estos divertidos personajes también tienen su propio parque temático en Plailly, cerca de París.

Abierto en 1989, su ambientación nos hace entrar directamente en el universo creado por Goscinny y Uderzo. Toda la familia disfrutará metiéndose en la piel de un espía romano infiltrado en la aldea gala, enfrentándose a una tormenta a bordo de un barco-columpio o embarcarse en un drakkar vikingo. Y, por supuesto, conociendo a los mismísimos Astérix y Obélix en persona.

Walt Disney Studios, Marné-La-Vallé, Francia

Situado a medio camino entre el centro de París y Disneyland nos encontramos con Walt Disney Studios, un complejo creado a imagen y semejanza de los grandes estudios de Hollywood, con imágenes y espectáculos que hacen que todos los visitantes disfruten como si estuviesen dentro de una película de Disney.

En la actualidad, se trata de uno de los parques temáticos más concurridos de Europa, donde los pequeños pueden iniciarse en las montañas rusas a bordo de tortugas con caparazones gigantes y los mayores pueden presenciar algunos de los espectáculos de cine de mayor calidad del mundo.

Efteling, Kaatsheuvel, Holanda

Efteling es el parque temático más grande de los Países Bajos. Abierto en 1952, es uno de los parques temáticos más caros del mundo, y no precisamente por el precio de su entrada, sino por la calidad de los materiales utilizados en su construcción, pues se rechazó en todo momento el empleo de estructuras baratas y de baja calidad.

Quizá por esta razón, además de por el agradable entorno en el que está ubicado cerca de la población holandesa de Kaatsheuvel, nos encontramos ante un gran parque temático de unas 65 hectáreas que destaca por su espectacularidad, belleza y encanto, además de ser uno de los más familiares de Europa.

Warner Bros Studio Tour de Harry Potter, Londres, Inglaterra

A tan solo 30 kilómetros al sur de Londres, nos encontramos con una de las atracciones imprescindibles para los fans de Harry Potter. Aunque no se trata de un parque temático como tal, los fans de la saga disfrutarán de muchos de los escenarios donde se rodaron las películas dedicadas al aprendiz de mago de Hogwarts.

Este tour por el estudio de Warner Bros dura unas tres horas y, si bien la mayor parte de la visita es guiada, cada visitante puede hacerla a su ritmo.

Dinópolis, Teruel, España

Aunque la mayoría de parques temáticos que hemos mencionado están fuera de España, no hace falta salir de nuestras fronteras para disfrutar de agradables entornos que harán las delicias de los más pequeños. Este es el caso de Dinópolis, un centro de atracciones que gira en torno al siempre fascinante mundo de los dinosaurios.

Ubicado cerca de la ciudad de Teruel, un lugar donde se encuentran algunos de los restos arqueológicos más importantes del mundo, Dinópolis cuenta con atracciones exteriores, proyecciones en 3D y 4D, animaciones, zonas de juegos y hasta un impresionante museo, donde toda la diversión gira alrededor de la divulgación científica.

Bonus – Siam Park en Tenerife

Para terminar, os dejamos con uno de nuestros parques temáticos preferidos que, además, está situado en territorio nacional. Se trata de Siam Park, en la Costa Adeje de Tenerife. Fue nombrado como el mejor parque acuático del mundo en 2014 y 2015 según los usuarios de TripAdvisor, y la verdad es que no es para menos.

Inspirado en la cultura y arquitectura tailandesa, sus 185.000 metros cuadrados cuentan con 15 atracciones muy refrescantes, especialmente para los meses de verano. Además, tiene el honor de poseer varios records mundiales, como la mayor ola artificial del mundo, con 4 metros de altura, la montaña rusa de agua más rápida del mundo y el que cuenta con el tobogán más alto y rápido, con 28 metros de altura y hasta 80 kilómetros por hora.

En Naranja | ¿Quieres viajar por el mundo? Siete caravanas para disfrutar

 

Pedir un Préstamo NARANJA sin ser de ING, no es infidelidad a tu banco

Desde 5,95%TIN (6,11% TAE)*.
Sin comisiones y sin domiciliar tu nómina.

Conversación