Una bicicleta construida con dos taburetes de Ikea; reciclaje y reutilización como medidas de ahorro

reutilizar 1

¿Habéis oído alguna vez la expresión “no es más limpio el que más limpia, sino el que menos ensucia”? Bien, pues de forma similar, podemos afirmar que no es más ahorrador el que más ahorra, sino el que menos gasta, y ahí es donde entra el reciclaje y la reutilización como medidas de ahorro, o mejor dicho, de no gasto.

A veces nos empeñamos en buscar el mejor precio o el mayor descuento para comprar algo que queremos o que necesitamos, cuando la alternativa pasar por darle un nueva vida a objetos que ya no utilicemos. Sirva como ejemplo esta bicicleta construida con dos taburetes de Ikea, aunque veremos algunos otros.

La bicicleta construida con dos taburetes de Ikea

Bicicleta ikea

Aunque no se trata de una bicicleta al uso, sino una sin pedales para niños, ilustra perfectamente mi argumento, porque se trata de un objeto medianamente caro –entre 40 y 70 euros un modelo estándar– que vamos a conseguir reutilizando dos taburetes Frosta de la conocida marca de muebles sueca, que nuevos cuestan 6,99 euros cada uno, aunque eso no es lo importante.

En el vídeo de los diseñadores Samuel Bernier and Andreas Bhends, podéis ver cómo consiguen construir la bicicleta utilizando las piezas del taburete. Los asientos se convierten en ruedas, mientras que las patas se transforman en el cuadro, el manillar y hasta un asa para empujar al niño, todo con solo algún corte y unas tuercas aquí y allá.

El resultado es una bicicleta preciosa, que si la quisiéramos comprar en alguna tienda de juguetes de diseño costaría varios centenares de euros, y que es nuestra con solo pensar un poco en reciclar y reutilizar en vez de simplemente ahorrar comprando.

Reutilizar es ahorrar

De pequeño, en mi casa siempre nos mofábamos un poco de mi madre porque tenía (y tiene) la costumbre de no tirar casi nada. Parecía imposible que alguna de las cosas que guardaba pudieran servir en el futuro, pero el tiempo le ha dado la razón: reutilizar es ahorrar.

reutilizar lavadora

Porque, ¿qué sentido tiene gastar dinero cuando lo que necesitamos ya lo tenemos? Lo único que debemos hacer es mirar a nuestro alrededor e imaginar nuevos usos para aquello que parece desterrado al olvido.

Ejemplos hay muchísimos, todos los que queráis, de como con un poco de ingenio podemos lograr objetos realmente bellos, que nos embelesarían en el escaparate de una tienda, solo que hechos con cosas que normalmente tiraríamos a la basura.

Sin ir más lejos, sobre estas líneas, tenéis un precioso fogón de jardín que estoy seguro ninguno de vosotros es capaz de adivinar de dónde procede. Bien, pues es un tambor de lavadora simplemente limpiado y pintado, con unas patas soldadas.

jaula de diseño reciclada

Podría estar todo el día enumerando ejemplos, incluso haciendo referencia a los que yo mismo he hecho, como transformar una vitrina en la jaula para mi cobaya, pero más que inspiraros a que os animéis con el bricolaje casero, mi intención es que miréis el mundo con otros ojos.

Comprar y ahorrar comprando está bien, pero el verdadero ahorro reside en no gastar, algo que no siempre podemos conseguir, pero sí minimizar siguiendo el ejemplo de esta bicicleta construida con dos taburetes y la máxima de que el reciclaje y la reutilización son buenas medidas de ahorro.

En Naranja | ¿Y si nos fabricásemos el jabón en casa?

Etiquetas: , ,


  • Diego Lorenzana

    Pero, ¿esta bicicleta se puede usar en el Tour? :)
    Muy interesante, la verdad es que el modelo de negocio de Ikea es para que el resto de empresas lo copien.