¿Te interesa el running? Esto es lo que tienes que saber para ahorrar

En el mundo de los deportes, las modas son bastante habituales. Los Juegos Olímpicos o los mundiales de fútbol son acontecimientos que afloran un interés que, hasta ese momento, parecía oculto. Lo que ya no es tan normal es que en en medio de una crisis económica nazca una pasión tan fuerte y prolongada en el tiempo como la que se ha generado en España con el running.

Una pasión de estas dimensiones se tenía que notar en la economía. No en vano, la venta de zapatillas para correr ha aumentado un 92,65% en los últimos seis años. Pero ya no es suficiente con un calzado cómodo; cada día son más los accesorios que salen a la venta y cada día más las necesidades que nos creamos. Pero tranquilos; aunque seas de los que necesita salir a correr con todos los accesorios imaginables, en esto del running también es posible ahorrar.

¿Cómo deben ser mis zapatillas?

running_2

Una de las ventajas del running y quizá, su mayor atractivo, es que no necesitas gastar mucho dinero para disfrutar de este deporte. Con unas zapatillas viejas es más que suficiente. Evidentemente, esta no es la situación óptima, dado que si no utilizamos un calzado cómodo, el ahorro obtenido por comprar unas malas zapatillas lo perderemos, con creces, con el gasto que supondrá una gran cantidad de visitas a nuestro podólogo.

Es importante, por tanto, no escoger cualquier modelo de zapatilla. Hay que llevar calzado cómodo y adaptado a nuestra pisada, para lo cual es interesante hacer un estudio previo para conocer nuestra pisada y nuestro estilo al correr. Existen muchas tiendas dedicadas en exclusiva al running que nos harán estudios de pisada gratuitos, aunque lo óptimo es acudir a una clínica podológica para que nos valore un experto.

Una vez hayamos comprado el calzado que mejor se adapta a nuestro grado de pronación o supinación (términos que hacen referencia a los movimientos de los huesos del pie), es importante reemplazar las zapatillas cada 700-800 kilómetros, pero conseguir zapatillas nuevas cada pocos meses puede resultar caro. Para hacer que tu calzado dure más, es conveniente utilizarlo solo para correr o hacer ejercicio, guardar nuestras zapatillas en un lugar fresco y seco y utilizar un cepillo, jabón suave y agua fría para lavarlas.

Pero, ¿qué qué modelo debo comprar? Al igual que ocurre con cualquier prenda y producto deportivo, las marcas intentan vender tanto los nuevos modelos como los modelos de años anteriores, que suelen ser bastante parecidas pero con un precio más reducido. De hecho, muchos corredores esperan a que salgan los nuevos modelos para comprar los modelos antiguos.

¿Y el resto de prendas deportivas?

Al margen de las zapatillas, no es necesario gastarse mucho dinero en el resto de indumentaria deportiva para salir a correr. Con un pantalón corto y una camiseta en verano y un poco más de abrigo en invierno es más que suficiente para hacer unos cuantos kilómetros.

No obstante, si eres de los que necesita ropa específica para practicar este deporte, no hace falta comprar ropa de temporada ya que, al igual que las zapatillas, encontrarás grandes descuentos por prendas similares. Es posible comprar ropa de invierno en primavera o verano con grandes descuentos. y viceversa.

En cualquier caso, y como ocurre con casi cualquier otro producto, las tiendas online suelen ser más baratas que las tiendas físicas. Con la fiebre que existe en la actualidad por el running, las ofertas tanto en zapatillas como en el resto de accesorios son permanentes, y en todas las páginas de outlets de moda online, como Privalia o BuyVip, o más especializadas en running, como outlet-running, DeporVillage o TiendaRunning, podemos encontrar prendas deportivas a muy buenos precios.

Entrénate gratis y participa en carreras locales

Practicar running solo puede ser demasiado aburrido y, por esta razón, muchas personas comienzan a salir a correr y lo dejan de forma prematura. Existen numerosos grupos de running, unos gratuitos y otros de pago, que no solo nos ayudan a matar este aburrimiento sino que, además, entrenan técnica, velocidad, fuerza y resistencia en carrera.

Sin embargo, es posible mejorar sin necesidad de recurrir a un grupo de running de pago. Muchas tiendas ofrecen entrenamientos y entrenadores gratuitos para salir a correr. Aunque no consigamos todos los beneficios de un entrenador personal, obtendremos los beneficios de trabajar con un experto y mantener la motivación trabajando con otros corredores. Además, muchas carreras ofrecen entrenamientos específicos para prepararlas.

Si vas a participar en una carrera, lo mejor es apuntarse cuanto antes para beneficiarnos del mayor descuento por inscripción temprana, de modo que podamos ahorrar dinero y aumentar nuestra motivación de cara a la carrera. En cualquier caso, es mejor empezar a participar en carreras locales, ya que el coste de transporte, hotel y comidas suma.

¿Pulsómetro o smartphone? ¿Cómo puedo medir mi progreso?

running_3

En la mayoría de casos, los runners buscan motivación adicional al mero hecho de salir a correr, estar en forma y adelgazar. Entre estas motivaciones se encuentra medir sus progresos y competir contra ellos mismos, en una lucha constante por mejorar sus marcas personales. Para ello, es interesante disponer de algún tipo de dispositivo que mida nuestros registros cada vez que salgamos a correr, como los pulsómetros.

Existen multitud de modelos diferentes en el mercado en una horquilla de precios que va desde los 90 hasta los más de 500 euros, dependiendo de nuestras necesidades. No obstante, es importante saber de antemano el tipo de ejercicio que vamos a realizar: si simplemente vamos a salir a trotar, es suficiente con comprar un pulsómetro con GPS integrado (hay bastantes modelos por menos de cien euros que cumplen su cometido a las mil maravillas); sin embargo, si necesitamos un dispositivo más sofisticado para, por ejemplo, hacer series de tiempo o medir los ritmos de respiración, el precio del dispositivo evidentemente se encarecerá. Sea como fuere, lo recomendable es, de nuevo, acceder a los outlets de moda para comparar precios y comprar el que consideremos mejor.

No obstante, con la generalización del uso de los smartphones, los pulsómetros han pasado a un segundo plano. En la actualidad, existen multitud de aplicaciones gratuitas para móviles que sirven para medir tiempos, recorrido, distancias e, incluso, nuestras pulsaciones. Algunas de las más conocidas son Runkeeper, Runtastic, Endomondo o Strava, cuyas funciones son muy similares y que, además, no solo sirven para running, sino también para otros deportes de resistencia, como la bicicleta. Tan solo necesitamos un brazalete para colocar nuestro móvil, cuyo precio no suele ser superior a los diez euros, y ya podemos comenzar a correr al tiempo que escuchamos nuestra música preferida.

Pero, ¿qué es mejor? ¿El pulsómetro o la aplicación? Evidentemente, el pulsómetro es más cómodo y más manipulable, ya que va colocado en una muñeca y la técnica de carrera permite que podamos acceder a él más fácilmente. Sin embargo, un corredor novato puede salir perfectamente con un brazalete y su móvil, ya que estas aplicaciones proporcionan, además, multitud de información práctica de cara a mejorar nuestras marcas de forma gratuita (en ocasiones, incluso, más que la de cualquier otro aparato). Por tanto, si somos novatos, no es necesario comprar un pulsómetro.

Y siempre hacia adelante

No hay que perder de vista que el running es una de las prácticas deportivas más baratas que existen. Aun así, mucha gente se gasta grandes cantidades de dinero en este deporte, aunque muchas veces sin necesidad. Un deporte al alcance de todos los bolsillos que, además, permite mejorar nuestra salud y nuestra forma física.

En Naranja | Cálzate las zapatillas y a correr: varios beneficios para nuestro bolsillo del running

Imagen | Joshua Sortino, stux, FirmBee

Conversación