El espacio también es oro: todas las técnicas para que tu casa parezca más grande que nunca

Desde el cambio de siglo se ha venido dando una curiosa combinación: los pisos son cada vez más pequeños y nosotros tendemos a acumular posesiones que ocupan nuestro menguante espacio vital. En muchas ocasiones, esto provoca que acabemos mudándonos a una casa de mayores dimensiones, con el consiguiente sobrecoste para el presupuesto familiar, porque la otra “se nos ha quedado pequeña”.

Y es que el espacio también es oro, así que para evitar tal extremo, hoy vamos a revisar todas las técnicas para que nuestra casa parezca más grande que nunca.

Reduciendo nuestras posesiones

espacio-casa-2

 

El primer paso para lograr más amplitud en casa es obvio: debemos reducir nuestras posesiones. ¿Realmente necesitamos guardar en el armario esa ropa que hace años que no nos ponemos? ¿Y los apuntes de la carrera que no hemos consultado nunca jamás?

Así que empezaremos por hacer limpieza general, deshaciéndonos de todo aquello que no hayamos utilizado en el último año o dos. La ropa, los aparatos electrónicos (ordenadores, móviles, videoconsolas antiguas…), los libros y algunos aparatos de cocina son firmes candidatos a salir por la puerta.

Por supuesto, no es necesario tirar todo aquello que ya no necesitamos; podemos venderlo o donarlo para que disfrute de una segunda vida.

Obteniendo más espacio de almacenaje

espacio-casa-3

 

Otro de los elementos que influyen a la hora de tener la sensación de que una casa se queda pequeña, es que haya siempre muchas cosas por en medio que no tengan un sitio en el que guardarse. Por eso, aunque logremos reducir nuestras posesiones, siempre viene bien obtener más espacio de almacenaje. El objetivo debe ser que cada objeto tenga su lugar y cada lugar su objeto.

Entre los trucos más habituales: cambiar la cama por una con cajones bajo el somier, aprovechar bien la altura de los techos y colocar altillos en los armarios o sustituir vitrinas y aparadores por armarios con puertas y mayor capacidad.

No obstante, no se trata de conseguir siempre más sitio para guardar más cosas, sino buscar un equilibrio y lograr que la casa pueda estar siempre ordenada.

Utilizando la decoración para dar sensación de amplitud

espacio-casa-4

 

La decoración es una gran aliada de los espacios pequeños y podemos aprovechar algunos consejos básicos para lograr esa ansiada sensación de amplitud.

En primer lugar, la iluminación. Debemos asegurarnos de que nuestra vivienda esté muy bien iluminada, ya sea con luz natural o artificial. Gracias a las bombillas LED podemos conseguir una vivienda luminosa sin que afecte a nuestra factura eléctrica.

En esa misma línea, los colores claros y lisos, sin estampados ni texturas o estampados densos, ayudan a reflejar la luz y dar mayor amplitud al espacio.

Por último, aunque hemos hablado de la importancia del espacio de almacenaje, no hay que llenar la casa de muebles y optar siempre por mobiliario de líneas ligeras, evitando piezas pesadas como pueda ser un gran mueble de comedor de pared a pared.

Manteniendo nuestras posesiones a raya

espacio-casa-5

 

Ya hemos conseguido que nuestra casa parezca más amplia, pero ahora debemos conseguir que se mantenga así. Un buen truco para lograrlo es que, cada vez que entre algo en nuestra casa, salga otra cosa.

Por ejemplo, si nos compramos una nueva camisa o unos zapatos, retiraremos del armario un par que llevemos tiempo sin utilizar. El mismo criterio podemos aplicar con los libros, las películas o la música (aunque en este caso lo mejor es optar por contenido digital) y otras piezas del “ajuar”, como ropa de cama, toallas o vajillas, cristalería y cubertería.

La clave está en adaptarnos al espacio en el que vivimos, limitando nuestras pertenencias y utilizando las técnicas decorativas apropiadas para que nuestra casa parezca más grande que nunca.

En Naranja | 11 ideas para reciclar y darle una nueva vida a tu terraza

Conversación