Tu smartphone es un parquímetro: apps para pagar el estacionamiento regulado y ahorrar

Ahorrar en estacionamiento regulado con tu smartphone

Las personas que suelen aparcar sus vehículos en la calle agradecerán el lanzamiento de las aplicaciones para aparcar en zonas de estacionamiento regulado que se están implantando en distintas localidades de la geografía española. Gracias a estas apps, el smartphone se convierte en el nuevo parquímetro, al permitir controlar desde la palma de la mano de los propietarios de los vehículos el pago y el tiempo de aparcamiento en zonas reguladas.

Dependiendo de la ciudad y de la zona de aparcamiento, habrá que usar una aplicación concreta para gestionar el aparcamiento. En la entrada de hoy, comentamos el funcionamiento general y mencionamos algunas de las más populares.

Aplicaciones para pagar estacionamiento regulado: ¿dónde pongo el ticket?

Cuando se empiezan a usar las apps de estacionamiento regulado, una de las primeras cosas que se pregunta la gente es cómo se pone en el coche el ticket que justifica que se ha pagado. La respuesta es que con estas aplicaciones no hace falta poner ticket porque con ellas se moderniza todo el sistema de control de aparcamiento.

Hay que tener en cuenta que para poder usar estas apps hay que registrarse en cada aplicación, por lo que la primera vez que se quiera pagar lleva un poco de tiempo. En el caso de ciudades en las que operan varias concesionarias del servicio de estacionamiento regulado, como en Madrid, se está dando el caso de que hay que instalar una aplicación para cada zona, lo que requiere un registro para cada una de ellas y no se puede compartir el saldo entre los diferentes sistemas.

Una vez pasado este trámite del registro y alta, todo resulta muy sencillo y basta con encontrar un hueco para aparcar y, sin salir del vehículo o ya caminando desde la calle, lanzar la aplicación correspondiente para pagar por el tiempo que se desee estacionar. Para el pago se requiere una tarjeta de débito o crédito, desde la que se recarga la cuenta de usuario de la app. Hay aplicaciones que exigen un pago mínimo de 5-10 euros por recarga, mientras que otras dejan recargar la cantidad deseada por el usuario.

Con el nuevo sistema, los controladores llevan un dispositivo que lee las matrículas de los coches y coteja con sus base de datos si existe algún pago en vigor para el vehículo, de tal manera que si el conductor ha pagado desde la app, saldrá un mensaje advirtiendo de que ha cumplido con su obligación. En caso de que no haya registrado ningún pago, el sistema propone la sanción a aplicar.

Para los usuarios del sistema que siguen usando el pago en la máquina de la calle y colocando el ticket en el salpicadero, el sistema de control no cambia y seguirá siendo de forma visual por parte del controlador encargado. Seguro que en unos cuantos años nos ocurrirá como con las cabinas y teléfonos públicos, que pasaron de ser un elemento habitual en el mobiliario urbano y en bares, a ser algo absolutamente residual y que hoy en día han sido sustituidas por los teléfonos móviles.

Ventajas del pago del estacionamiento regulado desde el smartphone

Las mayores ventajas del pago del estacionamiento regulado desde el smartphone son la comodidad y el ahorro que se puede conseguir con este nuevo sistema. Es muy cómodo porque ahora los conductores no tienen que preocuparse de llevar algo de dinero suelto cada vez que quieran aparcar o recargar las tarjetas prepago de estacionamiento (en aquellas localidades donde están disponibles). Ahora basta con ir recargando la cuenta de pago del sistema para cada app.

El ahorro para los conductores es probablemente el punto más fuerte de estas aplicaciones, para todo tipo de estacionamientos. De entrada, permiten ajustar el tiempo que se quiere aparcar, sin importar de las monedas que se lleven en el bolsillo, lo que significa que afinando bien los tiempos de aparcamiento se podrá evitar gastar de más. Este es el típico caso de cuando se lleva en el bolsillo una moneda de dos euros y sólo se va a estacionar media hora, que cuesta mucho menos de esta cantidad, pero como la máquina expendedora el ticket de aparcamiento no da cambio, se pierde.

Para los estacionamientos con incertidumbre, es decir, para aquellos en los que no se sabe cuanto tiempo se va a necesitar tener el coche aparcado y es un incordio tener que ir a renovar el ticket, estas aplicaciones resultan ideales. Por ejemplo, cuando se están realizando gestiones y hay que esperar una cola, pagando con alguna de estas apps se evita perder el turno por tener que abandonar la fila.

Para los estacionamientos de larga duración, aunque el sistema de estacionamiento suele requerir mover el vehículo, en la práctica apenas se controla esta condición, por lo que se puede renovar el ticket sin tener que ir a una máquina a sacar un ticket e ir, a continuación, a colocarlo en el salpicadero.

Si se dispone de tiempo muerto durante el estacionamiento, desde las apps se puede ir renovando el aparcamiento por franjas pequeñas de tiempo para pagar menos por el total de tiempo estacionado. Esto es así porque el coste por minuto de aparcamiento es más bajo en los primeros tramos de tiempo de estacionamiento, incrementándose exponencialmente a medida que se añaden minutos. Por ejemplo, en Madrid se paga 1,25 céntimos de euro por minuto (25 céntimos de euro en total) para un estacionamiento 20 minutos, mientras que para uno de 2 horas se pagan 2,42 céntimos de euro por minuto, es decir, 2,90 euros o casi el doble por minuto. Por tanto, en casos como visita a la consulta del médico que no se sabe cuánto tocará esperar, pagar en franjas pequeñas permitirá pagar el precio más barato por minuto estacionado. Esto no sería operativo en otras situaciones, como en el estacionamiento mientras se trabaja o con un cliente, dado que las continuas distracciones impedirían trabajar y sería contraproducente.

Una funcionalidad adicional de estas aplicaciones es la del pago de denuncias desde la propia aplicación, lo que ayuda a anularla pagan en el primer plazo de gracia, así como a evitar malentendidos cuando se pierde el papel de la denuncia del parabrisas del vehículo infractor, lo que puede acarrear el pago de recargos por ignorar la infracción.

Por último, si hay que ponerle una pega a estos sistemas de pago del estacionamiento regulado es la variedad de aplicaciones existentes, lo cual no es bueno para los usuarios. Tener que darse de alta y gestionar más de una aplicación, supone un esfuerzo extra que bien podría evitarse con una única app gestionada por el organismo que cede los viales para su gestión. Por otra parte, está el problema de las administraciones que no se hablan entre ellas, no sirviendo la mayoría de estas apps para pagos en localidades limítrofes.

Ejemplos de aplicaciones para pagar el estacionamiento regulado

Ejemplos de aplicaciones que permiten el pago del estacionamiento regulado en diversas localidades son las siguientes:

  • ePark: para pagar en Marbella, Santiago de Compostela, Madrid y Santander. Permite gestionar pagos para más de un vehículo. Lo mejor de su sistema son su componente social, que permite a un usuario enviar un ticket para que lo utilice otro durante su estacionamiento, y el sistema de alarma que avisa con un mensaje push al usuario del teléfono 10 minutos antes del vencimiento del tiket. Disponible para iPhone, Android, Windows Phone, Blackberry y, en breve, prometen que tambiénn para Firefox OS. Web oficial (OJO animación con sonido preactivado).
  • EYSA Mobile: para pagar en Ibiza, Logroño y Madrid. Sus puntos fuertes son la funcionalidad de ver el histórico de los pagos, algo en donde al principio cuesta acostumbrarse en este nuevo proceso de pago, el sistema de bonificaciones del estacionamiento para clientes de comercios, y la posibilidad de “desaparcar” y recuperar el importe no consumido del ticket. Está disponible para iPhone, Android y Windows Phone. Web oficial.
  • Telpark-Tick2Go: disponible en Alcobendas, Arucas, Baracaldo, Castelló d’Empuries, Huesca, Madrid, Pamplona, Ponferrada y Toledo. Es muy sencilla y su funcionamiento llama la atención porque sólo se puede usar en formato apaisado. Disponible para Android, iPhone y Windows Phone. Web oficial.

En los últimos meses han ido surgiendo estas aplicaciones de pago de estacionamiento regulado y mucha gente aún no las conoce. Las reseñadas en la lista son las que he podido probar personalmente, por lo que se agradece que nos contéis en los comentarios otras aplicaciones disponibles que no hayamos tenido en cuenta.

En Naranja | ¿Vas a comprarte un coche? Léete estos consejos
Imagen | Shirley

Conversación

  • 8196

    En Barcelona usamos apparkaB,que por su pronunciación significa “aparcar bien”. Te permite tener el parquímetro abierto hasta que llegas y lo cierras nuevamente, una forma muy cómoda de aparcar sin reservas de tiempo ni dudas. Lástima que no esté para las ciudades colindantes a Barcelona.

  • minue

    La verdad es que vienen genial aplicaciones como estas, porque rara vez llevo monedas encima como para pagar el parquímetro y además siempre acabo pagando de más por si acaso…

  • Natalia Molina

    No me parece que en todo el texto se mencione el coste del servicio y, si no entendí mal, cuando me di de alta en Telpark, el precio del minuto tiene cierto recargo por hacer el pago mediante móvil. ¿Es así? ¿Son todos servicios con coste?

  • Alfonso Guitart

    Os voy a dar mi opinion:no utiliceis nunca las aplicaciones para moviles. Usad siempre los parkimetros. Os cuento mi experiencia:

    Siempre he estado al tanto de todas las nuevas tecnologias. Desde que existen las aplicaciones para el movil fui de los primeros en descargarlas e intentar utilizarlas. Al principio fue toda una odisea, nunca funcionaba, no reconocia las zonas….vamos un dilema.

    Desde la vuelta de este verano parece que ya funciona mejor y llevo utilizando cómodamente 4 meses, hasta hoy….

    Aparco en castellana 183 y activo la aplicación y me pone que estoy en el distrito 46 castellana. Le digo q ok y cuando regreso me encuentro una multa de 60€. Busco al controlador y me dice que estoy en la zona 63 y q no me vale el tiquet.
    Le pregunto que como viendo que he pagado y q estoy en horario , cómo me pone la multa y en su defecto, cómo no me da opcion a anular la denuncia, ya que yo he pagado. Me dice que imposible y que recurra a la aplicación.

    Les escribo muy amablemente para que me digan como solucionarlo y educadamente me dicen que no pueden. Que es error mio y que intente recurrir al ayuntamiento.

    Les he solicitado que me reintegren el importe del aparcamiento, ya que no ha surtido efecto y que me reintegren el resto de dinero a cuenta que tienen mio ya que no voy a utilizar su aplicacion nunca mas debido a su mala gestión y los errores que produce.

    Se que no me van a devolver nada y que el ayuntamiento tampoco va a hacer nada. Tengo que resignarme a compartir mi experienciacon todos vosotros y que el mayor numero de usuarios sepa que NUNCA utilicen aplicaciones como EYSA porque no te van a cubir en caso de multa.

    Gracias y espero que esto sirva para algo

  • Pingback: Organízate y aprovecha tu tiempo con estas siete apps para tu móvil - En Naranja, ING DIRECT()