¿Tu vecino te está robando el Wifi? Esto es lo que tienes que saber para detectarlo

Si te ha ocurrido alguna vez que la velocidad de subida o bajada de tu conexión a Internet se reduce de forma sustancial y no sabes exactamente cuál es la causa, es posible que tengas un intruso aprovechándose de tu conexión wifi y no te hayas enterado. Por suerte, es sencillo detectar si alguien está robando tu wifi y poner remedio para que tu conexión a Internet funcione a pleno rendimiento.

¿Cómo saber si tu vecino te está robando wifi?

Lo más fácil es recurrir a alguna herramienta de análisis de los dispositivos conectados a nuestra red. Existen aplicaciones que buscan dispositivos conectados a la red y que los identifican por su dirección mac, que viene siendo algo así como la matrícula que les identifica de forma unívoca.

Si eres usuario de Android o iPhone, la aplicación Fing será una gran aliada. Se trata de un escáner de red que permite identificar todos los dispositivos conectados, por wifi y cable, sin necesidad de conocimientos especializados. Así, con Fing se puede ejecutar un análisis, identificar cada aparato propio y detectar si hay alguno conectado que no esté bajo nuestro control.

Fing

Si el análisis lo queremos hacer desde un ordenador, existen aplicaciones para Windows, Mac y Linux que permiten detectar intrusos en nuestra wifi. Por ejemplo, AngryIP y Wireless Network Watcher. El procedimiento es idéntico, ejecutamos la aplicación y esperamos unos segundos a que el programa muestre los dispositivos conectados a la red wifi.

Angry IP

¿Cómo puedo evitar que mi vecino me robe wifi?

Lo primero es revisar la configuración del router, evitando opciones de configuración defecto y contraseñas débiles o que se puede localizar por Internet. Lo siguiente es buscar una combinación de usuario y contraseña robustos para acceder al router, evitando confiar en la que viene de fábrica.

A continuación, toca configurar un protocolo de cifrado y contraseña para encriptar los datos que viajan por la red wifi (claves de servicios online, tarjetas de crédito, email,…), y así protegerlos para que no los puedan ver terceras personas. Los expertos recomiendan algoritmos fuertes, como mínimo WPA o WPA2, y una contraseña de al menos 14 caracteres alfanuméricos y especiales.

Se pueden aplicar medidas más avanzadas, pero requieren cierta experiencia en el manejo de la configuración de la red y el router. Se puede ocultar el nombre de la red, lo que obligará a introducirla a mano cada vez que alguien se quiera conectar por primera vez; filtrar por direcciones mac supone crear una lista blanca de dispositivos que se pueden conectar; reducir el rango de direcciones IP internas de la red ayuda a poner las cosas difíciles a quien intente usarla sin nuestro permiso.

¿Y si le das la vuelta y de paso ahorras?

Por último, una opción que puede ser muy interesante es la de hablar con el vecino para cooperar, ofreciéndole un trato para pagar a medias la conexión a Internet. Sería una solución win-win, que te permitiría ahorrar dinero y a tu vecino “volver del lado oscuro” para disfrutar de su cuota de conexión con total libertad y a buen precio.

Compartir la conexión a Internet puede ser una buena opción, si pensamos que la mayor parte del tiempo mucha gente no la utiliza porque está fuera del hogar o durmiendo. Además, para el vecino resulta interesante porque este sistema le permite tener wifi a un coste muy bajo, como mucho podrá necesitar un repetidor de entre 30-100 euros para que la señal tenga buena calidad en su domicilio.

Todo ello sin comprometerse a instalar nada en su casa, ni a firmar un contrato y con la posibilidad de pagar fácilmente, por ejemplo, haciendo cada mes un envío instantáneo de dinero desde el móvil a través de Twyp.

En Naranja | El mejor antivirus eres tú
Imagen | andibreit

Conversación