Te queda solo un mes para pagar menos a Hacienda el año que viene

Se acaba el año y toca echar la vista atrás. A lo largo de los últimos doce meses hemos puesto en práctica muchos consejos de ahorro para poder llegar a finales de 2015 con un balance positivo, pero es posible que no haya sido suficiente. Si no hemos realizado una correcta planificación fiscal, o si hemos tenido más de un pagador, es posible que entre abril y junio de 2016 tengamos que volver a pagar en nuestra declaración de la renta.

No obstante, todavía hay tiempo de solucionar esta situación. Diciembre nos brinda una última oportunidad para llevar a cabo una serie de sencillas acciones que tienen como objetivo reducir nuestra factura fiscal, y todas ellas están al alcance de nuestra mano.

Planes de pensiones y productos de previsión

Los planes de pensiones se postulan como una necesidad cada vez más evidente a la vista de que la sostenibilidad futura del sistema de pensiones está en entredicho, al tratarse de un complemento ideal para nuestra futura pensión pública. Además, cuenta con un importante atractivo fiscal para los ahorradores.

La totalidad de aportaciones realizadas a un plan de pensiones son deducibles en el Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas, hasta un máximo de 8.000 euros o el 30% de los rendimientos netos o de actividades económicas, lo que puede reducir nuestra factura a pagar a Hacienda hasta en un 47%. Diciembre es un mes idóneo para realizar más aportaciones en función de nuestra capacidad económica o, incluso, abrir un plan de pensiones si todavía no lo hemos hecho.

Donaciones

Como donante, también podemos beneficiarnos de una reducción en el IRPF. Para ello, tan solo debemos contar con un certificado que debe emitir y enviarte la ONG a la que se haya realizado la donación.

Ahora bien, el importe de la deducción variará en función del régimen fiscal de la organización con la que hayamos colaborado:

  • Las donaciones realizadas en favor de fundaciones y asociaciones sujetas a la Ley 49/2002 disfrutarán de una deducción del 50% para aquellos 150 primeros euros donados y del 27,5% a partir de ese importe. Además, si se realizan donaciones plurianuales a la misma entidad durante al menos tres años, el contribuyente disfrutará de una deducción del 32,5%.
  • Las donaciones realizadas en favor de fundaciones declaradas de utilidad pública, pero no sujetas a la Ley 49/2002, gozarán de una deducción del 10% del importe de la donación.
  • Las donaciones realizadas en favor de fundaciones y asociaciones no declaradas de utilidad pública no gozarán de deducción.

Estas bonificaciones tienen el límite del 10% de la base liquidable del contribuyente.

¿Todavía desgrava la vivienda?

A pesar de que, desde el 1 de enero de 2013, el Gobierno eliminó la desgravación por compra de vivienda, todavía existen determinadas circunstancias que dan derecho a deducción. En concreto, aquellos contribuyentes que ya dedujeron su hipoteca en los años 2012 y anteriores, mantienen una bonificación del 15% de las cantidades invertidas hasta un máximo de 9.040 euros.

Por esta razón, puede ser interesante amortizar de manera anticipada una parte de nuestra hipoteca, siempre y cuando nuestra economía familiar nos lo permita y, sobre todo, si las comisiones por cancelación parcial, en caso de que las hubiese, no suponga un sobrecoste demasiado elevado.

¿Has comprado acciones o participaciones de empresas de reciente creación?

La Ley de Emprendedores introdujo una interesante deducción para favorecer la inversión de particulares y business angels en empresas de nueva creación. En concreto, estos inversores podrán beneficiarse de una deducción del 20% de las cantidades invertidas, hasta un máximo de 50.000 euros. Es decir, una persona que haya invertido 50.000 euros en una empresa de reciente creación verá reducida su base imponible en 10.000 euros.

Y, por supuesto, las deducciones autonómicas

Cada Comunidad Autónoma tiene sus propias deducciones sobre la cuota autonómica del IRPF. Por esta razón, puede ser interesante echar un vistazo a cuáles son las situaciones en las que podremos beneficiarnos de una bonificación.

En definitiva, nos quedan pocas excusas para pagar menos a Hacienda de cara a la próxima declaración de la renta. Así que, adelante, que ya nos queda poco 2015 que recorrer.

En Naranja | ¿Cómo puedo consultar el estado de mi Declaración de la Renta?

Imagen | Safouan Besrour

Conversación