Siete razones para adelantar tus compras de Navidad

Este año, las expectativas para la campaña de Navidad son muy positivas, pues se esperan crecimientos en el comercio que harán que sea la mejor campaña navideña desde el 2008. Aunque falta mucho tiempo para las fiestas navideñas, no conviene descuidarse, porque a partir del Black Friday comienza la escalada de compras y los precios se disparan.

Así, los consumidores más previsores han empezado ya las compras, porque hay muchas razones para adelantar las compras a noviembre y salir ganando.

Aprovechar las promociones y descuentos de noviembre

En el mes de noviembre, los precios suelen ser más bajos que en Navidad, pero además es un mes en el que se suceden las promociones. Por ejemplo, la celebración del Black Friday y el Cyber Monday para las compras por internet aumenta cada año el volumen de ventas, porque las tiendas hacen grandes descuentos. Asimismo, en noviembre, las tiendas de moda también hacen promociones que se pueden aprovechar para comprar los trajes para las fiestas navideñas.

El marisco y el cordero están más baratos

La cesta de la compra se encarece conforme se acercan la cena de Nochebuena y Navidad. Cordero, marisco, aves y pescado, que constituyen la materia prima fundamental de los menús navideños, suben durante el mes de diciembre de precio. La mejor solución es comprar los productos con varias semanas de antelación cuando todavía están baratos y congelarlos.

No se agotan las existencias

Una buena razón para adelantar las compras es poder conseguir todos los regalos antes de que se agoten los productos. No hay nada más desalentador que quedarnos sin el regalo por haberse agotado las existencias, especialmente cuando se trata de juguetes o gadgets tecnológicos. Además, hay más opciones para elegir y comparar precios tanto en las tiendas físicas como online y es posible hacer reserva del producto para no perderlo.

Sin agobios de gente

A partir del puente de diciembre, comienza la carrera por comprar los regalos de Navidad y se producen las aglomeraciones en los comercios que terminan por desquiciar a todo el mundo. Para evitar estos agobios, lo mejor es planificar las compras con tiempo suficiente, pues es en los días cercanos a la Navidad es cuando compran quienes lo han dejado para última hora. Con menos gente en los comercios estamos más relajados, reduciendo el estrés y los  nervios por tener que hacer colas interminables en las tiendas, y resulta más placentero ir de compras.

Disfrutar de la comodidad del comercio online

Comprar por Internet es otra posibilidad que tiene sus ventajas, porque se hace tranquilamente desde casa. Eso sí, hay que ser previsores y realizar los pedidos con antelación para que lleguen a tiempo. Con el colapso que se produce en Correos con las felicitaciones navideñas, lo más conveniente es adelantar los encargos a noviembre para que no haya retrasos.

Más tiempo para organizar las compras

Otra forma de estar relajados para hacer las compras navideñas es organizar las compras con tiempo. La primera medida que se debe poner en práctica es hacer listas con todo lo que hay que comprar para esos días, tanto de comida como de regalos. A partir de estas listas podemos calcular un presupuesto y adaptarnos al mismo para evitar que se disparen los gastos.

Calcular con tiempo los gastos

Cada español gastará 700 euros en la campaña de Navidad, una cantidad que puede provocar un desajuste en las cuentas. Para evitar sorpresas, es conveniente calcular con antelación los gastos y fijar un presupuesto. Una vez calculado el techo de gasto se puede pedir un préstamo personal para sufragar los extras navideños y devolverlo en los meses siguientes.

En Naranja | Cómo gastar menos que la media esta Navidad en 10 sencillos pasos