¿Vas a comprarte un coche? Léete estos consejos

Cómo comprar un coche nuevo

El coche es, después de la vivienda, la inversión más fuerte que solemos hacer a lo largo de la vida, aunque lo hagamos varias veces. Desde el momento en que recibimos las llaves hasta que lo vendemos, traspasamos o damos de baja se inicia una larga secuencia de gastos, el precio de compra es solo el principio. A lo largo de esta guía vamos a hacer un enfoque global sobre los costes de un coche, para que sea una inversión eficiente a lo largo de los años.

La primera pregunta que habría que hacerse es ¿realmente necesitamos un coche en propiedad? No siempre interesa, sobre todo si tenemos un volumen de kilómetros al año muy bajo. Salvo que se trate de una compra por motivos emocionales, si hacemos menos de 1.000 km al mes, no compensa tener un coche en propiedad. Sale más a cuenta una motocicleta, alquilarlo puntualmente, o emplear servicios de coche compartido (car sharing, ride sharing o car pooling en inglés).

Si no es tu caso, sigue leyendo.

Primer paso: delimitar nuestras necesidades

Salvo que el presupuesto no sea un problema, tenemos que pensar que el coche es una inversión. En primer lugar hay que ser sincero con uno mismo respecto a las posibilidades de compra que tenemos. Es preferible pagar en efectivo y así evitar los costes financieros. Algunas marcas nos financian sin interés los primeros 10.000 euros.

Por un presupuesto x, podemos optar entre un coche nuevo de unas prestaciones, espacio y equipamiento determinado, o comprar en el mercado de ocasión uno con poco uso y mejores características por el mismo precio o menos. Hablamos de unidades que conservan garantía y no tienen apenas vicios ni problemas crónicos.

También tenemos que tener en cuenta cuánto nos queremos gastar de forma regular. Conviene informarnos de lo que nos va a costar el “numerito” (IVTM) en nuestro ayuntamiento para un coche determinado, averiguar los precios del seguro (no necesitamos tener el coche para ello), lo que cuesta un cambio de ruedas, etc.

¿Gasolina o diesel? Dependiendo del número de años a tener el coche, fundamentalmente. Los gasolina suelen ser más rentables a corto y medio plazo, depende de la marca y del modelo, pero a más de cinco años y 20.000 km al año lo más seguro es que nos cunda más un diesel. En algunos modelos el gasolina cunde más los primeros 60.000 km, pero también puede que lo sea a los primeros 160.000 km.

¿Qué segmento nos corresponde? Yo aconsejo comprar el coche más pequeño posible. Por ejemplo, un matrimonio con un niño no necesita un monovolumen. Los todoterreno, si nunca se va a salir de asfalto, no son recomendables, ya se ha demostrado que no son más seguros que un coche convencional, si acaso, igual de seguros, y hay excepciones.

¿Por qué? El tamaño importa. Si tenemos una plaza de garaje estrecha agradeceremos dimensiones compactas, y a la hora de aparcar en la ciudad, también es importante. Si nos preocupa especialmente la seguridad, nos tenemos que informar de todo el equipamiento de serie u opcional del modelo en cuestión, y consultar su calificación EuroNCAP.

Menor tamaño suele implicar menor consumo de combustible, más facilidad para aparcar, mantenimiento más económico, normalmente pagan menos impuestos y son más baratos en el seguro. Si tenemos espacio desaprovechado o que solo usamos una vez al año, la elección ha sido errónea.

Sobre el equipamiento, es importante discernir entre lo útil y lo menos útil. En las marcas asiáticas es común que los coches lleven equipamientos cerrados, si elegimos el elemento A, tendremos que llevarnos el B, C, D y E, pero sale así más económico que pedirlos por separado. En las marcas europeas va de otra forma, más libertad de elección.

Si hablamos de un coche de ocasión, comprándolo a un compraventa o concesionario nos da garantía. Entre particulares hay seis meses, salvo que se pueda demostrar que había un problema previo a la compra dentro de los seis meses posteriores. Algunas marcas ofrecen extensiones de garantía, importante también mirar este punto.

En la situación actual del mercado, que se venden pocos coches nuevos, las promociones son muy atractivas. Comparativamente con lo que se pagaba hace años y lo que se obtenía a cambio, los coches son ahora indudablemente más baratos en relación a la potencia, equipamiento, seguridad y precio.

Algunas marcas ofrecen un descuento adicional por la entrega de un coche viejo, independientemente de su estado, siempre y cuando sea nuestro. Dicen que crisis es sinónimo de oportunidad. Si no, el mercado de ocasión hoy día es muy dinámico y hay ofertas demoledoras. Acude a cualquier feria de ocasión y compruébalo por ti mismo.

El mantenimiento

Siguiendo con nuestra visión a largo plazo, podemos informarnos del coste del mantenimiento en la propia marca. Según el coche piden verlo cada año/15.000 km o dos años/30.000 km. Si la marca nos da más de dos años de garantía, tenemos que llevarlo a sus talleres oficiales imperativamente.

Si vamos a talleres independientes, tenemos dos años de garantía estándar del fabricante si se sellan las revisiones. Más allá el fabricante no tiene ninguna obligación legal. A la larga, con los descuentos de fidelización, puede que nos alegremos el haber confiado en una red oficial, pero esto no pasa siempre.

Hay dos tipos de mantenimiento, el parcial y el completo. El primero suele constar de cambio de filtros, aceite y filtro de aceite, más inspección rutinaria. Consulta con el fabricante el programa de mantenimiento que tiene. Si el motor tiene correa de distribución, pregunta lo que cuesta cambiarla y cuándo hay que hacerlo.

Recomendaciones sobre el seguro

Para coches con menos de cinco años, es recomentable un seguro a todo riesgo. Si elegimos la franquicia, ahorraremos mucho en la prima. Si damos un parte de daños propios con culpa, perderemos el importe de la franquicia (nos quedamos como estábamos), pero si no pasa nada o es culpa de otro (terceros) nos ahorramos la diferencia.

Por encima de los cinco años, puede que no compense el todo riesgo, porque la indemnización que recibiremos de la aseguradora se basa en las tablas de valor venal, y a lo mejor pagamos de más en balde. Tenemos los terceros ampliados (lunas, incendio y robo) como término medio entre el seguro básico que no cubre daños propios.

Compara compañías, el presupuesto telefónico es el más fiable. En definitiva, infórmate de lo que te va a costar el coche a lo largo de su vida útil. Sirva este ejemplo: un compacto de gama media que cuesta unos 24.000 euros, al llegar a los 160.000 km ha duplicado esa cifra con los gastos, y eso sin que se rompa nada.

Por lo demás, aparte de las frías cifras, también elige un coche que te guste y que te diga algo. Como vas a convivir mucho con él, mejor estar a gusto. No lo compres sin haberlo probado antes, y pregunta al vendedor todo lo que se te ocurra, es su obligación informarle. Dicho esto, elige bien y sobre todo, disfrútalo.

Javier Costas

Javier Costas estudió informática, pero vive, trabaja y respira por los coches. Desde que era un niño era un tema que le apasionaba, y ahora trabaja en Motorpasión y Motorpasión Futuro. Adicto confeso a las cuatro ruedas, acerca el automóvil a los que saben, no saben y creen que saben, de la misma forma que se lo diría a un amigo. Puedes seguirle en Twitter: @javiercostas.

Conversación

  • probertoj

    ¿Cuál es la contraprestación de la franquicia? ¿O todo es positivo?

    • Javier Costas

      La contraprestación es que si tienes que dar un parte sin culpa de terceros, como un rallón de la pintura, te lo comes con patatas.

      Es muy útil si no das partes y no te importa tener pequeños desperfectos sin arreglar o pagándolos tú, pero el ahorro se esfuma. Por otro lado, si tienes franquicia 0, no te cortas a la hora de pedir que te pinten el coche entero por acumulación de ralladuras.

  • superpyme

    No se si es el caso, pero lo comento aqui. Gente que ha comprado coches por internet. Tener mucho cuidado. Internet no es de fiar totalmente.

    Mucha gente compró coche en una web que se llama SUPERDIRECTCARS.COM, CIF B85814440, de Juan Carlos Piñeiro Gomez. Podeis ver el caso buscando en internet por el nombre de SUPERDIRECTCARS.COM. Este señor se ha quedado con el dinero de mucha gente. Es un caso curioso de no fiarse de comprar por internet coches. Seguros no se.

    Saludos